De los 20 a los 50: las rutinas de belleza que se recomiendan según tu edad

Getty Creative

Limpieza diaria, hidratación, tónico y protección solar… ¡Qué fácil parece la vida a los 20 años! Es el momento de lucir la piel tal como es, de lucir espléndida y fresca incluso recién levantada y que el maquillaje necesario es un toque de gloss. Pero también es el momento de empezar a cuidarse para que, pasados los 50, sigamos teniendo una piel saludable y bonita, acorde a su edad.

Hábitos para todos

Más allá de cirugías y tratamientos estéticos, las rutinas y hábitos de belleza son las verdaderas claves para mantener en el tiempo un aspecto saludable. Es así como debemos tener presente que el principal hábito de belleza, válido para cualquier edad, es una alimentación balanceada, que incluya frutas y verduras y limite los alimentos procesados y el azúcar.

Otro hábito de belleza básico es dormir la cantidad de horas suficientes. Según el doctor Eric J. Olson, M.D., de la Clínica Mayo, la cantidad de horas de sueño depende fundamentalmente de la edad. Para alguien que tiene 17 años, es recomendable dormir entre 8 y 10 horas, y para los adultos, lo conveniente es dormir entre 7 y 9 horas y, en este sentido, tener un sueño de calidad es muy importante.

Por otra parte, hacer ejercicios diariamente por 30 minutos aporta muchos beneficios al organismo, influyendo en músculos, huesos, y todos los procesos, pero además es un tratamiento antienvejecimiento y hace que el individuo se sienta y luzca más guapo. Según explica la profesora Carlota Torrents, del Instituto de Educación Física de Cataluña, la razón por la cual esto ocurre es que, posiblemente, la liberación de endorfinas hace que nos sintamos mejor, contentos, a gusto con nuestro cuerpo y, en consecuencia, luzcamos más bellos.

Finalmente, el protector solar es la mejor crema antiarrugas. Así lo afirman cientos de publicaciones especializadas en belleza y su aplicación diaria debe ser un hábito fundamental para personas de todas las edades. Los rayos UVA, penetran en las capas de la piel y dañan sus estructuras celulares, mientras que los UVB afectan la capa superficial provocando quemaduras. Aprenderse esto, es sin duda un mandamiento de la belleza.

(Getty Creative)

A los 20, rutinas sencillas

Los hábitos para preservar la belleza deben comenzar a esta edad. A los 20 años es posible que ya tengamos un par de años con una rutina de limpieza que incluya hidratación y exfoliación cada quince días, pero a partir de aquí, es conveniente incorporar hidratante para cuello y mascarillas nutritivas para el cabello.

Manos, codos, pies y rodillas deben empezar a recibir atención con productos emolientes especiales para esas zonas del cuerpo.

Otro producto fundamental es el desmaquillante, que de acuerdo a tu tipo de piel y recomendación de los especialistas, podrá ser en crema, gel, espuma o agua micelar.

Para finalizar esta década ya debes tener en tu repisa, además de limpiadores e hidratantes tanto para el día como para la noche, crema para contorno de ojos, y tónico, siendo este último un secreto de belleza lleno de virtudes.

(Getty Creative)

A los 30, la exfoliación

Tal como le ocurrió Rachel, la de Friends, puede ser intimidante llegar a los 30, pero pronto nos damos cuenta de que hay mucho camino por recorrer y disfrutar. Es el momento de la independencia total y de ya tener claro el camino que se quiere recorrer. En este camino debemos evitar malos hábitos como el consumo de tabaco, alcohol, alimentos procesados, y aliarnos con frutas y verduras antioxidantes.

Es conveniente, en este período, consultar con un especialista sobre el consumo de complejos vitamínicos que incluyan calcio o asegurarse de ingerir los nutrientes adecuados con nuestra alimentación.

Para la piel, no solo del rostro sino del cuerpo entero, esta es la edad perfecta para sumar el hábito de la exfoliación semanal, con el cual eliminamos células muertas de la piel, dejándola radiante y lista para recibir otros tratamientos. Los hombres, por su parte, pueden tener en la exfoliación un aliado del afeitado pues ayuda a desencajar los vellos del rostro.

La hidratación del rostro con cremas ricas en antioxidantes y vitaminas C y E ayudará a prevenir y frenar las nacientes arrugas. Asimismo, y más en la actualidad cuando tenemos que usar mascarillas protectoras, es muy útil hacerse limpiezas profesionales con cierta frecuencia.

(Getty Creative)

A los 40, ahora o nunca

No es tarde para cuidarte con ahínco. La piel merece cuidados más minuciosos como una hidratación específica para esta edad, y revisar la crema adecuada para el contorno de ojos. El contorno de los labios también requiere atención, y sobre todo, el cuello.

A los 40, la salud es sinónimo de belleza, pues ya estamos más que seguros de nuestro potencial y de cómo resaltar nuestras fortalezas. De esta manera, la tranquilidad de estar saludable se gana practicándonos los chequeos médicos recomendados para esta edad. Para este momento, las mujeres ya debemos habernos practicado nuestra primera mamografía, mientras que los hombres aún tienen tiempo para hacerse su primer test para descartar cáncer de próstata.

Para finalizar esta década, ya debes tener el hábito de aplicar protector solar diario con factor de protección 50 y propiedades antimanchas. Además, inicia el placer de usar serums con ácido hialurónico y vitamina C. 

(Getty Creative)

A los 50 y más, disfruta la plenitud 

Dicen que los 50 son los nuevos 30, y para disfrutarlos al máximo lo mejor es estar saludable y protegido. El uso de hidratantes, protectores y serums debe ser religioso y entre estos un ingrediente adecuado para esta década es el retinol, producto que ayuda a disminuir las líneas de expresión y daños causados por el sol.

En este momento se hace imprescindible combatir la flacidez, para ello debemos consultar al especialista sobre incluir suplementos de colágeno, proteína responsable del mantenimiento de tendones, ligamentos, músculos, huesos y demás estructuras del cuerpo.

A esta edad, no debemos escatimar en cantidades de producto. Disfruta la aplicación de cada uno de ellos como rituales reconfortantes de belleza. No hay ningún apuro, porque si se ha tenido cuidado, la belleza ya se tiene hace mucho tiempo.

RELACIONADOS: 

Frutos secos, cítricos y otros alimentos que estimulan la producción natural de colágeno

Frutas y vegetales que ayudan a retrasar el envejecimiento y te embellecen

TAMBIEN TE PUEDE INTERESAR: Cómo detectar si tu pareja te presiona en el sexo (video)