¿Sabías que Laura Prepon inició su carrera como amiga de Ashton Kutcher y Mila Kunis? Descubre el pasado televisivo de la protagonista de 'Orange is the New Black'.

Por Nora Cámara
Photo credit: Netflix

From Diez Minutos

Ha protagonizado una de las producciones más revolucionarias, en cuanto a la temática carcelaria se refiere, junto a su compañera Taylor Schilling. Gracias a Orange is the New Black Laura Prepon hoy es una de las presas más famosas de la televisión.

El éxito cosechado con esta producción original de Netflix se explica, en buena medida, por los guiones y por la calidad de sus actrices. Prepon es un buen ejemplo de ello, una auténtica experta en series.

La vimos con 18 años en la pequeña pantalla por primera vez en 1998, cuando se estrenó en FOX Aquellos maravillosos 70 (en España se emitió en Paramount, Localia y Neox). En la serie interpretaba a Donna Pinciotti, la novia del personaje principal (Eric) y su mejor amiga es Jackie. Allí coincidió con varios actores que os sonarán, como Topher Grace (Black Mirror), Ashton Kutcher (Dos hombres y medio), Mila Kunis (voz de Meg Griffin en Padre de familia) y Wilmer Valderrama (Navy: Investigación criminal).

Laura aprovechó los años que duró la serie para compaginarla con alguna otra aparición en televisión y cine pero fue a partir de su final en 2006 cuando comenzó a encadenar proyectos. En 2007 participó en la serie de la ABC October Road con el personaje de Hannah Jane Daniels. En los años sucesivos la hemos visto en diferentes papeles episódicos en Cómo conocí a vuestra madre, Al descubierto, Medium, House, Castle y Love Bites. En 2011 formó parte del reparto de la tv movie the Killing Game y en 2012 protagonizó la serie Qué pasa con Chelsea (en España emitida por COSMO), además de reencontrarse con Danny Masterson en su serie Men at Work, compañero de reparto de los tiempos de Aquellos maravillosos 70.


Pero sin duda el gran éxito de su carrera llegó 15 años después de su debut en televisión. En 2013 llegó a Netflix una de las series más originales y arriesgadas dela plataforma. Hacer una comedia sobre las memorias de una presa en la cárcel (sacadas del libro Orange Is the New Black: Crónica de mi año en una prisión federal de mujeres) era una idea novedosa y el éxito fue inmediato. De hecho, su relevancia ha trascendido a lo meramente audiovisual y, gracias a un reparto mayoritariamente femenino, encabezado por Taylor Schilling y Laura Prepon, se han cuestionado prejuicios sociales, los roles de género y ha reivindicado el papel de la mujer en la industria y en el mundo.


A un paso de la temporada final

Pese a que Netflix estrenó la séptima (y última) tanda en 2019, en España había retenido las dos últimas de episodios hasta ahora. Como en años anteriores, los derechos de emisión en nuestro país los tenía Movistar+, de modo que quienes quisieran verla en la plataforma que produce la serie han tenido que esperar. Desde el pasado lunes 27 de enero los usuarios del gigante del streaming ya pueden disfrutar de la sexta temporada.


Precisamente, en estos 13 episodios no vemos desde el inicio a Alex Vause porque en la vida real Laura Prepon tuvo a su hija Ella y se tomó los meses correspondientes a su baja de maternidad. Pero los guionistas supieron darle una solución en trama que iremos descubriendo.

En la sexta tanda, el futuro de las mujeres de Litchfield es una incógnita. Tras los intensos tres días de amotinamiento, gran parte de las reclusas son divididas en dos autobuses y trasladadas a otro centro del que no saben nada. Una vez allí, deben hacer frente a interminables interrogatorios, nuevo personal y condenas extra por su revuelta. En ese desplazamiento se pierde la pista a Alex, una de las mayores incógnitas de la temporada. Sin embargo, su regreso será clave para el cierre de estos episodios, pues un gran acontecimiento involucrará a la pareja formada por ella y Piper.