'Sálvame' tiene un problema con el retorno de Carmen Alcayde

·6 min de lectura

Tras la polémica salida de Antonio Canales de Sálvame, la silla vacía del colaborador ha sido ocupada por Carmen Alcayde. La que fuera presentadora de Aquí hay tomate junto con Jorge Javier Vázquez ha fichado como tertuliana del programa de Telecinco el cual afronta sus horas más bajas tras el sorpasso de Tierra amarga en Antena 3. Y si bien la valenciana regresa a la cadena que ha sido su casa televisiva durante tanto tiempo, puede que su puesta en escena en el magacín no funcione. Si bien su estreno oficial ha generado una oleada de aplausos y buenas críticas, cabe la posibilidad de que con el paso de los días la protagonista se sienta desubicada en plató.

Este contenido no está disponible debido a tus preferencias de privacidad.
Actualiza tu configuración aquí para verlo.

GUÍA | Los pasos que tienes que seguir para poder ver un post de Instagram no disponible por tus preferencias de privacidad

Carmen Alcayde ya es colaboradora oficial de Sálvame. La propia cuenta de Twitter del programa anunció este lunes el fichaje coincidiendo con el inicio de la entrega a la par que Kiko Hernández haciendo referencia a Las bodas de Sálvame, que los dos habían conducido allá por 2013, daba la bienvenida en directo a la recién llegada quien celebraba con una amplia sonrisa su nueva aventura televisiva: “Encantada de estar aquí”.

Este contenido no está disponible debido a tus preferencias de privacidad.
Actualiza tu configuración aquí para verlo.

GUÍA | Los pasos que tienes que seguir para poder ver un tuit no disponible por tus preferencias de privacidad

De primeras al público le gustó el regreso a los focos de Carmen Alcayde hasta el punto de que se sucedieron los mensajes de internautas celebrando en las redes sociales la incorporación de la valenciana quien, todo sea dicho, se estrenó por todo lo alto lanzando algún que otro recado a Kiko Matamoros a cuenta de la posible marcha del veterano colaborador. Igualmente, y generando el mismo entusiasmo entre los espectadores, le lanzó un dardo a Anabel Pantoja a costa de su boba, cuestionándole (para hilar con la polémica ecológica generada con el enlace) si invitaría a Amador Mohedano quien había sido pillado defecando en una playa.

Este contenido no está disponible debido a tus preferencias de privacidad.
Actualiza tu configuración aquí para verlo.

Sin embargo, que la valenciana haya logrado una gran aceptación por parte del público en sus primeros compases no quiere decir ni implica que su colaboración marche en un período relativamente extenso. A ojo de buen cubero el fichaje de Carmen Alcayde aportará la nota de humor pero está ahí la probabilidad de que no resulte tan competente en otras funciones en las que su vida personal pueda estar en el ajo.

Si bien el fichaje Carmen Alcayde podría responder a una estrategia del programa vespertino para atrapar a los espectadores partiendo de la idea de que el dúo con Jorge Javier Vázquez funcionó en el pasado, desde el punto de vista de mero espectador todo apunta a que el magacín tiene un problema con esta nueva incorporación. Y es que la valenciana tiene un perfil muy de buen rollo que resultaba idóneo para presentar Aquí hay tomate o comentar los realities de Telecinco como GH VIP: El Debate donde trabajó entre 2015 y 2017. Sin embargo, el tono de Sálvame es distinto dado que resulta bastante más bronco y puede que a la larga la tertuliana no se encuentre tan cómoda por mucho que en la primera entrega sacara a pasear su afilada verborrea.

Es más, a pesar de que la productora de Sálvame es la misma que la del mítico Aquí hay tomate, magacín que catapultó a la fama de forma definitiva a Carmen Alcayde, la valenciana no conoce a la perfección la esencia del programa y, a simple vista, se concibe para los espectadores como un nuevo reto en su trayectoria televisiva que se aleja de la línea de sus trabajos habituales en la pequeña pantalla.

Y es que pese a que Carmen Alcayde ya ha hecho apariciones previas en Sálvame, la realidad es que no está curtida en este tipo de directo diario de más de cuatro horas donde los cuchillos vuelan en todas las direcciones. Es más, sus intervenciones anteriores en el formato producido por La Fábrica de la Tele fueron por causas amables como, por ejemplo, este mismo mes para presentar la obra de teatro Hongos que protagoniza junto a Lara Dibildos. Igualmente, en 2020 también se dejó caer por el estudio para reencontrarse con Jorge Javier Vázquez y homenajear al legendario Aquí hay tomate en el nacimiento de Sálvame Tomate.

Este contenido no está disponible debido a tus preferencias de privacidad.
Actualiza tu configuración aquí para verlo.

Además, puestos a analizar la situación desde la opinión de espectador, hay un detalle que podría sentenciar la puesta en escena de Carmen Alcayde y que, quizás, Sálvame no ha tenido en cuenta. Y es que la colaboradora es un tanto recelosa de convertirse en personaje y, sobre todo, rehúye de hablar de su vida privada la cual siempre ha procurado mantener al margen. Una circunstancia que en el programa vespertino de Telecinco parece misión casi imposible en vista de que, cuando no dispone de contenidos de famosos, recurre a hurgar en las miserias de los propios tertulianos.

Lo cierto es que a Carmen Alcayde no le costó integrarse en el programa y regresó a la primera línea con su particular sarcasmo para ahondar en las vidas de los famosos y de sus propios compañeros de trabajo, pero puede que no esté preparada para las bombas en torno a ella. Dicho de otro modo, pese a que ha dado juego desde el primer momento se trata solo de una entrega que únicamente ha servido para testar su fichaje.

Otra particularidad en la misma línea que la dirección ha podido obviar es que Carmen Alcayde nunca ha estado fija en el plató y tal vez desconoce que el programa va a degüello con determinados rostros conocidos si el contenido funciona. Ella misma dio la clave el pasado mes de febrero en una entrevista para el podcast ¡Menudo Cuadro! de que esto no le va, dejando caer que aunque le sobraba carisma en Aquí hay tomate era más bien reacia a hacer sangre: “A mí tampoco es que me gustara hablar de determinados personajes y llegar a tener demandas”.

En conclusión, es innegable que Carmen Alcayde ha llegado fuerte al formato pero que las apariencias no engañen porque cabe la posibilidad de que con el paso de las entregas la nueva colaboradora no se sienta como pez en el agua y genere un problema aun mayor a Sálvame ahora que ha decidido probar suerte con ella. Y es que el magacín ha puesto en valor el animal televisivo que fue en el pasado donde se mantuvo como líder de audiencia en la misma franja horaria.

La incombustible colaboradora, desde luego, tiene por delante una gran prueba de fuego como la gran novedad para la nueva temporada de Sálvame. Una vuelta a Telecinco que se produce tras coquetear con programas de otras cadenas como Zapeando o Lazos de sangre.

Más historias que te pueden interesar:

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios puedan establecer conexiones en función de sus intereses y pasiones. A fin de mejorar la experiencia de nuestra comunidad, hemos suspendido los comentarios en artículos temporalmente