Qué es el sangrado libre y la menstruación consciente

·6 min de lectura
Photo credit: Volanthevist - Getty Images
Photo credit: Volanthevist - Getty Images

El momento mediático por excelencia del sagrado libre llegó en 2015, cuando la corredora Kiran Gandhi comenzó a menstruar justo antes de recorrer los 42 kilómetros que componen la maratón de Londres. Por supuesto, esa no fue la noticia, sino que corrió sin emplear compresas, tampones ni copa menstrual. “Un maratón es por sí mismo, desde hace siglos, un acto simbólico. ¿Por qué no utilizarlo como un medio para crear conciencia sobre mis hermanas que no tienen acceso a tampones y que, aunado al dolor menstrual y los constantes calambres, tienen que fingir que no sucede nada?”, escribió Kiran en su blog para explicar por qué había decidido abogar por el sangrado libre, que consiste en menstruar sin utilizar algún tipo de producto sanitario mediante. La repercusión fue inmensa: las imágenes dieron la vuelta al mundo, quedando así claro que la menstruación está aún silenciada. “Tanto hombres como mujeres han sido socialmente instruidos para fingir que la menstruación no existe, porque sigue existiendo un tabú social con la regla. Al establecer una norma de vergüenza en torno al tema, las sociedades (las cuales prefieren a los hombres) previenen de manera sumamente efectiva establecer un vínculo acerca de una experiencia que el 50 % de la población humana comparte mensualmente”, aseguraba. Por su parte Rupi Kaur revolucionó las redes sociales cuando subió a su perfil de Instagram una imagen en la que posaba de espaldas con unos leggings manchados de sangre. La red social borró de forma inmediata su imagen. “No voy a pedir perdón por no alimentar el ego y el orgullo de una sociedad misógina que permite que muestre mi cuerpo en ropa interior, pero no que muestre mi regla, cuando la red social está repleta de imágenes en las que mujeres, incluso menores de edad, son objetivadas, pornificadas y tratadas como si no fueran humanas”, escribió la poetisa, ilustradora y actriz canadiense.

Photo credit: Volanthevist - Getty Images
Photo credit: Volanthevist - Getty Images

Qué es el sangrado libre y cómo entrenar la consciencia corporal

Lo cierto es que pudiera parecer que utilizar o no productos de higiene íntima no se trata de una elección, pues en el momento en el que menstruamos por primera vez, nos dan una compresa... ¿Cómo podemos cambiar las cosas? Hablamos con el equipo de FreeU, las braguitas menstruales diseñadas para actuar y sustituir a las compresas, copas vaginales y tampones de higiene íntima femenina, para saberlo. “La primera regla es un hecho que marca un cambio importante en el desarrollo de las chicas y normalmente te suelen dar una compresa; pero es una cuestión cultural. Los cambios suelen tardar un poco en hacerse efectivos. Al tratarse de un método de higiene íntimo novedoso, la tendencia va de la mujeres más jóvenes a las más mayores, y no al revés. En unos años, seguramente, las madres darán una braguitas menstruales a sus hijas en lugar de una compresa, porque estarán habituadas”, aseguran. Este tipo de lencería cuenta cada vez con más adeptas, por lo que firmas como Uniqlo proponen también alternativas que además, son mucho más respetuosas con el medioambiente que los habituales productos de higiene íntima.

Una de las señales de que la regla va saliendo del armario es que la empresa de sistema de identificación, comparación y comunicación del colores, Pantone, creó el color "Rojo Period". Aseguraron que la intención era que la gente hablara sobre una parte de la vida en torno a la cual sigue habiendo muchos tabúes. “A nivel general existe mucha desinformación sobre la menstruación y eso ha provocado que se convierta en un tema tabú. Pero por suerte, durante la última década se ha ido normalizando el tema de la menstruación como proceso natural, biológico del cuerpo y común a todas las mujeres. Una de las herramientas que más ha ayudado a dar voz y visibilidad a este tema han sido las redes sociales”, asegura el equipo de FreeU. Un ejemplo de ello es la cantidad de ilustradoras de Instagram que rompen los tabúes de la regla.

El sangrado libre no consiste en aguantarse la menstruación, sino en sentir el aviso de que necesitas evacuarla. Una vez que sabes que la sangre va a bajar, tienes que apretar los músculos de la vagina para retener la sangre hasta llegar al baño. Gracias a este entrenamiento, algunas personas pueden llegar a retener su regla entre dos y tres horas sin necesidad de utilizar ningún producto menstrual. Ixchel Montserrat, fisioterapeuta especialista en suelo pélvico, nos explica cómo llevar a cabo este entrenamiento. “El sangrado libre se trata de tener la suficiente consciencia corporal como para notar cuándo el útero está lleno y cuándo necesita evacuar. Otra opción es saber retenerlo. No existe un ejercicio para contener la menstruación, porque es un ejercicio de conciencia y de entender que cuando menstruamos no lo hacemos 24 horas. No nos enseñan a tener la conciencia de ser continentes menstrualmente. Lo que es vital es tener un suelo pélvico bien trabajado, con tono y fuerza adecuados, que te conozcas anatómicamente, te mires con el espejo y en definitiva, te entiendas”, comenta.

“Para trabajar la fuerza del suelo pélvico por ejemplo va genial hacer los ejercicios Kegel, pero hay que hacerlo de forma personalizada. Lo ideal es visitar a un profesional, porque hay muchas hipertonías, no es una zona siempre débil y hemos de ver qué es lo que le falta. Existen también dispositivos en el mercado conectados con el móvil y que te ayudan a trabajar reflejos, rapidez… El tono se trabaja con bolas chinas e hipopresivos. Un buen ejercicio es coger un espejo para mirar la vagina e intentar moverla. Abrirla, cerrarla, empujarla, contraerla… Prueba a movilizarla y familiarizarte con ella, algo ideal para ganar conciencia”, asegura Ixchel Montserrat. FreeU coincide con la fisioterapeuta. “La clave está en aprender a activar la escucha del útero. Lamentablemente, esto no es algo que nos enseñan a hacer, tampoco es algo que podamos aprender en tutoriales, así que tenemos que estar muy dispuestas a poner atención y cuando sentimos una contracción (lo que comúnmente llamaríamos “dolor de ovarios”), seguir con consciencia el recorrido del sangrado”.

La menstruación consciente

La menstruación consciente es un cambio en la forma de entender la menstruación y la salud femenina. Se basa en aprender a identificar los cambios físicos y emocionales que ocurren en el cuerpo durante el ciclo menstrual. “Es muy importante conocernos para tener una vida más fácil y cuidarnos como nos merecemos. Por eso, conocernos bien y apreciar el ciclo menstrual, es una forma de mirar hacia dentro, una mirada introspectiva que nos ayuda a darle a nuestro cuerpo y mente lo que necesita en cada momento. Mejorar la salud debe ser siempre el objetivo final. Más allá del proceso completo, la regla, el sangrado en sí, también guarda mucha información que no debes ignorar. Si hablamos de menstruación consciente, es esencial hacer caso a las señales que te manda tu periodo en forma de cantidad de flujo, color, olor, duración, textura… Hasta la ausencia de tu regla tiene justificación y te da información: no solo podría tratarse de un embarazo, sino de una señal de que estás sometida a demasiado estrés, por ejemplo. No hay nada mejor que conocerse a una misma”, señalan desde FreeU.

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios puedan establecer conexiones en función de sus intereses y pasiones. A fin de mejorar la experiencia de nuestra comunidad, hemos suspendido los comentarios en artículos temporalmente