Cómo saber si te están siendo infiel

Photo credit: Gtres
Photo credit: Gtres

¿Andas con la mosca detrás de la oreja, no te vayan a estar haciendo un 'Piqué' de manual? Si hasta a Shakira o a Tamara se la pegan, ¡qué va a ser de ti!, piensas. Pero, cuando le preguntas a tu pareja, pone cara angelical y te dices que no seas paranoica. ¿Cómo saber, entonces, si te está siendo infiel?

Por si te sirve para sentirte (algo) más tranquila, las personas mayores de 55 años son las que más probabilidades tienen de tener aventuras fuera del matrimonio, quizá por la monotonía de una larga relación, mientras que la tasa de infidelidad disminuye entre las parejas jóvenes, según la Encuesta Social General (GSS, realizada en Estados Unidos.

Pero, también es cierto, que todo depende de cómo se mire, ya que muchas parejas millennials apuestan por el poliamor o por tener una relación abierta, con lo cual cambia el paradigma sobre qué es la infidelidad. En su lugar, podríamos empezar a hablar más bien de lealtad.

Por eso, lo primero de todo, sería determinar qué es para ti una infidelidad. ¿Mirar fotos de otras personas? ¿Chatear con ellas? ¿O solo si hay sexo? ¿Y el cibersexo? “No implica lo mismo para todo el mundo, pues depende de los acuerdos a los que haya llegado cada pareja y cómo de flexibles sean”, explica Ana Lombardía, psicóloga y experta en sexología, que señala que “la infidelidad puede materializarse no sólo en lo puramente sexual, sino cualquier otro tipo de acuerdos:cuestiones económicas, cuidados, crianza de los hijos…”.

Photo credit: NurPhoto - Getty Images
Photo credit: NurPhoto - Getty Images

Como subraya la psicóloga, se puede entender ser infiel, o desleal, cuando se rompen los acuerdos previamente establecidos por ambos miembros de la pareja. “A veces, no son explícitos y forman parte únicamente del ideario de pareja de cada uno; esto puede suponer que se presupongan cosas diferentes y que, por tanto, la infidelidad aparezca por una falta de entendimiento y una mala gestión de las expectativas”, afirma Lombardía.

Infidelidad física, psíquica y digital

En Gleeden, una web de encuentros entre personas casadas, para tener una aventura extraconyugal cerca de casa o buscar amante, clasifican la infidelidad según sea física, psíquica/emocional y digital. “Está claro que no todo el mundo entiende lo mismo . Las conductas físicas, que incluirían tener relaciones sexuales, besarse o el sexo oral, suelen ser las más entendidas como infidelidad ‘per se’”, destaca Silvia Rubies, responsable de comunicación de Gleeden.

Photo credit: Frank Rothe - Getty Images
Photo credit: Frank Rothe - Getty Images

“Sin embargo, dentro de las emocionales y las digitales, la raya no es tan clara. Al final, todo depende del acuerdo al que haya llegado cada pareja sobre qué se entiende como una traición y qué no”, apunta Rubies. “Aunque cada persona puede tener diferentes matices como si el hecho de tontear, o hacer ‘sexting’ lo consideran o no infidelidad, en todos los casos, la infidelidad, se trata de un tema sexual”, añade Mariona Gabarra, sexóloga de Gleeden.

Los españoles, entre los más fieles

Diferentes estudios ratifican que en España somos bastante fieles. Según el estudio paneuropeo ‘Infidelidad y evolución de las relaciones no monógamas en España y Europa’, de la consultora Yougov para Gleeden, un 42% de los hombres españoles y un 31% de las españolas han sido infieles alguna vez, la cifra más baja de todos los países participantes. Eso sí, 6 de cada 10 no se arrepienten de ello.

“Esos datos dicen que ha habido un avance en la sexualidad femenina. Hace menos años de los que pensamos, la infidelidad masculina conllevaba casi una medalla, mientras que la femenina conllevaba una lacra, vergüenza. Que los porcentajes estén tan cerca, indica que la mujer también busca disfrutar, ya no es un tabú, por lo que se empiezan a respetar los derechos de las mujeres”, destaca Gabarra.

Cómo detectar si te ponen los cuernos

Pedimos a las expertas que nos den ‘tips’ para detectar que te están siendo infiel.

Promueve la confianza. “Lo primero sería no intentar detectar la infidelidad: si estás en pareja, la primera opción debería ser la de confiar en la relación y apostar por ella. Es más eficaz dejar que las señales aparezcan por sí solas que andar buscándolas y estar alerta todo el día”, sugiere Ana Lombardía.

Hazte las preguntas adecuadas. Para Lombardía, es clave “analizar por qué crees que tu pareja te está siendo infiel”, y para ello anima a hacerte a ti misma una serie de preguntas: “¿no me siento cuidada? ¿creo que ha roto algún acuerdo? ¿puede que yo me sienta insegura por malas experiencias del pasado? ¿qué me está haciendo desconfiar?”.

Photo credit: 10'000 Hours - Getty Images
Photo credit: 10'000 Hours - Getty Images

Habla con tu pareja. Lombardía anima a comunicar tus dudas, pero hacerlo desde un espacio seguro, sin rencores, no reproches. “Si tienes dudas, deberías exponer tus sentimientos a tu pareja, sin atacar ni acusar, mostrando tu vulnerabilidad y pidiendo apoyo para gestionarlo”.

Fíjate en las señales. La sexóloga Mariona Gabarra sugiere tener en cuenta ciertos cambios en la pareja que podrían sugerir una infidelidad: “cuando tras una racha de discusiones donde tu pareja está reclamando atención, deja de reclamar y desaparecen las discusiones”. Aunque, recuerda, “no se puede garantizar que alguien te esté siendo infiel nunca sin pruebas reales”.

Ojo al móvil. Para Gabarra, hay que estar alerta “cuando tú pareja está siempre con el móvil, escribiendo como a escondidas, no se separa del teléfono ni lo olvida nunca de manera que no puedas acceder a él, le surge quedarse en el trabajo hasta tarde… Vamos, ese ‘sexto sentido’ que te dice que hay algo raro”.

Se cuida más, pero mucho más. “Aunque parezca un tópico, es real, cuando la otra persona empieza a arreglarse...realmente esto pasa en los casos en los que la infidelidad surge por falta de atención, no en los que surge como juego sexual o para probar cosas nuevas y excitantes”, cuenta Gabarra, y Silvia Rubies, confirma: “Según las encuestas que hemos hecho entre los usuarixs de Gleeden, cuando tienen amante se suelen cuidar más, van al gimnasio, se hacen tratamientos de estética… Quieren volverse a sentirse atractivos); también suelen trabajar más horas, más días, días festivos, viajes etc., y, en general su humor cambia, parecen menos irascibles y no buscan tantos problemas en casa.