'Sé dócil: Reza y obedece': la espeluznante historia real del documental de Netflix

·5 min de lectura
Photo credit: Netflix
Photo credit: Netflix

Sé dócil: Reza y obedece es un documental en cuatro partes dirigido por Rachel Dretzin que cuenta la historia de la Iglesia Fundamentalista de Jesucristo de los Santos de los Últimos Días (FLDS), y de su desprestigiado líder, Warren Jeffs. Pero, ¿cuál es la verdadera historia de esta secta y cómo ha acabado en el impío lugar en el que se encuentra ahora?

¿Cómo empezó la FLDS?

La FLDS procede de la religión inicial de los mormones, también conocida como Iglesia de Jesucristo de los Santos de los Últimos Días. Aunque los mormones eliminaron la poligamia (la práctica de permitir a los hombres casarse con más de una mujer) en 1890 para poder conseguir la condición de estado para Utah, una secta fundamentalista escindida se alejó en la década de 1930 y se estableció en Short Creek, también conocida como Colorado City, Arizona.

Este grupo seguía creyendo en la poligamia y la llevaba a cabo. Se creía que con cuantas más mujeres se casara un hombre, más cerca estaría de Dios. Dentro de la secta, se obligaba a las mujeres a vestirse de la misma manera: vestidos largos de la pradera que cubrían cada parte de su cuerpo, y el pelo recogido en un moño. Las mujeres estaban obligadas a rezar a la hora en punto -en la mampostería de uno de los edificios principales está escrito "reza y obedece"- y todos los miembros tenían completamente prohibido salir o saber algo del mundo exterior. Cualquiera que rompiera las reglas o de quien el líder (conocido como "el profeta") quisiera deshacerse era expulsado y excomulgado a su antojo: las madres tenían a sus hijos secuestrados , otros jóvenes eran expulsados de sus familias sin apoyo, sin dinero y sin idea de cómo funcionaba el mundo fuera de la doctrina FLDS.

Photo credit: Netflix
Photo credit: Netflix

Las autoridades conocían las actividades ilegales del grupo desde 1953, cuando 36 hombres, 86 mujeres y 263 niños fueron detenidos o puestos bajo custodia durante una redada realizada antes del amanecer en Arizona. Pero no fue suficiente para disolver la secta, ya que tras prometer que dejarían de practicar la poligamia, los hombres fueron puestos en libertad condicional y casi todas las mujeres y los niños, que quedaron bajo la tutela del Estado, regresaron al rancho de Arizona.

Photo credit: Netflix
Photo credit: Netflix

¿Cuándo se involucró Warren Jeffs?

Warren Jeffs fue nombrado profeta en 2002, asumiendo el papel de su padre. Pero lejos de ser un líder espiritual justo y equitativo, Jeffs estuvo detrás del abuso masivo de las mujeres y los niños en lo que ahora era una secta.

Jeffs se casó con 78 mujeres, 24 de las cuales eran menores de edad. Su víctima de abuso más joven, a la que obligó a casarse, tenía solo 14 años. También orquestó y supervisó el abuso de otras mujeres y niños a otros hombres dentro de la secta; personas que no tenían salida ya que estaban siguiendo las únicas reglas que conocían, de sus padres, su familia y "Dios".

Como dice una superviviente en el documental, "en nuestras mentes, la policía, incluso el presidente de los Estados Unidos, no tenía autoridad sobre nosotros. Warren Jeffs era nuestro presidente. Él era el profeta. ¿Y cómo puedes poner a un humano por encima de Dios?".

Briell Drecker fue obligada a casarse con Jeffs cuando tenía 18 años. Ella le dijo a The Guardian: "Estaba aterrorizada. Tuvimos nuestra ceremonia y él me pidió que viniera y me sentara en su regazo. Me quedé confusa y no respondí". También explicó que Jeffs le dio "algunos malos entrenamientos", un eufemismo de la FLDS que a menudo incluía actos sexuales que, según Jeffs, estaban ordenados por Dios. Se refirió a las cintas de audio (utilizadas en su caso judicial) de cómo sus esposas tenían que complacerlo sexualmente como "entrenamientos celestiales".

En 2006, Jeffs fue acusado de dos cargos de cómplice de violación y se dio a la fuga, convirtiéndose en uno de los delincuentes más buscados por el FBI. Fue detenido en un control de tráfico rutinario en Las Vegas, pero no se adoptó ninguna medida para ayudar a la comunidad hasta 2008, cuando los agentes de la ley federal hicieron una redada en el rancho Yearning for Zion, en el oeste de Texas, a raíz de las denuncias de violaciones y abusos a una línea telefónica de ayuda. Se rescataron más de 400 niños, convirtiéndose en el mayor caso de custodia infantil de la historia de Estados Unidos.

En varios casos judiciales contrapuestos, Jeffs -que también fue acusado de incesto y conducta sexual con menores- fue finalmente extraditado a Texas, y en 2011 fue declarado culpable de dos agresiones sexuales a un niña (por mantener relaciones sexuales con una de 12 y otra de 15 años con la que se había casado), por lo que fue condenado a cadena perpetua más veinte años y a una multa de 10.000 dólares.

¿Sigue funcionando la FDLS?

Sorprendentemente, sí. Jeffs, que ahora sigue en prisión, continúa dirigiendo la secta desde la cárcel. Los miembros actuales de la FLDS siguen considerando a Jeffs como el profeta que habla con Dios, y piensan que ha sido condenado injustamente. Algunos creen que el número total de miembros podría ascender a entre 6.000 y 10.000 personas.

En las notas de prensa del documental, el director dice: "Las historias que estas mujeres contaron -del proceso de coerción sistemática y control mental ejercido por el hombre al que consideraban un profeta religioso, Warren Jeffs- estaban lejos de ser alienantes. Después de pasar muchos meses informando sobre esta historia, me quedó claro que estas mujeres podrían haber sido mi hija, mi madre o yo. Y también quedó muy claro que mostraron un valor y una fuerza increíbles al abandonar esta religión convertida en secta criminal".

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios puedan establecer conexiones en función de sus intereses y pasiones. A fin de mejorar la experiencia de nuestra comunidad, hemos suspendido los comentarios en artículos temporalmente