Cómo saber si el dolor menstrual es algo normal o hay que acudir al experto

·2 min de lectura
Photo credit: bernie_photo - Getty Images
Photo credit: bernie_photo - Getty Images

Hinchazón. Malestar. Molestias estomacales. E, incluso, nos atreveríamos a incluir los cambios de humor y la falta de concentración en la lista de molestias que, en líneas generales, sufrimos las mujeres de manera mensual durante el periodo. Sin embargo, hay uno que todas, con más o menos intensidad o frecuencia, padecemos durante la menstruación: el dolor. Pero la gran pregunta es: ¿Cómo podemos saber cuando el dolor que estamos sintiendo no es normal?

Ahora bien, más allá de la regla, todos tenemos un umbral del dolor. Una pequeña escala que provoca que, de manera natural, dependiendo de la sensibilidad que tengamos reaccionemos más o menos a un determinado estímulo. Sin embargo, a diferencia de una caída o del clásico dolor de muelas, el malestar causado por la regla está envuelto en el concepto de tabú.

Photo credit: Charday Penn - Getty Images
Photo credit: Charday Penn - Getty Images

Se busca normalizarlo, pero apenas se habla de ello. Pudor, vergüenza o falta de entendimiento son tres de las razones, entre otras muchas, que provocan que suframos esas molestias en completo silencio. Aunque nos estén provocando mareos, vómitos o fuertes dolores de cabeza que afectan a nuestro día a día, el silencio permanece. Sin embargo, no por mucho tiempo.

La Dra. Lorena Serrano especializada en ginecología ha compartido una publicación, a través de su cuenta de hello.gyn, que busca normalizar pedir ayuda profesional cuando el dolor ya no es “normal”. Ahora bien, cómo podemos saber cuando el malestar no es “normal” o está ligado con otras enfermedades como, por ejemplo, la endometriosis. Apunta.

En la publicación, la experta dicta que los cólicos o dolores menstruales son uno de los motivos más habituales por los que se tiende a pedir consulta. Ahora bien, como recoge en su publicación la Dra. Serrano si sufres alguna molestia o dolor en la zona del vientre (o zona lumbar) que remite con un analgésico "se puede considerar un malestar normal". Esta molestia está causada por la liberación, durante el periodo, de las prostaglandinas, unas sustancias responsables de contraer el útero instando a la expulsión del tejido endometrial. Ahora bien, es importante alertarse y acudir a consulta cuando se padecen otros signos como, por ejemplo:

  • El dolor no remite o no se calma tras la toma del analgésico habitual o el efecto que tenga sea parcial o poco duradero.

  • Cuando el malestar vaya acompañado de náuseas o vómitos

  • Cuando nos impida hacer nuestro trabajo o actividades diarias como el deporte.

  • Cuando el flujo sea abundante o se perciban alteraciones en el color o el propio olor.

Si sufres alguna de estas dolencias o síntomas de manera habitual, estás tardando en acudir al ginecólogo.

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios puedan establecer conexiones en función de sus intereses y pasiones. A fin de mejorar la experiencia de nuestra comunidad, hemos suspendido los comentarios en artículos temporalmente