Salvan a una mujer de morir ahogada al atragantarse comiendo un bocadillo

Un grupo de guardias civiles que se encontraba descansando en un tranquilo bar de carretera de Albacete ha protagonizado una insólita escena al salvar la vida a una mujer que se había atragantado con un bocadillo. Los agentes no dudaron en recurrir a una maniobra de primeros auxilios, aunque durante más de un angustioso minuto la mujer no reaccionaba y se llegó a temer por su vida.

En la grabación de las cámaras de seguridad se ve cómo una mujer entra precipitadamente en el establecimiento y se dirige corriendo hacia la mesa en la que están tomando algo los cuatro guardias civiles de una patrulla de Aguas Nuevas, en la provincia de Albacete. Estaba comiendo un bocadillo y un trozo se había quedado atravesado en sus vías respiratorias. Aunque no es capaz de hablar ni de respirar, pide auxilio a los policías y estos comprenden enseguida el problema.

Los agentes se levantan y uno de ellos comienza a realizarle la maniobra de Heimlich, que consiste en situar las manos por debajo del pecho y comprimir luego con firmeza hasta que se consiga hacer salir el alimento que bloquea las vías respiratorias. A continuación prueba otro uniformado, ya que la técnica requiere fuerza y habilidad, y un tercero le toma el relevo. Sin embargo, la mujer sigue sin poder respirar y ya apenas logra mantenerse en pie, lo que aumenta la tensión a medida que se alargan los segundos.

Por cuarta vez, se turna otro agente, que al ver que la situación no mejora lo intenta con más contundencia, lo que hace que la mujer parezca a punto de perder el conocimiento. Por fin, da signos de comenzar a respirar, y el guardia civil puede dejar la maniobra. Mientras le da palmadas en la espalda, ya se puede ver que la mujer es capaz de respira.

Los presentes, policías y personas que estaban en el bar y habían asistido atónitos a la escena, aguardan expectantes mientras la perjudicada da muestras de ir recobrando las fuerzas. Finalmente, la sientan en una silla y muestran alivio, al comprobar que ya se está recuperando.

Los agentes llaman a los servicios de emergencia, que al llegar al lugar corroboraron que la mujer, de 49 años, se encontraba perfectamente, y pudo retomar el viaje a casa. El vídeo que muestra la decidida actuación de la Guardia Civil ha circulado rápidamente por las redes, y algunos usuarios han querido resaltar la importancia de la formación en primeros auxilios, que puede significar la diferencia entre un final feliz o uno más trágico, como en este caso.