Sara Gallego buscará esta madrugada la primera final mundial en 400m. vallas

·2 min de lectura
Photo credit: Steph Chambers - Getty Images
Photo credit: Steph Chambers - Getty Images

La plusmarquista española de 400 metros vallas se metió en las semifinales mundiales de la prueba en Eugene, Oregon, como si llevara toda la vida haciéndolo, y se convirtió así en la segunda atleta en llegar tan lejos tras Miriam Alonso en Atenas 1997 y Cora Olivero en París 2003 y Helsinki 2005. Sara Gallego corrió en Estados Unidos más que ellas, y con 55,09s se convirtió en la atleta nacional que más rápido ha corrido en el campeonato.

De hecho, la marca de Gallego habría sido récord de España hasta hace 40 días, cuando la catalana de 21 años batía su plusmarca del año pasado en Tallin (cuando fue subcampeona europea sub-23) con 54,87s, registro que mejoraría dos semanas después en el Campeonato de España de Nerja hasta 54,34s, el tercer tiempo más rápido del año entre las atletas europeas.

Gallego no necesitó correr a su máximo nivel para entrar en las semifinales. Emplazada en la serie de una de las grandes estrellas del campeonato, la plusmarquista mundial Sidney McLaughlin, que corría por la calle más exterior, a la derecha de Sara, podría haber frenado más en los últimos metros y se habría clasificado igualmente entre las cuatro primeras. La estadounidense corrió en 53,95s, y la ucraniana Anna Ryzhkova, quinta en la final olímpica, adelantó a Gallego con 54,93s. La española accedió como tercera en la serie y con el 14º tiempo total de las 24.

"He salido nerviosa e insegura, sabía lo que nos jugábamos, pero me he sentido bien corriendo aunque no he tenido las mejores sensaciones encima de la valla, pero me he visto entre las primeras y he controlado", explicó Gallego al servicio de prensa de la RFEA.

Las semifinales que se celebran en la madrugada entre el miércoles y el jueves (3:24h en España) serán otra historia. Allí Sara Gallego será, a sus 21 años y por meses, la atleta más joven de las participantes. Comparte serie con el gran talento de su quinta, la neerlandesa Femke Bol, muy favorita a las medallas.

Desde la calle siete, tendrá que estar entre las dos mejores o buscar los dos mejores tiempos en una serie con cuatro mujeres que han bajado en su vida de 54 segundos y otra, la británica Jessie Knight, también con mejor marca que sus 54,34s. "Tengo que dar ese último plus que tengo en los últimos metros pero tengo disfrutar, no me puedo poner más presión de la que hay", asegura la atleta catalana, que si logra la machada pisará un nuevo territorio desconocido para el atletismo español.

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios puedan establecer conexiones en función de sus intereses y pasiones. A fin de mejorar la experiencia de nuestra comunidad, hemos suspendido los comentarios en artículos temporalmente