'Sálvame' y el golpe de realidad que azota a Anne Igartiburu

·4 min de lectura

En muchas ocasiones, en estas mimas páginas hemos hecho referencia a la crisis de audiencias que vive el programa Sálvame, de Telecinco. El magacín de crónica social, que emite cinco horas de contenidos en directo, ya no engancha a la audiencia con la emoción que despertaba antaño, y por ello, la cadena no para de reformular sus secciones y sus colaboradores. Sin embargo, Sálvametiene que comprender que lo suyo no es una excepción. Que los asuntos del corazón ya no gustan tanto como lo hacían ayer, y si no, que le pregunten a la presentadora Anne Igartiburu.

Anne durante años fue uno de los estandartes de Televisión Española. Una de sus presentadoras más todoterreno, que lo mismo estaba al frente de un talent show que de una gala, unas Campanadas o lo que correspondiese. Su presencia en los últimos tiempos ha ido mermando en el ente público, y de hecho, solo la vemos al frente de Corazón, el programa de salseo que regresó el pasado 1 de diciembre a las pantallas, tras parar por la pandemia. Y eso está a punto de acabarse.

Tal como se conoció este martes, Corazón acabará sus emisiones diarias el próximo viernes 9 de septiembre, y su lugar estará ocupado por Hablando claro, el nuevo magacín que prepara la cadena junto a Cuarzo Producciones y que estará presentado por Marc Calderó y Lourdes Maldonado.

MADRID, ESPAÑA - 01 DE MAYO: Anne Igartiburu asiste a los Premios Platino de Cine Iberoamericano 2022 en el Palacio Municipal de Congresos-IFEMA Madrid el 01 de mayo de 2022 en Madrid, España. (Foto de Juan Naharro Giménez/WireImage)
MADRID, ESPAÑA - 01 DE MAYO: Anne Igartiburu asiste a los Premios Platino de Cine Iberoamericano 2022 en el Palacio Municipal de Congresos-IFEMA Madrid el 01 de mayo de 2022 en Madrid, España. (Foto de Juan Naharro Giménez/WireImage)

Aunque Corazón es un programa que forma parte de la historia de nuestra televisión, pues ha aguantado más de 25 años en antena (con la pausa que provocó la crisis sanitaria del coronavirus), lo cierto es que TVE ha visto la hora de aparcar sus emisiones, y dejando en el aire la continuidad de la versión de los fines de semana, que presenta Cristina Fernández.

Puede resultar una decisión dolorosa, y más ahora que, con timidez, el programa estaba levantando cabeza en sus maltrechas audiencias. Pero no tiene sentido que permanezca en pantalla, por muy importante que haya sido en la historia de La 1. Con el cierre de Corazón, además, Anne Igartiburu se queda sin ningún proyecto entre manos, pues ahora mismo no está anunciado que vaya a ponerse al frente de ningún programa de estreno inminente. En los últimos tiempos Solo ha tenido peso puntual como invitada de Mapi, presentando Campanadas o galas como Inocente, Inocente, y poco más.

De hecho, cabe preguntarse si Anne está pensando en un futuro lejos de Televisión Española. En los últimos años la hemos visto presentando programas en Telemadrid o concursando en Antena 3 en el programa Mask Singer, bajo la máscara de Monstruita. A esto le sumamos que se ha labrado una carrera apartada de la comunicación, pues como ella ha contado en algunas ocasiones, se ha formado en coaching y es experta en coaching por valores, se ha especializado en emociones y se ha preparado en programación neurolingüística. Casi nada.

Terelu en 'Sálvame Lemon Tea'
Terelu en 'Sálvame Lemon Tea'

En cualquier caso, esta cancelación de Corazón y el futuro en el aire de Anne Igartiburu se puede convertir en una lección, o más bien una advertencia, al universo de Sálvame en Telecinco. Y es que está claro que los programas un día son un éxito y un referente y unos más tarde se olvidan y son cancelados. Si Corazón cierra sus puertas tras cinco lustros en antena, quién dice si Sálvame no caerá también, si no logra encontrar la tecla que les haga conectar con el público como lo hacía en el pasado, cuando nadie podía quitarle el liderazgo en sus horas y horas de duración. De hecho, hace ya la friolera de nueve meses que cada tarde Tierra amarga, la serie turca, consigue ser líder de su franja en Antena 3, dejando como segunda opción al programa de La Fábrica de la Tele.

Mientras tanto, Sálvame intenta no naufragar haciendo pequeños cambios por aquí y por allá, probando con Sandías, dando secciones a Belén Esteban al puro estilo del Diario de Patricia, o incorporando colaboradores polémicos, de esos que agitan el avispero.

El público generalista cada vez menos televisión en abierto y las cadenas generalistas, y hay que entender que los gustos y las inquietudes cambian. Ahora despediremos a Corazón de Anne Igartiburu, y quién sabe si algún día de otro programa más. Pero que lo que está pasando en TVE sirva como aviso a navegantes, porque a veces los formatos no se pueden salvar, por más que se intente.

Más historias que podrían interesarte: