¿Sabes qué es la computación afectiva?

Por Belén Alonso
Photo credit: wonry

From Diez Minutos

El futuro ya está aquí. Según un estudio de MarketsandMarkets, las inversiones en la tecnología que explora nuestras emociones crecerán en los próximos cinco años desde los 2,2 billones de dólares invertidos en 2019 hasta los 90 billones que se estiman para 2024. La lista de ventajas que ofrece es enorme y será muy útil en áreas como la sanidad, donde, por ejemplo, permitirá detectar de forma precoz determinadas enfermedades, o la educación con tutores virtuales.

“Existen aplicaciones comerciales o industriales muy factibles a corto plazo… Y abre muchas posibilidades en un mundo con población envejecida, dice David Masip, de la Universitat Oberta de Catalunya (UOC).

Pero ¿sabes exactamente qué es la computación afectiva?

Ttal y como explican en la web de la Universidad Oberta de Catalunya, la computación Afectiva (Affective Computing, en inglés), también conocida como Inteligencia Artificial Emocional, es la disciplina que estudia cómo crear máquinas que puedan reconocer, interpretar y responder apropiadamente a las emociones humanas. Si no te queda claro, seguro que si te mencionamos las películas ‘I Robot’, ‘2001’ o ‘WallE’ empiezas a entenderlo mejor.

En todas ellas aparecen robots e inteligencias artificiales con emociones y que nos permiten visionar un futuro en el que a lo mejor tenemos robots en casa que hacen la compra y cocinan para nosotros.

Pero no sólo se quedaría ahí, sino que en otros ámbitos tan importantes como el de la salud se podrían controlar muchos factores de riesgo. Por ejemplo, desde la UOC también se podrían usar usar sensores integrados en brazaletes para capturar señales fisiológicas como el ritmo cardíaco o la respiración, o usar micrófonos para captar la voz y los cambios de entonación cuando alguien está hablando, lo que sería de mucha utilidad para médicos y especialistas.