Ruta por el Douro: en coche por la carretera más bonita de Portugal... y del mundo

·7 min de lectura
Photo credit: Six Senses Douro Valley
Photo credit: Six Senses Douro Valley

¿Aún te planteas qué hacer en este verano raro? Si fuéramos tú, ahora mismo, tendríamos pocas dudas. Seguramente conozcas ya Oporto (aunque a Oporto siempre se vuelve) pero, esta vez, te invitamos a ir más allá. Arranca tu coche (o tu autocaravana o furgoneta camper) allí o hazlo desde aquí, pero arráncalo. No necesitas mucha planificación, solo esta guía con la que te llevamos a descubrir la cuna de algunos de los vinos más antiguos y famosos del mundo a través de una espectacular ruta considerada por muchos como la más hermosa del mundo. ¿Te vienes?

OPORTO DESDE EL FLAMANTE HOTEL VILA FOZ

El viaje tiene que empezar o pasar sí o sí por esta deliciosa ciudad que mezcla el aire melancólico de Portugal con el ánimo de la costa. De hecho, puedes explorar todo lo que aquí te contábamos mirando al mar en el elegante distrito de Foz desde uno de sus flamantes hoteles, el Vila Foz Hotel & Spa. Se trata de una espléndida casona señorial del siglo XIX con magnífico diseño de interior y una acertadísima ampliación contigua para llegar a las casi 70 habitaciones y suites ideadas por Nini Andrade Silva con un gusto contemporáneo exquisito, bien mezclado con la tradición. Su idílico y relajante spa propone una experiencia holística de la mano de la "maison" Codage francesa y su chef, Arnaldo Azevedo, una imprescindible cocina en dos restaurantes que has de apuntar, te alojes o no en el hotel. El primero, Flor de Lis, sugiere una inmersión en las recetas de la zona, primando marisco, fantástico pescado y arroces. El segundo, Vila Foz, reabrirá en breve con el concepto más personal del cocinero en un imponente comedor en la villa.

Photo credit: Hotel Vila Foz & Spa
Photo credit: Hotel Vila Foz & Spa

No te pierdas algunas otras novedades en la ciudad como el World of Wine, el proyectazo enoturístico en el que se ha convertido el área portuaria de Vila Nova de Gaia, y que abre ya al público sus 35.000 metros cuadrados en los que caben seis experiencias culturales y gastronómicas, nueve restaurantes, bares, cafeterías, una escuela de vino, múltiples tiendas, una sala de exposiciones... Un distrito en torno al fruto de la vid para el que se han restaurado muchas de las viejas bodegas y que te gustará descubrir.

RUMBO AL ALTO DOURO Y AL SIX SENSES DOURO VALLEY

Tu casa para los siguientes días es una mansión rehabilitada de forma majestuosa y actual por Luís Rebelo de Andrade con el sofisticadísimo interiorismo de Clodagh Design, rodeada de extensas colinas de viñedos con el Duero a sus pies. Es el hotel Six Senses Douro Valley, el primero y único durante años que esta prestigiosa cadena internacional, centrada en el "wellness" y en la sostenibilidad, tiene en Europa. Solo la llegada en tu coche ya es impresionante con ese descenso hasta el pequeño valle en el que se enmarca el edificio con 60 habitaciones (algunas recientemente renovadas en línea, como todo, con la tranquilidad, el confort y lo local), una piscina exterior con vistas infinitas a la naturaleza circundante y uno de los mejores spa que hemos experimentado. Venir aquí es cargar la batería hasta sobrepasar el 100% y entregarse al sinfín de experiencias que oferta, desde lo cultural hasta lo culinario pasando, como no, por los vinos que bañan cada estancia. El español Marc Lorés capitanea los fogones, apoyados en la base portuguesa, con mucho de proximidad y una vuelta cosmopolita que aporta su currículum internacional. Reserva una cena con él una noche y no dejes de comprobarlo en vivo y en directo.

AMARANTE CON ESTRELLA

Si no te apetece pensar, el hotel se encarga de gestionártelo todo. Nosotros te contamos algunos "greatest hits" de la zona para que lo hagas a tu aire y este, aunque breve, es uno de ellos. Cruzando el fotogénico puente de Sao Gonçalo, símbolo de la resistencia napoléonica, hasta el convento homónimo te internarás en Amarante. Un corto pero instagrameable paseo te hará idea de su encanto y de su arquitectura, perceptible en iglesias barrocas como Sao Domingos, Sao Pedro o el Solar dos Magalhaes. En el centro, reserva en el restaurante Largo de Paço, estrella Michelin gracias a la cocina del recuerdo e infancia de Tiago Bonito en el interior del opulento y acogedor Relais & Châteaux Casa da Calçada. De postre compra los archiconocidos pasteles locales en la confitería Da Ponte, la más antigua.

