¿Realmente funciona la sábila o aloe vera para aliviar las quemaduras solares?

·5 min de lectura

Creo que me ha funcionado. Tengo un gel maravilloso que se consigue en farmacias y supermercados que meto en el refrigerador cuando salgo a un día de playa y lo aplico sobre toda mi piel al regresar. Digo “creo” porque, con la edad, uno comprende las consecuencias de no protegerse adecuadamente, entonces no me expongo al sol hasta quemarme, ni siquiera hasta enrojecerme, pero se siente tan fresco que conservo el hábito de aplicarme sábila después de un día de sol, transmitido de generación en generación.

(Getty Creative)
(Getty Creative)

¿Pero realmente es tan bueno el gel de sábila como lo ha pintado por años la cultura popular? Johana Méndez, cosmetólogo y especialista en skincare aconseja no ir tan rápido. Primero hay que explorar qué ocurre en nuestra piel al exponernos al sol. “Las quemaduras tienen distintos niveles. En el caso de la quemadura solar, la parte superficial de la piel no solo se reseca sino que se abre, con lo cual puede haber probabilidad de infecciones. 

"Asimismo, puede haber reacciones inflamatorias, además de los síntomas comunes de quemaduras como ardor, enrojecimiento a consecuencia de los rayos UV y del espectro infrarrojo de la luz solar que hace que se concentre calor en los tejidos, que se mantiene allí y va ocasionando cambios incluso metabólicos en la piel.

"La cuestión está en que muchos de los efectos de este remedio natural no han sido respaldados por la ciencia, no se ha comprobado que realmente tenga los efectos antimicrobianos que se le adjudican; se dice que tiene efecto regenerador, y esto tampoco se ha podido comprobar con estudios concluyentes".

Sustancias de alerta

Esta planta, que aunque bordeada de espinas es para la cultura de muchos lugares de Latinoamérica un símbolo de salud, contiene unas sustancias irritantes llamadas antraquinonas, que se encuentran en el interior de la sábila, mientras que la penca en su parte externa, que es dura, tiene también una especie de pesticida que la protege de insectos y que para nuestra piel puede resultar muy dañina.

(Getty Creative)
(Getty Creative)

De hecho un estudio contenido en la biblioteca SciElo comprobó que lejos de lo que se creía, la sábila o aloe vera no es inocuo pues puede ocasionar urticaria o dermatitis alérgica de contacto.

Méndez por su parte agrega que aunque sí puede ser refrescante, y brindar una sensación de alivio el uso de la sábila amerita su atención. "Todo esto está muy bien siempre y cuando lo que se utilice sea un gel depurado de alta concentración. Esto quiere decir que ponerse directo la planta te expone a las antraquinonas y otras sustancias que pueden ser muy agresivas, mientras que los geles depurados estarán libres de estos agentes irritantes que pueden afectar la piel que ya está dañada".

De hecho, la especialista agrega que no solo esteticistas, sino muchos médicos también están advirtiendo acerca del uso del aloe vera directamente sobre la piel, lo cual está definitivamente contraindicado. "Hemos visto videos virales donde vemos personas fabricando un gel casero de sábila y diciendo que mientras más puro es mejor… Pues no es así. En este caso, lo puro puede resultar muy dañino, esto sin contar las normas higiénicas con las que se mezclan estos preparados, así como los insectos o parásitos que podrían estar presentes en la planta y que pondremos en contacto con las heridas por las quemaduras que puede presentar la piel insolada", advierte Méndez.

(Getty Creative)
(Getty Creative)

Alternativas de cuidado de la piel quemada por el sol

Aunque sí es posible que los defensores de la tradición sigan recomendando la sábila al natural sobre la piel, es necesario comprender que no siempre lo natural es inocuo por lo cual vale la pena tener presentes otras alternativas.

"El cuidado tras las quemaduras solares dependerá del fototipo de la piel, la profundidad de la quemadura, e incluso de la edad del paciente. Hay gente que se broncea, y gente que se quema, de manera que hay distintas posibilidades. Es ideal en cualquier caso proteger siempre y con frecuencia e hidratar. La piel va a perder humedad no solo en el momento de la exposición solar sino por los siguientes días, entonces hay que disminuir las posibilidades de deshidratación".

En este sentido, se recomienda el uso de hidratantes intensivos que contengan agentes hidratantes, obviamente, que son los que brindan humedad a la piel; los humectantes que son los que retienen el agua en la piel; emolientes, que alisan y mejoran la textura, para evitar que se cuartee, y componentes oclusivos, que impidan que siga escapando el agua de la piel, y que entren agentes externos.

LEER: Hidratar y humectar no es lo mismo: saber la diferencia ayuda a mantener tu piel radiante

Asimismo, son recomendables las cremas con agentes reparadores, con pantenol, y con calmantes. También debemos evitar los productos perfumados o con colorantes que puedan hacer más daño a la piel y, en la etapa aguda, evitar otras sustancias que pueden resultar irritantes como la vitamina C.

(Getty Creative)
(Getty Creative)

Según la cosmetólogo, un error frecuente es aplicar hielo directamente sobre la piel, lo cual puede hacer que se extienda la quemadura. "En etapa aguda debemos bajar la temperatura de la piel usando compresas frías, sin ser heladas, ni mucho menos el hielo directamente. Todo esto puede hacerse si no hay ampollas o grietas que se traducen en canales de infección".

Finalmente es necesario evitar rascarse, arrancarse la piel reseca que se despelleja, exfoliarse y tratar de proteger la zona con ropa con protección solar y aplicar siempre protector solar preferiblemente mineral porque dejamos la piel desprotegida.

TAMBIÉN TE PUEDE INTERESAR

EN VIDEO: La transformación milagrosa de una mujer antes y después de maquillarse

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios puedan establecer conexiones en función de sus intereses y pasiones. A fin de mejorar la experiencia de nuestra comunidad, hemos suspendido los comentarios en artículos temporalmente