Sandra y su afán de protagonismo boicotean el concurso de Tom en 'Supervivientes'

·4 min de lectura

A pesar de que Tom Brusse acabó escaldado de su aventura en la segunda edición de La isla de las tentaciones, el joven empresario se ha ido ganando poco a poco a la audiencia en Supervivientes 2021. El ex de Melyssa Pinto se ha salvado de la nominación en varias ocasiones y se ha convertido en uno de los concursantes más queridos por el público, sin embargo, Sandra Pica (y su afán de protagonismo) podrían boicotar su buena imagen en el reality de Telecinco.

La catalana ha viajado hasta Honduras diciendo que iba para aclarar sus sentimientos hacia el marroquí, y ahora una vez allí, ha anunciado que pretende romper con él en pleno directo. Un aterrizaje en los Cayos Cochinos que podría desestabilizar por completo al superviviente.

Este contenido no está disponible debido a tus preferencias de privacidad.
Actualiza tu configuración aquí para verlo.

GUÍA | Los pasos que tienes que seguir para poder ver un tuit no disponible por tus preferencias de privacidad

Tom se encuentra en uno de los mejores momentos en Supervivientes 2021, después de acercar posturas con su exnovia Melyssa y de meterse al público en el bolsillo. No obstante, que Sandra haya cruzado el charco puede desmoronarle en las próximas horas. Y es que la extentadora se ha personificado en la isla para aclarar, de una vez por todas, su situación sentimental. En este sentido, lo más sorprendente del inminente reencuentro es que la estudiante de moda tiene clara su decisión de dejar al concursante y delante de toda España.

En la última entrega emitida del reality, Supervivientes: Última hora, los espectadores han sido testigos de primera mano de cómo el afán de protagonismo de Sandra podría boicotear definitivamente el concurso de Tom. Y es que la joven se encuentra en Honduras donde ha reconocido que, desde que su pareja en La casa fuerte desembarcó en el programa de supervivencia por excelencia de Telecinco, sus sentimientos han cambiado hasta el punto de que ha llegado a la conclusión de que es más feliz sin él.

"Me he dado cuenta de que al final soy una chica de 22 años que quiere vivir y quiere ser feliz. Y, en cierto modo reflexionado el por qué creo que he llegado a esto, la cosa ha sido que cuando él se ha ido, me he sentido con las semanas feliz. He vuelto a ser la persona que era antes, he vuelto a quererme, a disfrutar de mí, de mi vida. Y eso es lo que yo había perdido en los últimos meses. Tal vez es una decisión que tendría que haber tomado antes. Pero no tenía la valentía que estoy teniendo ahora”, ha valorado la joven en pleno directo. Asimismo ha apuntado que "Tom es una persona especial en mi vida, le quiero, pero a veces querer no es suficiente. Puedes querer a alguien, pero no como para tener una relación”.

“Cuando el otro día me dieron la oportunidad de viajar a Honduras yo dudé al principio porque realmente sentía que tenía una decisión muy clara. Pero dije: date la oportunidad de hacerlo, al final soy una persona que me gustan las cosas de frente. Así se lo dije a él. A mí me gustaría que si fuese al revés me lo dijeran a la cara, así que ¿para qué alargar algo o que luego él salga y se encuentre todo de repente? Yo vengo aquí obviamente a decirle el concurso que está haciendo, muchas cosas. Que yo haya dejado de sentir no significa que yo no quiera verle porque, al final, llevo siete semanas sin verle. Le tengo amor, le quiero. No de la misma forma”, ha continuado Sandra.

Ante estas palabras Jorge Javier Vázquez ha decidido ir al grano y ha preguntado directamente a la joven si quiere romper con Tom. "Sí. Yo dije, y he dicho siempre, que tengo que verle a la cara. Pero ahora mismo, si me sigues preguntando lo mismo, te sigo diciendo que en las últimas semanas me he valorado muchísimo, me he querido como nunca, o como hacía mucho tiempo que no hacía, y he llegado a la conclusión de que por un momento que yo le vea a él, que él me diga que me quiere, pero a veces hay que tomar decisiones. Y querer a veces también es dejar ir. Soltar, que cada uno sea feliz", ha sentenciado la protagonista.

Durante su conexión desde el Hotel Palma Real, y más allá de aclarar si tiene una nueva ilusión con Julen (extronista de Mujeres y hombres y viceversa), Sandra también ha asegurado que su decisión no tiene nada que ver con el comportamiento del concursante en el programa."No me voy a excusar tampoco, a día de hoy, con que Tom haya hecho algo en el reality que a mí me haya hecho cambiar o sentir otra cosa”, ha expresado.

Este contenido no está disponible debido a tus preferencias de privacidad.
Actualiza tu configuración aquí para verlo.

El espectáculo que ha montado Sandra invita a reflexionar sobre qué necesidad tiene de ir a romperle el juego a Tom, de dejarle hundido en pleno concurso. ¿Se trata de puro teatro para después volver y repetir la cantaleta? ¿De una estrategia mediática? ¿Pretende la joven ganar protagonismo con esta trama e incrementar así su fama? Ella dijo que lo hace porque prefiere hacer las cosas "a la cara", pero teniendo en cuenta la distancia, el hambre y el estado emocional del chico, ¿qué prisas tiene si él no sabe nada del exterior? 

Podemos comprender la necesidad personal de soltar la relación si ella está segura del paso, pero ¿es necesario tambalearle el concurso a Tom con la noticia en este momento? ¿Cuánto hay de interés mediático y cuánto de amor propio verdadero? Resulta inevitable no acordarse de aquel intento de montaje al salir de La isla de las tentaciones cuando habían pactado supuestamente con un fotógrafo el que fueran "pillados" en una tienda de bebés. Luego el paso por La caja fuerte, ahora Supervivientes... Es como si el circo que ha ido protagonizando los últimos días en diferentes programas de la cadena hablando de sus dudas amorosas fueran una secuela más de su paso mediático televisivo.

No obstante, si tenemos en cuenta que, en esta ocasión, el empresario está gustando a la audiencia cabe la posibilidad de que la estrategia termine por descolocar a la joven en el tablero de Mediaset. Dependiendo de cómo suceda la ruptura, es probable que Tom se convierta en víctima de un amor roto y ella en la mala de la película que fue a destrozarle el concurso. Es más, es probable que lo acerque más a Melyssa en busca de amistad y consuelo. Si rompen, Sandra ya no debería ser la defensora de Tom en el programa y su lugar en los debates ya no tendría sentido alguno. 

El cara a cara entre Tom y Sandra tendrá lugar en unas horas en Supervivientes: Tierra de nadie (emitido en Telecinco y después en Cuatro) por lo que se avecina tormenta.

Más historias que te pueden interesar:

Imagen: ©Twitter (@Supervivientes)