Photo credit: Getty Images
Photo credit: Getty Images

VILA REAL Y EL ICÓNICO MATEUS

Casas blasonadas, ventanales manuelinos, balconadas de hierrro forjado... La aristocrática Vila Real te espera con sus nobles villas y sus tranquilas calles. Siguiendo una caminata entre la avenida Carvalho Araújo y la avenida Marginal te fascinarán su catedral gótica y sus iglesias de la Misericorda y de los Clérigos, esta última una obra maestra del italiano Nicolau Nasoni. Suyo también es, muy cerca, el famoso Solar de Mateus, una mansión del siglo XVII entre jardines afrancesados y fuentes y con una valiosa colección de mobiliario. ¿Te recuerda a algo? Por supuesto, a la etiqueta del vino Mateus, uno de los más conocidos del país fuera de él. Para comer, el restaurante y "wine bar" Cais da Villa aplica memoria y modernidad a sus menús en un antiguo almacén ferroviario elegantemente recuperado. Los grandes vinos del Douro son, por supuesto, destacados protagonistas.

Photo credit: Miguel Sotomayor - Getty Images
Photo credit: Miguel Sotomayor - Getty Images

LAMEGO, CUNA Y MIRADOR

Situada a 12 kilómetros de las orillas del Duero, Lamego conoció, en el siglo XVIII, una época de gran prosperidad cuando aquí se producía un "vino fino" que dio origen al famoso vino de Oporto. En el siglo séptimo ya los visigodos la elevaron a sede de obispado y, desde entonces, exceptuando el periodo islámico, recibió gran influencia de la Iglesia. Monumentales templos cuentan su historia en azulejos, pintura sacra y lujosas decoraciones, destacando la iglesia del convento de Santa Cruz, con vistas a la ciudad, y el suntuoso santuario barroco dedicado a Nuestra Señora de los Remedios, a una altura de 600 metros. El palacio de los obispos es otro indispensable así como algunos paseos para admirar maravillosas panorámicas de los extensos valles en los que nace el vino. Lo es, asimismo, probar una de las "bolas" (empanadas) de la pastelería da Sé Casa das Bôlas.

Photo credit: De Agostini / Archivio J. Lange - Getty Images
Photo credit: De Agostini / Archivio J. Lange - Getty Images

INMERSIÓN Y NUEVO "POP UP" GASTRO EN LA QUINTA DO BOMFIM

Una de las bodegas más reseñables para aprender sobre la denominación de origen de vinos más antigua del mundo es esta, de la que surgen marcas emblemáticas como Graham's, Dow's o Warre's. Se encuentra en Pinhao y el camino a ella, desde el Six Senses Douro Valley, es, en concreto, el reconocido como uno de los más bonitos del planeta. No en vano, Pinhao es el centro geográfico de una región Patrimonio de la Humanidad que desde la propia Quinta do Bomfim se admira y saborea con toda la grandeza del "terroir" y de sus inigualables vinos fortificados. Además de la didáctica visita, ahora estrenan "pop up restaurant" del estrellado chef Pedro Lemos con platos regionales del Douro que prometen. Si quieres ir más allá, el restaurante DOC, del cocinero Rui Paula, es de los más selectos de por aquí y goza de unas vistas tan coloridas y sabrosas como su menú.

Photo credit: www.visitportugal.com
Photo credit: www.visitportugal.com

EN BARCO POR EL RÍO

Ya sea en Oporto, donde también te lo recomendamos encarecidamente, o desde el Six Senses, y aunque esta ruta se centra en el asfalto, no deberías dejar pasar el hecho de navegar por unas horas por el río y admirar todo lo que lo bordea desde otra perspectiva. La empresa Sea Keys Cruises ofrece yates de lujo para que la jornada sea inolvidable aunque desde el hotel pueden gestionarte alguna embarcación tradicional que también tiene mucho rollo.

AÚN QUEDA HISTORIA PARA VOLVER

El Six Senses Douro Valley te mostrará un programa con decenas de alternativas para ver y hacer en el propio hotel y en los alrededores. Tanto, que querrás haber pedido más días. El yacimiento arqueológico romano de Marco de Canaveses, los monasterios cistercienses de Tarouca y Salcedas... Hay una cosa segura. Cuando descubras la naturaleza, historia y cultura de esta zona, la fuerza de sus vinos, el encanto de su hospitalidad y el sabor de su tierra, te preguntarás por qué no has ido antes, estando tan cerca, y mirarás agenda para volver.

Photo credit: Six Senses Douro Valley
Photo credit: Six Senses Douro Valley
Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios puedan establecer conexiones en función de sus intereses y pasiones. A fin de mejorar la experiencia de nuestra comunidad, hemos suspendido los comentarios en artículos temporalmente