'Sálvame' paga los platos rotos de su encerrona a Antonio Canales

·4 min de lectura

Desde hace semanas es un secreto a voces que Sálvame atraviesa una de sus mayores crisis con la audiencia en sus doce años de emisión ininterrumpida en Telecinco. Concretamente el programa estrella de las tardes de la cadena de Fuencarral le vio las orejas al lobo el pasado 5 de julio tras el estreno en Antena 3 del drama turco Tierra amarga. El magacín pudo frenar la sangría de audiencia hasta que el pasado miércoles 11 de agosto la serie de la competencia lograba vencer por primera vez en coincidencia. Pues bien, justo cuando el formato producido por La Fábrica de la Tele trata de reponerse de la amenaza que supone la ficción sustituta de ¡Ahora caigo!, Antonio Canales le ha dado donde más le duele tras conocer que no ha sido renovado como colaborador.

Este contenido no está disponible debido a tus preferencias de privacidad.
Actualiza tu configuración aquí para verlo.

GUÍA | Los pasos que tienes que seguir para poder ver un vídeo de Twitter no disponible por tus preferencias de privacidad

Tras su desembarco en Supervivientes 2021, Antonio Canales se cocía como un personaje televisivo que podía dar la nota. Sin embargo, y aunque próximamente participará en el docu-reality Los miedos de…, el bailaor ha consumado su venganza dándole en toda la cara a Sálvame donde más le podía doler. Y es que el magacín en el que trabaja de colaborador desde el pasado 28 de mayo ha comunicado en su última entrega que no le renueva el contrato provocando en pleno directo la rabieta del siglo del bailaor.

Carlota Corredera aclaró que la dirección de Sálvame ha tomado esta decisión porque cree que Antonio Canales no ha cumplido con las expectativas y, aunque el tertuliano de primeras mostró un gran temple, aprovechó la ocasión para dar un golpe de realidad al programa en sus horas más bajas. Todo después de que tras la encerrona de despedirle en directo, tuvieran preparado un vídeo en el que se alegaba que su marcha responde a que no ha aportado grandes exclusivas y que se ha mantenido en un segundo plano.

Claro que antes de estallar en cólera, el protagonista subrayó que muy pronto comienza a trabajar con otra productora de Mediaset. “Donde no me quieren es porque no me merecen. Porque yo soy una persona que tengo unos valores y he intentado hacerlo lo mejor posible, pero no tengo ninguna pena ni estoy fingiendo. Me cuesta mucho dejar a mi perrita sola en el chalet, pasarme tantas horas aquí”, dijo Antonio Canales muy sereno para minutos después de ver el vídeo sobre su paso por Sálvame dar la vuelta a la tortilla. Fue entonces cuando el bailaor destapó al gran público las bajas audiencias, señalando los cambios que debe hacer el formato para que la telenovela de Antena 3 no le coma la tostada.

Tampoco estamos en horas muy altas en el programa de audiencia. Me hubiera gustado que hubiéramos estado con más audiencia en el programa y echarme en ese momento”, comentó sin rodeos a Carlota Corredera antes de enumerar los errores del programa.

Una rajada que, todo sea dicho, ha corrido como la pólvora en redes sociales: Lo que no hay que hacer es hablar a tontas y a locas, lo que no hay que hacer es un programa aburrido como estáis haciendo últimamente. Hay que reinventarse. Hay que saber escuchar a la audiencia y no coger un tema y agotar a la audiencia. Los señores directores deben empezar a cambiar, a darle el público más alegría, a no mirarse el ombligo porque la audiencia es la que manda" sentenciaba.

"Y cuando empieza a bajar la audiencia la gente hace zapping y no se queda en el sofá es porque algo no estaremos haciendo bien. No seré yo todo el culpable que llevo tampoco. Así que lo bueno es renovar o morirse, inventarse otras cosas. No canséis a la audiencia más porque se va Sálvame de pique. Lo que tenéis que hacer es reinventarse los que hacéis todos los juegos, darle un poquito de savia al programa que la está perdiendo como bien sabéis. No me lo invento yo. Hechos son amores y no buenas razones. Solo tienen que mirar los share”.

El repaso, de hecho, no quedó aquí ya que Antonio Canales insistió en que se trata del peor verano de la historia de Sálvame. Y hay más porque tras una publicidad, Antonio Canales siguió sacándole los colores hasta a la mismísima Carlota Corredera cuando la presentadora apuntó que “Sálvame es el número uno” y el bailaor resaltó que “ahora no estamos los número uno. Ahora no está haciendo el número uno”. Aunque la comunicadora gallega intentó no perder la paciencia diciendo que el programa de Telecinco es líder todas las tardes, el ya excolaborador se la jugó en una sola frase que pone en evidencia la decadencia de Sálvame en la pequeña pantalla: Nos están ganando hasta teleseries, vamos a ver”.

Este contenido no está disponible debido a tus preferencias de privacidad.
Actualiza tu configuración aquí para verlo.

¿Tiene razón Antonio Canales? Si observamos los últimos datos en cuanto a la competencia de las tardes, sí. Después de que Tierra Amarga superara por primera vez a Sálvame en la misma franja el pasado miércoles 11 de agosto, con un 16,4% y 16,2% cada uno de share, el serial repitió la hazaña el viernes con un 17% frente al 15,6% de Sálvame Naranja. Esta misma semana, Sálvame recuperaba el liderato el lunes en el mismo horario de emisión de la telenovela, pero el martes lo perdía de nuevo con Tierra Amarga superando otra vez (con un 16% frente al 15,6% de Sálvame Naranja) y el miércoles, el mismo día de la rabieta de Antonio Canales, Tierra Amarga conseguía récord de espectadores y lideraba sobre Sálvame con un 16,8% (frente al 16,5% del programa de Telecinco). 

En resumidas cuentas, a Sálvame le ha salido rana Antonio Canales, dejando al programa en un aprieto frente a su audiencia justo cuando menos le conviene.

Más historias que te pueden interesar:

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios puedan establecer conexiones en función de sus intereses y pasiones. A fin de mejorar la experiencia de nuestra comunidad, hemos suspendido los comentarios en artículos temporalmente