Sara Carbonero e Iker Casillas, un amor inquebrantable a pesar de los obstáculos

1 / 6
Sara Carbonero e Iker Casillas, un amor inquebrantable a pesar de los obstáculos

La historia de amor de Iker Casillas y Sara Carbonero no ha sido un camino de rosas. Su relación ha estado repleta de obstáculos desde el principio, pero como ha dicho recientemente el portero, "un mar tranquilo nunca hizo un buen marinero". Iker y Sara han hecho frente a numerosas dificultades que, lejos de separarles, les han unido más si cabe. Ahora, cuando todavía se estaban recuperando del susto por el infarto del portero, la vida les ha sorprendido con un nuevo contratiempo. La periodista ha tenido que ser operada de un tumor maligno en el ovario y en los próximos meses tendrá que llevar un tratamiento. "Sé que el camino será duro pero también que tendrá un final feliz”, dice. También sabe que cuenta con el apoyo incondicional de su marido en estos momentos tan delicados. Porque Casillas siempre ha estado al lado de la periodista en sus horas más bajas, y viceversa. Solo hay que retroceder hasta el 1 de mayo para ver cómo Sara voló literalmente a Oporto para reunirse con él y mandar un mensaje tranquilizador a todos sus seguidores: "Afortunadamente todo ha quedado en un susto. Como me decía hoy una buena amiga, la vida tiene a veces esa extraña manera de recordarnos celebrar cada latido". 

 

Iker y Sara

Esta batalla, la más dura, llega tras otras que en su día llevaron a la pareja a copar más de un titular. En 2010, el mismo año en el que se conocieron, se celebraba en Sudáfrica el Mundial de Fútbol. Casillas jugaba como portero y Sara cubría la información a pie de campo para Telecinco. Las críticas no tardaron en llegar, pero el triunfo de España calló muchas bocas. Y el beso de Iker a Sara pasó a la historia. “Habíamos sufrido bastante y ella lo pasó mal con las críticas sobre que me distraía. Aquel momento era el broche ideal para poner punto final al campeonato. Fue un bonito final para todos. Ella no lo sabía, actué sin más y surgió", explicó el deportista durante una entrevista con Bertín Osborne. "A veces la gente piensa que solo somos un personaje, pero detrás tenemos a mucha gente que sufre por nosotros: tíos, abuelas, amigos, vecinos…. La gente piensa que es gratuito meterse con uno o con otro, y todo el mundo tiene su corazoncito", añadió. 

 

Iker y Sara

La periodista, por su parte, confesó a Bertín Osborne que durante una etapa no le fue fácil compaginar su trabajo con su vida personal. "Intentaba mojarme lo menos posible, pero llega un momento que te aíslas un poco… yo cuando me metía en el informativo me concentraba mucho. Y ha habido veces que he tenido que decir cosas que te gustan más o menos. Hubo alguna época especialmente que yo le decía que era noticia todos los días y eso era lo peor para mí”, reconoció. Sin embargo, la presión nunca pudo con ellos y no se llevaron este problema a casa. “Nunca hemos discutido por eso”, recalcó Sara, ya que siempre “he pecado de lo contrario, de tener muchísimo más cuidado y de separar”. 

 

Iker y Sara

Se refería, sobre todo, a la época de José Mourinho como entrenador del Real Madrid cuando la tensa relación que existía entre el luso y el guardameta acabó salpicándola. Cada comentario que hacía sobre el clima del vestuario blanco se analizaba con lupa, pero en ningún momento pensó en abandonar su trabajo, ya que, según reveló su entorno más cercano a ¡HOLA!, sería como dar la razón a aquellos que insistían en poner en duda su profesionalidad. 

 

Iker y Sara

Tras un 2013 muy complicado, Iker y Sara dieron la bienvenida a su hijo Martín el 3 de enero de 2014. El niño llenó de alegría su hogar y ayudó a hacer más llevadera la salida de Casillas del Real Madrid en julio de 2015. "Mi mujer y mi hijo estarán a mi lado en esta apasionante etapa", dijo el portero entre lágrimas al anunciar que dejaba el equipo de Florentino Pérez y había fichado por el Oporto.

 

Iker Casillas

En ese momento, Sara hizo las maletas y comenzó una nueva etapa junto a su pareja, podríamos decir que la más feliz, ya que en el país vecino han visto crecer tanto a Martín como a Lucas, su hijo pequeño, que está a punto de cumplir tres años el próximo 2 de junio. El pasado mes de febrero, la periodista puso fin a su excedencia y regresó a Mediaset como colaboradora de Deportes Cuatro. "Ahora que mis niños son más independientes creía que era el momento adecuado de volver a la tele", explicó. 

 

Iker y Sara

Sin embargo, el destino ha truncado los planes de la periodista. De momento, Sara se centrará en librar su propia batalla al tiempo que Casillas decide hacia dónde encaminar su futuro. "Habrá un día que me tenga que retirar. Déjenme anunciar dicha noticia cuando llegue ese momento. Por ahora tranquilidad", comentó el portero. La pareja, casada desde el 20 de marzo de 2016, capeará este temporal con gran fortaleza, tal y como dijo Sara. "Y una vez que la tormenta termine, no recordarás cómo lo lograste, cómo sobreviviste. Ni siquiera estarás seguro de si la tormenta ha terminado realmente. Pero una cosa si es segura. Cuando salgas de esa tormenta, no serás la misma persona que entró en ella. De eso se trata esta tormenta", compartió con todos sus seguidores al anunciar que había sido operada de un tumor maligno en el ovario. Una cita del escritor Haruki Murakami (Kioto, 1949).