Ryan Murphy, el creador de 'Dahmer', responde a las críticas de los familiares de las víctimas

el creador de dahmer responde a las críticas de las víctimas
El creador de 'Dahmer' responde a las críticasNetflix


Puede que su argumento no te haya convencido para verla (sinceramente, no te culpamos), pero al menos seguro que sabes qué serie es porque en las últimas semanas no se habla de otra cosa. El éxito de 'Dahmer' es indiscutible, y es que se ha convertido en la segunda serie de habla inglesa más vista en Netflix. Creada por Ryan Murphy, narra la historia de Jeffrey Dahmer, conocido como 'El caníbal de Milwaukee', quien asesinó a 17 hombres entre 1978 y 1991.

No es de extrañar que una serie con una historia así (y más si está basada en hechos reales) haya generado tanta polémica como lo ha hecho. El padre de Jeffrey Dahmer, Lionel, ha mostrado su descontento con la serie y se está planteando denunciar a Netflix. Los familiares y amigos de las víctimas también se han sumado a la oleada de críticas a la trama creada por Ryan Murphy y alegan que este nunca les consultó para preparar la serie. Unas críticas a las que ahora él ha respondido en el último evento al que acudió en Los Ángeles, donde negó que esto sucediera así.

"Es algo que investigamos durante mucho tiempo. Y nosotros, en los tres años y medio que estuvimos escribiendo la serie, nos pusimos en contacto con alrededor de 20 de los familiares y amigos de las víctimas tratando de obtener información, intentando hablar con la gente. Ni una sola persona nos respondió en el proceso", afirma en unas declaraciones recogidas por The Hollywood Reporter. "Así que nos apoyamos en nuestro increíble grupo de investigadores que… ni siquiera sé cómo encontraron esta información. Pero fue un esfuerzo de día y noche tratando de descubrir la verdad de estas personas".

Además, el creador explicó que el propósito de la serie no era centrarse en Dahmer, sino poner el foco en el racismo de la época, que precisamente fue lo que permitió que el asesino pudiera hacer lo que hizo durante tanto tiempo. "Algo de lo que hablamos mucho en el rodaje es que no nos interesaba tanto Jeffrey Dahmer, la persona, como lo que le convirtió en el monstruo en que se convirtió. Hablamos mucho de eso... y hablamos de ello todo el tiempo. Todo gira en torno al privilegio de los blancos. Se trata del racismo sistémico. Es sobre la homofobia".