¿Sabes a qué médico acudir cuando enfermas?

A pesar de vivir en la era de la información, no siempre sabemos qué especialista médico trata una enfermedad o molestia concreta

Esta escena pertenece a una peli de Keanu Reeves (To The Bone), pero representa la realidad: cuando estás malo tienes que ir al doctor, no buscar tu enfermedad en la red y autodiagnosticarte. (Foto: Getty)

En cualquier lugar y en cualquier momento, gracias a Internet podemos consultar dudas relacionadas con la salud siempre que lo necesitemos. Sin embargo, a pesar de vivir en la era de la información, no siempre los datos que manejamos son correctos. Muchos conocemos, o nos suena, qué significa tener la tensión arterial baja, sufrir acné o padecer hemorroides. Pero no siempre sabemos a qué especialista médico acudir cuando sufrimos una enfermedad o molestia concreta, tal y como indican los resultados del estudio “Los españoles y la medicina 2.0” elaborado por Doctoralia.

El objetivo de este trabajo es descubrir si los españoles conocemos qué médicos tratan las enfermedades más comunes. Los resultados son curiosos, mira…

Las más desconocidas…

En España, la afección que más desconocimiento genera en relación a los especialistas que la tratan es la infección de los ganglios linfáticos. Los ganglios son pequeños órganos presentes por todo el cuerpo que desarrollan una importante función inmunitaria, ayudando a reconocer y combatir microbios, infecciones y otras sustancias extrañas. Cuando se inflaman normalmente es por lesión o infección, aunque en otros casos es síntoma de un tumor o cáncer. El 70 por ciento de los españoles afirma que desconoce quiénes son los profesionales que la tratan, seguramente porque hay varios implicados: hematólogos, inmunólogos y médicos internistas son los responsables de tratar este problema.

Puedes llevarte un gran susto al busca información sobre tu salud en Internet sino optas por fuentes fiables. Ten cuidado dónde te metes. (Foto: Getty)

El siguiente puesto lo ocupa la bursitis, una inflamación de la bursa (bolsa pequeña que protege y amortigua los huesos, los músculos y los tendones) que se produce por sobreuso o lesión de una articulación. Sólo el 23 por ciento conoce que son los traumatólogos, mayoritariamente, los que la tratan, mientras que el 77 por ciento lo desconoce. Reumatólogos y en menor medida fisioterapeutas también tratan casos de bursitis.

El tercer puesto en el podio lo ocupan las hemorroides. Un 58 por ciento de los pacientes españoles manifiesta no saber quién las trata, que en primera estancia son detectadas por los médicos de familia o de medicina general, y suelen derivarse al cirujano general o proctólogo.

Las enfermedades relacionadas con la salud sexual, tanto de mujeres como de hombres, forman parte de las más conocidas en cuanto al especialista encargado de tratarlas.

 

La tensión arterial es otro de los ámbitos que al parecer más incertidumbre generan entre los pacientes españoles. Poco más que la mitad de españoles saben a quién acudir cuando sufren hipertensión o tensión arterial baja. En el primer caso, un 52 por ciento, y en el segundo, un 53 por ciento. La respuesta correcta para ambas es el médico de familia o internista, el primer especialista en tratar estas dos enfermedades, aunque después el paciente pueda ser derivado a otros especialistas, como un cardiólogo en el caso de la hipertensión

Las enfermedades relacionadas con la tensión arterial como la hipertensión o la tensión baja están dentro del grupo de las menos conocidas. Poco más de un 50 por ciento sabe a qué médico debería acudir.(Foto: Getty)

…y las más conocidas

Por suerte, hay algunas enfermedades o problemas de salud que son más conocidos por los pacientes españoles, quienes tienen claro a qué especialista deberían acudir si las padeciesen. En primer lugar está la infección vaginal, la cual el 84 por ciento de los españoles sabe que es tratada por el ginecólogo.

Le sigue el acné, una enfermedad causada por el taponamiento de los folículos que se encuentran en el interior de la dermis y en la cuál son expertos los dermatólogos, como bien sabe el 83 por ciento de pacientes.

En tercer lugar se encuentra la ansiedad, un estado que mantenido en el tiempo puede ser muy negativo y causar problemas psicológicos (distintos tipos de trastornos de ansiedad) y físicos. El 75 por ciento tiene claro que la solución a este problema cae en manos de psicólogos o psiquiatras, aunque también puede ser diagnosticada en un primer momento en Atención Primaria (medicina de familia o general).

Otros problemas de salud respecto a los cuales los españoles conocen la especialidad médica que los trata son los relacionados con la salud sexual masculina: por una parte, los problemas de eyaculación, como la precoz o la retrasada, y por otra, la hiperplasia benigna de próstata, nombre con el que se conoce el agrandamiento de la próstata causado por el aumento de edad, y que puede obstruir el flujo de orina en la uretra. El 70 por ciento y el 68 por ciento de pacientes, respectivamente, saben que ante estos escenarios han de acudir al urólogo.

Dar credibilidad total a lo que dice la red te puede convertir en un ‘cibercondríaco’. El contenido sobre salud en la web no siempre es fiable; tienes que ir al especialista. (Foto: Getty)

La importancia de consultar fuentes de información fiables

Estos resultados demuestran que, en Internet, no todo vale a la hora de buscar información sobre salud. Es vital contrastar los datos pero, ante todo, optar por fuentes fiables en las cuales el contenido esté respaldado por especialistas en salud y actualizado, adaptándose a las nuevas investigaciones y hallazgos.

Por ello, Doctoralia ofrece a los pacientes el servicio “Pregunta al experto”, donde de forma gratuita y anónima pueden preguntar cualquier duda relacionada con la salud a los expertos de la plataforma, obteniendo así respuestas cualificadas que, además, pueden ser valoradas tanto por los mismos pacientes como por los compañeros de profesión.

En palabras del Dr. Frederic Llordachs,  cofundador de Doctoralia, “la búsqueda de información relacionada con la salud en Internet crece cada año, y no son sólo los jóvenes los que realizan estas búsquedas, como se suele pensar, sino que los adultos y los mayores también las hacen. De hecho, nuestro estudio apunta a que el 56 por ciento  de los españoles de 55 a 64 años usa Internet para informarse de sus enfermedades tras ser diagnosticado. Por eso creemos que es vital ofrecer al usuario un lugar donde encontrar información de calidad, respaldada por profesionales claramente identificados  del  ámbito sanitario y sin coste para el paciente”.

También te puede interesar:

El problema de salud más buscado en Internet por los españoles

¿Qué necesitaríamos los españoles para estar más ilusionados?