La rutina beauty que no puede faltar si haces deporte

·3 min de lectura
Photo credit: Jordi Salas
Photo credit: Jordi Salas

Si haces deporte al aire libre (correr, marcha nórdica, senderismo…), la protección solar es un “must”, que dicen las expertas de moda. Te recomiendo, además, que te protejas del sol con una gorra o una visera (yo las prefiero porque me agobian menos) y unas gafas de sol.

¿Me sirve la crema de la playa? Te recomendaría, sin duda, una específica para hacer deporte porque son más ligeras, han sido testadas para resistir mejor el sudor y no pican en los ojos. Como recuerda la Dra. Ana Molina en su libro “Piel Sana, Piel Bonita”: “Ya existen texturas ultraligeras de base acuosa que no provocan sensación de grasa, ni escuecen en los ojos, para deportes al aire libre. Para practicar deportes acuáticos, lo ideal es aplicar fotoprotectores en barra, que son mucho más densos y aguantan mejor en la piel. Seguro que has visto surferos con la cara blanca o azul tras aplicarse estos productos”.

Recuerda que el protector solar ha de ser siempre de amplio espectro, es decir, que proteja frente a la radiación UVA (la que penetra más profundamente, hasta la dermis) y UVB (la que hace que nos quememos). Y si la fórmula además incorpora otros ingredientes, como antioxidantes, mejor que mejor.

Si sales a primera hora de la mañana, lo tienes chupado. Primero te limpias la cara para retirar los restos de cosméticos nocturnos, el exceso de grasa y la suciedad. ¿Con qué fórmula? No importa mientras la uses. A mí me parecen muy prácticas las espumas y las emulsiones. A continuación, aplicas la protección solar. No te olvides de las orejas, la nuca y ¡el escote!

Si entrenas al mediodía, de nuevo aplica protector solar. Y si vas maquillada (te leo la mente), retira con un algodón y agua micelar la base y el colorete. Si llevas los ojos maquillados y son fórmulas waterproof, no desmaquilles si vas con prisa y no te apetece. Porque aguanta y no pasa nada. No, la piel no respira (te leo la mente otra vez), la piel transpira.

Mis fórmulas favoritas:

  • Anthelios UVMune 400 de La Roche Posay

  • Fusion Water SPF50 de Isdin

  • Heliocare Water Gel SPF50+ de Cantabria Labs

  • Transparent stick SPF50+ Heliocare 360º Sports de Cantabria Labs

Sé que hay quien demoniza las aguas micelares, pero me parecen una alternativa estupenda a las toallitas. Si hay un producto que detesto es este, porque, como diría mi madre, eso no limpia, esparce la suciedad. Son contaminantes y muchas fórmulas incorporan alcohol. ¡Abajo las toallitas! Por eso, si vas con prisas o te da pereza (hay que reivindicar más esta actitud vital porque ¡eres humana!), empapar con agua micelar un disco de algodón (puede ser reutilizable) es una manera rápida de desmaquillar. Es cierto que, utilizada sola, se queda corta para limpiar, especialmente en pieles más grasas, Y aunque los fabricantes digan que no es necesario aclarar, ¡aclara! Sobre todo, si tienes la piel sensible. Como dice con mucha gracia el cosmetólogo Arturo Álvarez Bautista: “Sería como fregar los platos y luego no aclarar”.

Para el gimnasio, siempre tengo un neceser listo en la bolsa con todo lo que necesito. Y no cargo con botes. Lo llevo todo en envases de 100 ml. Tienes mil opciones en Amazon, aunque mis favoritos siguen siendo los de Muji. Y una cosa que siempre me llevo es mi toalla de pelo Aquis. En esta entrada de mi blog The Beauty Mail te conté por qué.

¡Hasta la próxima entrega, bellezas!

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios puedan establecer conexiones en función de sus intereses y pasiones. A fin de mejorar la experiencia de nuestra comunidad, hemos suspendido los comentarios en artículos temporalmente