¿A qué se debe la polémica de Abascal entre las reivindicaciones de los agricultores?

El campo español está en pie de guerra. Reivindica que se tomen medidas para paliar la situación de precariedad y baja rentabilidad en la que se encuentran desde hace años y se ha echado a la calle para que se le escuche. Este miércoles los agricultores habían sido convocados por las organizaciones UPA, COAG y ASAJA de la Comunidad de Madrid para manifestarse ante el Ministerio de Agricultura, Pesca y Alimentación. Varios cientos acudieron al llamado y también varios de los líderes de Vox, que fueron abucheados por unos y defendidos por otros.

La concentración, que congregó a varios cientos de participantes según El País, tuvo lugar frente al edificio que alberga el mencionado ministerio, frente a la estación de Atocha, en el centro de Madrid. "Queremos reivindicar precios justos. Los agricultores no queremos política. Los del campo llevamos viviendo así 40 años, llevamos en crisis 40 años reivindicamos precios justos", se le escuchó decir al portavoz de la comitiva encargado de leer el manifiesto.

Y una vez leído el texto, ese mismo portavoz pidió a los políticos allí presentes que se marchasen del lugar, como recoge Público, para que el protagonismo recayese en los representantes agrícolas y los agricultores y no sobre ellos. Quienes allí estaban eran tres de las caras más conocidas de Vox, partido que siempre ha dicho estar del lado del campo español.

A la cabeza de la delegación del partido de la ultraderecha estaba su líder, Santiago Abascal, acompañado por la presidenta de Vox Madrid, Rocío Monasterio, y del portavoz en el Congreso de los Diputados, Iván Espinosa de los Monteros. Al pedirles que se fuesen se pudieron escuchar abucheos dirigidos hacia ellos y también algún insulto como “asqueroso”. A quienes increparon a los políticos de Vox hubo quien les contestó con gritos de apoyo.

Al final, lo que consiguieron Abascal y los suyos presentándose en una manifestación que algunos les han acusado de querer apropiarse fue dividir a un sector que necesita de la unión, como todos, para luchar por un objetivo común.

Un día después, en su visita al plató de Ana Rosa Quintana en Telecinco, el líder de la ultraderecha quiso quitar importancia al incidente de los abucheos asegurando que fue alguien “vinculado a UGT” que aprovechó que tenía el megáfono en la mano y que solo fue secundado por “un puñado de cinco mal contados”.

Más historias que te pueden interesar:

Santiago Abascal acudió a la manifestación de los agricultores en Madrid de este miércoles y se fue entre los abucheos de unos y el apoyo de otros tras pedir a los políticos que se marchasen. (Foto: Oscar Gonzalez/NurPhoto via Getty Images)