¿Sabes cuál es la última y más moderna tendencia para decorar paredes? ¡Los tapices!

Photo credit: DR
Photo credit: DR

Los tapices que siglos atrás cedieron el paso a boisseries y lunas de espejo, recobran hoy el lugar de honor que les corresponde. ¿Los responsables? Los interioristas top que ponen en valor su prestigio. Antiguos o modernos cubren como un mural cálido y exquisito las paredes, obras de arte en tejidos que elevan el nivel decorativo de cualquier espacio. Aquñi te traemos una preciosa selección de tapices (viejos y modernos).

DE LOS AÑOS 60

Photo credit: DR
Photo credit: DR

Una excéntrica propuesta con el sello de Vincent Darré que firma la decoración de este salón, en una casa con ventanas a la iglesia de Saint-Germain-des-Prés. Curvas y colores dan movimiento a la pared bicolor que luce un tapiz de autor fechado en los años 60. Butaca de Maison Darré con terciopelo de Lelièvre.

CON DIBUJOS COSTUMBRISTAS

Photo credit: DR
Photo credit: DR

Este tapiz gobelino francés data del siglo XVIII, refleja una escena costumbrista y está flanqueado por dos bustos del siglo XIX. Se actualiza con la pintura negra de la pared, el pavimento tan claro y la espléndida lámpara estilo Sputnik, que procede de la tienda Slou. Un proyecto diseñado por Miguel G. Arcas y Jaime Pardo Manuel de Villena.

UN TAPIZ DE AUBUSSON

Photo credit: Montse Garriga
Photo credit: Montse Garriga

El tapiz Aubusson del genial Jean Picart Le Doux –realizado a mediados de siglo para el buque La Marseillaise– se adquirió en Serge Castella. Preside esta zona del salón, sobre un sofá español de los años sesenta y una mesa danesa, de los 80, procedente de 177 Kensington, al igual que la escultura Nudo, de Carlos Niño, situada en la tapa de mármol. La alfombra es el modelo Sybil Yelow, de The Rug Company, en BSB.

OBRA DE UN ICONO

Photo credit: DR
Photo credit: DR

Ernest Boiceau, reconocido diseñador y decorador de estilo neoclásico que alcanzó la fama en los años 20 y 30, llegó a inventar el Point by Cornely y es el autor de este tapiz, adquirido en Beauvais Carpets de Nueva York. Adorna el frontal de una cama italiana del siglo XIX, en la casa del destacado interiorista francés Jacques Grange.

DE ESTILO NEOCLÁSICO

Photo credit: Pablo Sarabia
Photo credit: Pablo Sarabia

José de Almada Negreiros, pintor y escultor portugués, firma este tapiz que decora uno de los salones de estilo neoclásico del Hotel Ritz Four Seasons de Lisboa. Procede de la Fábrica de Tapices de Portalegre y refleja el estilo cubista de Almada Negreiros, pionero del Movimiento Moderno en Portugal y uno de los artistas portugueses más influyentes del siglo XX.

CON INTERIORISMO DE PASCUA ORTEGA

Photo credit: Felipe Scheffel Bell
Photo credit: Felipe Scheffel Bell

Un tapiz francés restaurado, de finales del s. XVIII, da la bienvenida en el recibidor. Procede de subastas Segre. Lo flanquean apliques de cristal de Murano, adquiridos en Beatriz Balgoma. Debajo, sillas tapizadas con patas en roble y tela de Dedar. Es una casa diseñada por el estudio de Pascua Ortega.

DE LANA Y SEDA

Photo credit: Pablo Sarabia
Photo credit: Pablo Sarabia

En esta casa del anticuario Miguel Arcas, un tapiz francés del XVIII en lana y seda respalda la mesa Luis XV. Sobre esta, óleo de la Sagrada Familia (Italia, s.XVII), copas en madera sobredorada convertidas en lámparas y una terracota del XVIII.

DEL SIGLO XVII

Photo credit: Pablo Sarabia
Photo credit: Pablo Sarabia

Un gran tapiz mitológico de Jan Raes, datado en Bruselas en el siglo XVII, es la joya de este salón. Delante, sofá retapizado con lino color piedra. Lo flanquean dos mesitas riñoneras de madera con lámparas de alabastro compradas en Decodelia. La librería fue hecha a medida para esta casa por el estudio de María de la Osa.

DE AIRE MODERNO

Los tapices de la firma mexicana Caralarga son una bella y perfecta pieza de artesanía. Estas hechos con fibra de sansevieria, utilizada por siglos para la elaboración de hamacas y canastas en la Península de Yucatán (México), hilo de algodón responsable con el medio ambiente, que no genera desechos tóxicos o dañinos y marcos de madera y esferas de papel maché. Una forma diferente de incluir un tapiz.

EL PODER DE VENUS

Ante la pieza Venus Power diseñada por Patricia Urquiola para CC-Tapis no sabríamos qué contestar. Se trata de una pieza textil hecha de lana del Himalaya, totalmente a mano, en la que la diseñadora española se inspira en el cuerpo femenino y la propia naturaleza del planeta Venus. Nos encanta en un espacio sencillo y ultramoderno como este.

CON FORMA DE FLOR

¿Quién dijo que los tapices no pueden estar en el suelo? Este es una creación de el artista Santi Moix para Nani Marquina. Se inspira en sus lienzos, siempre protagonizados por flores, y representa dos momentos en el ciclo de vida de una flor: el marchitamiento y la floración. Obviamente, también lo puedes colgar orgullosamente en la pared.