Con esta rutina de oblicuos de 5 pasos conseguirás presumir de un auténtico six-pack

·2 min de lectura
Photo credit: Westend61 - Getty Images
Photo credit: Westend61 - Getty Images

¿Cuántas veces te has plantado frente al espejo y has analizado el porqué no estás consiguiendo lucir ese ansiado six pack ultradefinido en las últimas semanas? ¿Dos? ¿O, tal vez, muchas más? Tantas que, a lo mejor, es mejor ni hablar de números. Y si te dijésemos que la razón por la que no estás logrando ese resultado tan rápido como pensabas recae en que no estás prestando atención a los oblicuos. Sí, como lees. Admitámoslo: son los grandes olvidados en nuestras rutinas.

Cuando nos planteamos realizar una serie de ejercicios, indistintamente de que sea en el salón de casa con todos nuestros utensilios o en la propia sala de máquinas del gym, rápidamente ideamos una rutina centrada en un área específica del cuerpo como, por ejemplo: los bíceps, las nalgas y sí, los abdominales pero no incidimos en esa área que nos ayuda a incrementar la tensión muscular endureciendo la zona y, por consiguiente, a brindarnos ese ansiado vientre plano, el efecto V y un espectacular six pack al estilo de Cristina Pedroche.

"¿Y cómo se tonifican? ¿No vale con los clásicos abdominales o ejercicios de planchas?", te puedes estar preguntando. Y no, esos ejercicios nos ayudan a estabilizar la espalda y tensar el vientre, pero no inciden en los oblicuos que es, precisamente, lo que buscamos.

Lo principal de todo es que recuerdes que para activar los oblicuos, tienes que trabajar el lado contrario al deseado. Pero ¡que no cunda el pánico!; hemos encontrado una rutina de cinco ejercicios que te ayudarán a trabajar los oblicuos como nunca y, por consiguiente, a lucir un abdomen ultratonificado.

Así, ya te lo vamos adelantando, sí da gusto volver a entrenar este septiembre.

Vientre plano y tonificado con solo 5 ejercicios

Esta rutina ideada con Georgia es supersencilla de realizar y, como ya te hemos ido adelantando, consta de cinco ejercicios con diez repeticiones cada uno y a cada lado.

  • Crunch Twist: Comienza sentada con las piernas ligeramente flexionadas. Inclina tu espalda ligeramente hacia atrás. Después, eleva una pierna e intenta tocar con tu codo, la rodilla opuesta.

  • V Leg Reaches: Tumbada sobre la esterilla, eleva, mantén y separa un poco las piernas con un ángulo aproximado de 90º. Después, eleva un poco el torso para ir moviendo los brazos como la entrenadora. Con ello, estimularás la zona.

  • Ankle Reaches. Parece sencillo, pero mantener el ritmo no lo es tanto. Con las piernas nuevamente flexionadas y la espalda apoyada en la esterilla, pega los brazos a los costados y ve moviéndote poco a poco para tocar con la mano el tobillo.

  • Criss Cross Prep Lower. Dobla una rodilla unos 90º y coloca el torso mirando hacia dicha pierna, mientras elevas y bajas la otra totalmente recta.

  • Criss Cross Prep Upper. Con la misma postura, pero sin mover la pierna, mueve tu torso hacia la rodilla opuesta y, después, repite hacia el otro lado.

Y, ahora, sí que sí, ¡a presumir de vientre!