La sangría que Massa no logra frenar: depósitos en dólares se van por la caída de reservas y el temor a un plan Bonex

·4 min de lectura

Luego de la corrida en los bonos de junio, que obligó al Banco Central a emitir un billón de pesos, durante julio se sumó una corrida de los depósitos en dólares por cerca de u$s1.000 millones, equivalente al 7% de los depósitos del sector privado en dólares, a raíz de la pérdida de reservas del BCRA para contener el tipo de cambio y no devaluar.

En los primeros días de agosto la corrida encontró un respiro porque se renueva el cupo de "dólar ahorro", que demanda cerca de u$S250 millones mensuales, pero la desconfianza de los ahorristas sigue estando porque el Banco Central está gastando los encajes de los depósitos, indicó un informe del economista Ramiro Castiñeira, de la consultora Econométrica.

Hace unas semanas que al Banco Central no le queda un dólar propio. Utilizando el criterio de reservas netas pautado con el FMI, al BCRA le quedan u$s2.600 millones de reservas netas a la fecha pero que no son dólares disponibles, mientras que a fin de junio disponía de u$s5.800 millones de reservas netas, afirmó.

El Banco Central no tiene reservas y gasta los encajes

Si se resta la posición que el BCRA dispone en oro y que son parte de las reservas netas, entonces nos da que las reservas líquidas son negativas en u$s1.000 millones, lo que implica que "el BCRA empezó a disponer de los dólares en forma de encajes que respaldan los depósitos", aseguró.

 

"La historia reciente marca que el Estado se financió subiendo impuestos, expropiando ahorros privados (BONEX, BODEN, AFJP) y vaciando el BCRA", alertó.

"Son fundados los temores de que el populismo se encuentre tentado a financiarse con los encajes que respaldan los depósitos privados. Incluso las estimaciones privadas ya advierten que lo empezó a hacer", enfatizó.

Actualmente los depósitos en dólares del sector privado no llegan a 3% del PBI y los créditos en dólares no superan 0,6% del PBI.

"Tras las expropiaciones de 1990 (Bonex) y la del 2002 (Boden), todavía reina la desconfianza a la política y ningún ciudadano quiere estar a tiro de la siguiente expropiación de depósitos", remarcó Econométrica.

Qué hace la gente con los dólares ahorro

"Ya casi nadie deposita divisas en el sistema financiero local. El cupo del dólar ahorro no incrementó los depósitos los últimos dos años y medio dado que se retiran y posiblemente se venden en el mercado informal para hacerse de la brecha", apuntó.

El INDEC estima que los activos externos del sector privado superan los u$s360.000 millones, y sólo el 4% está depositado en bancos locales, mientras que el resto está en bancos de afuera o en el colchón.

Según el INDEC, sólo 4% de los dólares están en los bancos y el resto está en el colchón o afuera
Según el INDEC, sólo 4% de los dólares están en los bancos y el resto está en el colchón o afuera

Según el INDEC, sólo 4% de los dólares están en los bancos y el resto está en el colchón o afuera

"La preocupación del sector privado y que alimenta la corrida en los depósitos en dólares es que el BCRA agotó sus reservas netas y florecen los miedos a que el Estado comience a financiarse con los depósitos en dólares del sector privado", sostuvo el informe.

Los bancos están sólidos, pero se teme por las reservas

Los depósitos en dólares en los bancos suman u$s17.800 millones y u$s14.700 millones son del sector privado, los u$s3.000 millones restantes son del sector público.

"El principal destino de los depósitos es engrosar las reservas del BCRA en forma de encajes por un total de u$s11.600 millones, equivalente al 65% de los depósitos", consideró Econométrica.

 

Los bancos disponen de u$s3.500 millones en sus sucursales para hacer frente a los retiros de sus clientes y sólo prestan al sector privado un total de u$s3.800 millones, equivalente al 21% de todos los depósitos en moneda extranjera.

Los bancos cumplen con todas las normativas y disponen de los activos (efectivo más encajes más créditos) para cubrir todos los depósitos en el sistema financiero.

"La duda del mercado no recae sobre los bancos, sino sobre el Banco Central. Los temores se centran en que el BCRA utilice los dólares que tiene de encaje, dado que son la principal garantía de los depósitos del sector privado en moneda extranjera", concluyó el informe.