Sara Carbonero asegura que los desengaños amorosos 'se enfocan de otra manera' con la edad

Después de anunciar Sara Carbonero su separación de Iker Casillas, la rutina continúa y como cada martes y jueves toca volver a las ondas. Una de sus mayores ilusiones es el trabajo, su mejor terapia, y cada día que va a Radio Marca tiene la oportunidad de entrevistar a diferentes personalidades del mundo de la música, la televisión o el cine en su sección Que siga el baile. Este jueves ha invitado a David Otero, que saca un disco esta semana con nuevas versiones de algunos de los éxitos de su carrera musical. La presentadora y el cantante, junto a Vicente Ortega, han tenido la oportunidad de charlar sobre sus canciones, pero también sobre amor y desamor, la paternidad, amigos de profesión, recuerdos de infancia... y otros tantos temas de manera sincera y natural.

- Los mensajes de Sara Carbonero tras su separación de Iker Casillas

VER GALERÍA

Sara Carbonero, con Vicente Ortega y David Otero
Sara Carbonero, con Vicente Ortega y David Otero

Vicente Ortega, presentador del espacio en donde se puede escuchar Que siga el baile, la sección de Sara Carbonero, le preguntaba a David si alguna vez le habían roto el corazón. "No, tengo suerte", decía el cantante cuando hacían referencia a la canción Corazón malherido. "Cuando era más jovencito, más chavalín", decía, "ahora ya no". Desde 2006 el artista que formara parte de El canto del loco está casado con "el amor" de su vida, tal y como él mismo ha admitido en más de una ocasión: Marina, con quien tiene dos hijos. Sin embargo, para la comunicadora esto no era tan cierto: "Yo creo que para eso no hay edad, pero sí que se enfocan las cosas de otra manera", ha comentado, en medio de una semana en la que su separación tiene toda la atención mediática.

- Sara Carbonero asegura que está 'todo en orden' tras su separación de Iker Casillas

Sara prefiere no hablar públicamente de su vida privada pero se muestra sincera en sus conversaciones con Vicente Ortega y el invitado de la ocasión. Con Conchita no pudo evitar romper a llorar al hablar de los niños, un tema que también ha sacado con David al preguntarle cómo le ha cambiado la vida y la profesión el ser padre. "A todos nos la cambia", admitía ella, sincerándose sobre su maternidad como también lo hizo con Toñi Moreno.

VER GALERÍA

Sara Carbonero
Sara Carbonero

La ruptura de Sara Carbonero e Iker Casillas llegaba después de meses de especulaciones y, el miércoles, la revista ¡HOLA! publicaba las claves de su separación, desvelando que la presentadora no pudo más. Sin embargo, en su vuelta a la radio este martes quiso dejar claro que, pese a la mala noticia, en su vida estaba "todo en orden" e iba bien. Aprovechó entonces para insistir a su jefe, Vicente Ortega, que su deseo era ampliar las horas que pasa en Radio Marca y seguir creciendo en su carrera profesional, que dejó temporalmente paralizada cuando se mudó a Oporto con su familia. "Hoy y si me dejaran más días, más días, ya te he hecho muchas veces la petición, pero, de momento, no...". "El jueves vuelves, hija mía", añadió el director del espacio. "Sí, pero es muy poco", lamentó la periodista entre risas.

Sara volvió en enero a la radio en la que había comenzado su carrera, después de haber regresado a Madrid el pasado mes de septiembre. No fue fácil, puesto que su estreno se pospuso por Filomena y un mes más tarde tuvo que parar su intervención quirúrgica en la Clínica Universidad de Navarra. Sobre su enfermedad se había sincerado ya el día que anunció los detalles de su sección, y lo hizo diciendo: "Hay que normalizar las cosas, pasan a mucha más gente de lo que pensamos, pero pensamos que a ti no te toca". "Hay que aprender a vivir sin miedo", puntualizaba.

Haz click para ver el documental de Sara Carbonero, donde descubrimos las claves de estilo, su rutina diaria y cómo es capaz de conectar con todos sus fans. Puedes ver más en la nueva plataforma de vídeo ¡HOLA! PLAY, donde encontrarás programas de cocina, moda, decoración y documentales biográficos de ‘royals’ y ‘celebrities’. ¡No te lo pierdas!