Sandra Golpe se sincera sobre trabajo, feminismo y política: "La base del feminismo hay que enseñarla en casa"

·4 min de lectura
Photo credit: Ana Ruiz HEARST
Photo credit: Ana Ruiz HEARST

Sandra Golpe ha conseguido en muy pocos años hacer realidad el sueño de todo periodista: ser líder de audiencia del Informativo de sobremesa de Antena 3 TV. Un trono al que accedió después de años preparándose primero en CNN, después en Antena 3 sustituyendo a Susanna Griso en 'Espejo Público' cuando ésta se iba de vacaciones, o junto a Ramón Pradera, Álvaro Zancajo o María Rey. Un tiempo que ella aprovechó no solo para aprender a manejarse con naturalidad y empatía ante la cámara, y para analizar los gustos del público. Esas noticias que apenas tienen protagonismo en los informativos pero que a fin de cuentas son las que interesan a los ciudadanos, porque son las que afectan a su vida cotidiana, a su bolsillo. De ahí que su informativo siga siendo líder de audiencia, el más seguido durante la pandemia, y en la actualidad. Un éxito que asume con humildad.

La periodista se ha sincerado más que nunca en una entrevista, en la que se ha mojado también sobre política. "La realidad es que hay una desafección clarísima por la política", ha dicho, aunque tampoco cree que los partidos políticos lo quieran arreglar "por ahora". Su trabajo como presentadora de las Noticias también tiene relación con esa desafección del ciudadano, pero, por la parte que le toca, intenta "trabajar con mucha ilusión cada día, dejándonos la piel, aunque en nuestro caso la actualidad nos ayuda. Y un informativo debe tener su dosis de entretenimiento, además de las demandas sociales, económicas y sanitarias...", una de las recetas del éxito de su informativo.

Photo credit: Ana Ruiz HEARST
Photo credit: Ana Ruiz HEARST

Sandra también puede presumir de ser una gran profesional y de que su equipo le tenga en gran estima, porque no sólo manda, también sabe potenciar lo mejor de cada uno: "Me gusta que se luzcan", ha aclarado, aunque tiene claro que siempre es muy importante conectar con el espectador a través del lenguaje: "Es importante el lenguaje coloquial, nada impostado, con el que el espectador se identifica".

Aunque en televisión Sandra tiene que mantener el tipo, a ella también le afectan en ocasiones las noticias que tiene que dar, y lo sufre como una ciudadana más: "Después de la pandemia, del volcán de La Palma, de la guerra de Ucrania, qué más nos puede pasar, ¿que nos racionen el agua caliente? Vivimos en la incertidumbre". Precisamente la pandemia ha sido uno de los momentos más duros de su vida en el trabajo: "Al principio me afectó mucho, porque fui de las poquitas que venía a trabajar todos los días para contar lo que estaba pasando fuera, de manera que la gente no entrase en pánico, fue duro". Y eso no fue lo peor: "Enviar a los compañeros a una residencia de mayores y que uno volviera con el coronavirus fue tremendo, pero más ver cómo su madre ingresaba en la UCI. Teníamos mucha preocupación por el entorno, pero también porque mucha gente querida como José Mari Calleja, con quien compartí tele, se fue de un día para otro".

Photo credit: Ana Ruiz HEARST
Photo credit: Ana Ruiz HEARST

Como a tantas otras personas que trabajan ante el público, a Sandra le ocurre que es muy tímida, y la fama le da vergüenza: "Yo pertenezco a la otra escuela, a la de la cultura del esfuerzo, a la de que por mi trabajo me conocerán. Es posible que en ese sentido debería tener más vanidad, o ser más extrovertida, pero es que soy muy tímida. Mientras me valoren por los datos, por mi trabajo, no tengo que entrar a ese trapo".

Photo credit: Ana Ruiz HEARST
Photo credit: Ana Ruiz HEARST

Feminista convencida, ha alabado el trabajo de la Reina doña Letizia y también el de Begoña Gómez en el reciente encuentro de los países miembros de la OTAN en Madrid, pero reconoce que esa visibilidad femenina se queda aún corta: "Siempre faltan mujeres. Parece mentira que en pleno siglo XXI todavía estemos discutiendo si son muchas o no", y reconoce que el feminismo es una asignatura pendiente, aunque en su casa se enseña y se pone en práctica: "(Mi hijo) ha cumplido 17, la base del feminismo hay que enseñarla en casa, tú no puedes pedirle que respete a la mujer si no es eso lo que llevas a la práctica en tu casa".

Mi foto favorita

Photo credit: Sandra Golpe
Photo credit: Sandra Golpe

"Esta foto me parece genial. Imité a Amy Winehouse en “Tu cara me suena”. Un formato diferente al mío".

Entrevista realizada en las instalaciones de Antena 3, Madrid. Puedes leer la entrevista completa en el número 3701 de Diez Minutos, ya en el quiosco.

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios puedan establecer conexiones en función de sus intereses y pasiones. A fin de mejorar la experiencia de nuestra comunidad, hemos suspendido los comentarios en artículos temporalmente