Samsung M8, el monitor y smart tv dos en uno

·3 min de lectura
Photo credit: Samsung
Photo credit: Samsung

Creo que hay que comparar siempre peras con peras y manzanas con manzanas. Aunque rápidamente se haya querido poner frente a frente el nuevo monitor inteligente M8 de Samsung con el nuevo Apple Studio Display, estoy más que convenido de que comparar dos productos con distintos tamaños, distintas resoluciones y distinto público no es una buena idea, aunque estéticamente puedan resultar parecidos. Así que si estás buscando un artículo comparando estos dos productos, me parece que te has equivocado de review. He estado probando el Samsung Smart Monitor M8 durante dos semanas y creo que la propuesta de valor de este producto es claramente una pantalla para uso mixto (smart tv y monitor de 32 pulgadas con 4K HDR) para espacios pequeños. La propuesta del Apple Studio Display no es, ni mucho menos, ésta (todavía le estoy dando vueltas a la propuesta de valor del Studio: ¿recuperar el esplendor del iMac de 27 pulgadas... sin un iMac?). Tampoco se compara con los monitores de 27 pulgadas... ¿porque a lo mejor tiene 32 pulgadas y no 27? Porque también se está comparando con productos en el mercado como el monitor LG de 27 pulgadas 4K, señalando una distancia de precio (242,99 euros frente a los 799 euros del Samsung M8). No son productos similares. Si acaso se podría comparar con el Dell U2723QE, prácticamente al mismo precio que el M8, pero al final como está pensado exclusivamente para uso ofimático, tiene 27 pulgadas (recuerda) y no tiene las tripas de una smart tv tampoco es lo mismo. ¿Vas pillando por donde van los tiros, verdad?

El Samsung Smart Monitor M8 es un monitor magnífico para matar dos pájaros de un tiro cuando tienes problemas de espacio. A pesar de ser un monitor de un tamaño considerable, su diseño optimiza el espacio (vamos, que lo puedes colocar en superficies pequeñas: aunque la pantalla grande no necesitas una mesa grande). Y creo que el problema de espacio es un problema universal para muchos profesionales que trabajan desde casa (lo pienso yo, vaya, y lo piensan también las señoras y los señores diseñadores de Samsung). Si solo necesitas un monitor, hay muchas opciones en el mercado de todas las marcas, incluida Samsung (tienes, por ejemplo, el Odissey G3 de Samsung por 199 euros) antes que este monitor inteligente. El valor de este producto, y su precio, está en el mix. A ver. El M8 Smart Monitor de Samsung es un televisor 4K HDR de 32 pulgadas que te sirve como monitor. Lleva montado el magnífico sistema operativo Tizen de los televisores inteligentes de Samsung y creo que eso lo dice todo. Es una buena opción para aquellos que desean funciones de Smart TV, pero necesitan conectar un portátil o un ordenador de mesa. Lo bueno de este monitor es que no necesitas conectar un PC ni tampoco un reproductor multimedia para acceder a las plataformas de streaming.

¿Más cosas a favor? Aunque los más exigentes mencionarán que no hay soporte para sincronización adaptativa o una frecuencia de actualización mejorada, tiene una excelente calidad de imagen SDR y un HDR bueno para el precio que estás pagando por este producto. Y es compatible con HDR10+. La oferta ofimática se completa con una cámara web de 1080p que no está incorporada (no viene montada en el monitor, sino que se adhiere magnéticamente). Es cierto que solo funciona cuando se conecta al puerto USB-C, y que no hay una opción de conexión alternativa para dispositivos que carezcan de un puerto USB-C, pero tiene suficiente calidad para que no necesites otra cámara. Y soy muy tiquismiquis con esas cosas. Tiene entradas USB-C (dos) y Micro-HDMI (un puerto). No es perfecto, pero no es nada que no se pueda solucionar con adaptadores.

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios puedan establecer conexiones en función de sus intereses y pasiones. A fin de mejorar la experiencia de nuestra comunidad, hemos suspendido los comentarios en artículos temporalmente