Ryan Reynolds se graba mientras le realizan su primera colonoscopia

·1 min de lectura
Photo credit: Arnold Jerocki - Getty Images
Photo credit: Arnold Jerocki - Getty Images

El cáncer colorrectal es el tercer cáncer más diagnosticado en Estados Unidos tanto en hombres como en mujeres. La Sociedad Americana Contra El Cáncer calcula que este año se detectarán 106.180 casos nuevos de cáncer de colon y 44.850 casos nuevos de cáncer de recto.

Conocedor de esta situación, Ryan Reynolds ha querido aportar su granito de arena y se ha aliado con Lead From Behind, una nueva iniciativa que tiene como objetivo de difundir el mensaje de que el cáncer de colon se puede prevenir.

Los 45 es la edad a la que se recomienda que se debe empezar a hacer exámenes periódicos para prevenir. Así, el actor ha convencido a su amigo y propietario de su club de fútbol, Rob McElhenney, para hacerse una colonoscopia y grabar todo el proceso. "He estado mucho frente a la cámara. Pero esta fue la primera vez que me metieron una por el culo", cuenta Ryan en el vídeo que se puede ver en YouTube. "El procedimiento y la preparación fueron indoloros, pero la incomodidad de filmar y compartir el proceso fue la parte más difícil", dice.

En el vídeo se ve cómo es la preparación previa a la prueba, así como los momentos de después en los que Ryan descubre que tenía un "polipo extremedamente sutil". "Esto podría salvarte la vida, no estoy bromeando, no estoy siendo demasiado dramático", le advierte el médico. Al localizar el polipo gracias a la prueba y extirparlo, el médico le explica al actor que "estás interrumpiendo la historia natural de una enfermedad de un proceso que podría haber terminado convirtiéndose en cáncer y causando todo tipo de problemas".

Tras su experiencia, Ryan Reynolds se muestra mucho más comprometido y esperanzado de que las colonoscopias sean "menos misteriosas y estigmatizadas".