La sabrosa serie que Isabel Coixet ha hecho en HBO

Por Lola Zato

From Diez Minutos

"Vivía en Brooklyn (Nueva York) y en el café al que iba veía a una chica que quedaba con tres chicos distintos cada mañana. Estaba haciendo un casting de hombres y al día siguiente contaba a sus amigas su versión de los encuentros”. Tres años después, HBO estrena Foodie Love, el debut en ficción televisiva de Isabel Coixet, que supone la primera ficción española de la plataforma, que el miércoles 4 estrena sus ocho episodios.

Cuenta cómo ‘él’ (Guillermo Pfening, Nadie nos mira) y ‘ella’ (Laia Costa, Palmeras en la nieve) se conocen en una aplicación para amantes de la gastronomía en busca de pareja. “Soy un matemático que descubrió un algoritmo y está de año sabático; sufre desamor pero está dispuesto a una aventura y es romántico”, explica Pfening, feliz por conocer y trabajar con Coixet, “y con Laia”, añade rápido, mientras ambos ríen. “Yo soy contradictoria; como comerte una anchoa con dulce de leche”, dice Laia.

Me hace mucha ilusión estar en la primera de Isabel y de HBO”. Aficionados ambos a la buena mesa y, como sus personajes, dispuestos a viajar para probar platos nuevos, cuentan que toda la comida que sale se la han comido y que él ha descubierto “las gyozas” y ella, el yuzu: “un cítrico japonés. Traje tres botes de Tokio”.

A Coixet le costó llegar a televisión. Le habían ofrecido dirigir capítulos de series consolidadas como Homeland, True Blood o Narcos.Como director, hacer un capítulo o dos no tiene gracia, no tienes control sobre guiones ni casting”. Con rumores sobre una segunda temporada, apuesta porque “puede crecer más y así lo espero”, avanza.

En su opinión, las discusiones sobre cocina son imprescindibles, y añade con una sonrisa: “En las Cortes se debería hablar más del arroz, de si echarle pimiento o removerlo; es mucho más constructivo”.

Amor por la comida

Apasionada de la comida, tanto de restaurantes con estrella Michelin, como de chiringuitos, explica que “logísticamente ha sido un reto, como rodar dos películas seguidas; en Japón, Italia, Francia… Con cuatro directores de fotografía; algo en lo que me empeñé para que cada capítulo tuviera su universo y que, visualmente, estuviera muy cuidado”.

Confiesa que Foodie Love, cuyo guion también firma, es su proyecto más personal: “Me ha empujado HBO. Me ha dado hasta pudor, aunque en cine me hubiera dado más. Es autobiográfica: lo que dicen los personajes o lo que les pasa, lo he dicho y me ha ocurrido a mí. La he disfrutado del todo”. Para deleitarse de este homenaje al amor y la gastronomía, recomienda verla con sus bocados preferidos: “Un roncal, anchoas y un Ribera del Duero… Y se ve del tirón”.

Los protagonistas difieren; Guillermo, que ha rodado en Barcelona El practicante con Mario Casas, recomienda “verla con hambre”, y Laia, que ha terminado para Sky Devils, con Patrick Dempsey –“pero no coincidimos”–, sugiere que “tras verla, decidan qué comer”.