¿Un salón pequeño? Estos son los errores que tienes que evitar al decorar un salón pequeño

·3 min de lectura
Photo credit: Coco Lapin Design
Photo credit: Coco Lapin Design

Pocos metros requieren de ingenio y buenas ideas para sacarles todo el partido. Un salón pequeño no es sinónimo de un salón anodino e incómodo así que manos a la obra y sigue estos consejos para conseguir un salón de diseño bien decorado.

No consultar a un profesional y no planificar con antelación

No es imprescindible contratar a un interiorista, aunque, dicho sea de paso, consultar a un experto antes de liarse a comprar muebles podría ahorrar más de un disgusto y malas decisiones. Te daría buenas ideas y muy prácticas. Pero sí es conveniente empaparse del tema si quieres acertar, elaborar una idea previa de las tendencias en decoración de salón, de soluciones para los pequeños espacios... Puedes tomar nota de consejos y propuestas de las tiendas de muebles o publicaciones y webs especializados (sí, como este, así que como estás leyendo esto vas por buen camino).

Photo credit: Simone Bossi
Photo credit: Simone Bossi
Photo credit: Sandra Rojo
Photo credit: Sandra Rojo

No hacer obras (ni algo sencillo)

Así, sin planteártelo siquiera. No decimos que vayas a tirarlo todo abajo pero puede que, si vas a decorar el salón, sea el momento de replantear algunos temas y empezar de nuevo y no ir parcheando con soluciones que no te van a aportar el rédito buscado (en metros aprovechados, nos referimos). Así que piensa si puedes quitar el falso techo y conseguir techos más altos, tirar un tabique y hacer un salón con cocina abierta, o abrir un poco más un vano y cambiar las puertas por cerramientos acristalados que dan mayor sensación de amplitud.

Photo credit: El Corte Inglés
Photo credit: El Corte Inglés
Photo credit: Lim + Lu
Photo credit: Lim + Lu

Pensar en metros cuadrados

Mucho mejor pensar en metros cúbicos. Las paredes de tu salón no solo sirven para colgar cuadros. Plantéalas como un espacio más en el que puedes colocar muebles para almacenaje -quizá una solución a medida sea la mejor opción para aprovechar cada milímetro-. O también, si la altura de los techos te lo permite, podrías crear un altillo y multiplicar el espacio útil de tu casa.

Photo credit: Nicolas Payet for Agence Marn Deco
Photo credit: Nicolas Payet for Agence Marn Deco
Photo credit: David Montero
Photo credit: David Montero

Elegir muebles mini

No necesariamente un espacio pequeño ha de amueblarse con piezas en plan Lilliput. De nada sirve colocar una butaca en la que no hay quien se siente, una mesa de centro en la que no cabe ni un plato o un aparador en el que no puedes guardar nada. recurre a muebles de diseño pensado para espacios pequeños, convertibles, versátiles, plegables... También puedes optar por sofás esquineros, que ocupan poco y multiplican los asientos disponibles; mesas nido, pufs con almacenaje

Photo credit: Patrick Lam
Photo credit: Patrick Lam
Photo credit: ikea
Photo credit: ikea

No atreverse a una decoración potente

Pequeño no es lo mismo que aburrido. Pensar que los límites espaciales son también estéticos es un gran error. Sí es cierto que los colores claros y neutros proporcionan una mayor sensación de amplitud y multiplican la luminosidad. Pero una cosa son los tonos suaves y otra cosa la decoración plana y sin contrastes. Si introduces puntos de interés decorativo con piezas y detalles sofisticados y con carácter la decoración siempre gana. Cojines con color, un sofá original, mesas auxiliares diferentes o una lámpara de diseño de impacto.

Photo credit: Romain Ricard
Photo credit: Romain Ricard
Photo credit: Kinga Tomos
Photo credit: Kinga Tomos

No utilizar recursos "multiplicametros"

Toma nota de estos trucos y no desprecies su efecto visual para conseguir que tu salón parezca más grande:
Espejos:
sí, multiplican el espacio con su reflejo. Puedes forrar una de las paredes con espejos envejecidos, por ejemplo, o colocar varios. Sigue estos consejos para decorar con espejos.
Alfombra:
grande, generosa. Si acoge a todos los muebles que componen la zona de estar, aumenta la sensación de amplitud.
Paredes:
elige uno de los paños del espacio y dale fuerza, empapelándolo, creando algún efecto con pintura o un mural o pintándolo de un color oscuro. Ganarás en profundidad.
Lámparas: como luz general resultan mejor los focos que pasen desapercibidos. Después juega con lámparas de sobre mesa o pie que creen diferentes atmósferas.
Adornos, arte, detalles...
Solo una palabra:¡sí! Es tu casa, tiene que tener tu personalidad, tus recuerdos, hablar de ti. Pero, por favor, mantén siempre el orden.

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios puedan establecer conexiones en función de sus intereses y pasiones. A fin de mejorar la experiencia de nuestra comunidad, hemos suspendido los comentarios en artículos temporalmente