Russell Crowe siente culpa por haber ganado el Óscar con 'Gladiator'

Cine 54
·3 min de lectura

En el año 2001, un neozelandés treintañero relativamente desconocido se alzaba con el Óscar a Mejor Actor. El papel del general hispano Máximo Décimo Meridio valió a Russell Crowe la codiciada estatuilla dorada, un reconocimiento a un trabajo icónico que hoy pocos cuestionan.

Aunque entre esos pocos se encuentre el propio Crowe…

En 2000 Russell Crowe protagonizó Gladiator, un trabajo por el que hoy cree que no merecía el reconocimiento que tuvo. (Imagen: Universal Pictures)
En 2000 Russell Crowe protagonizó Gladiator, un trabajo por el que hoy cree que no merecía el reconocimiento que tuvo. (Imagen: Universal Pictures)

En efecto, el actor de 56 años admite que al recoger aquel premios sintió un sobrecogedor sentimiento de culpa que le impidió disfrutar del momento álgido de su carrera.

En una reciente entrevista con el programa australiano Today, Crowe asegura que no merecía el nivel de alabanza que recibió por su trabajo en la película de Ridley Scott –ya que fue el cineasta británico el verdadero responsable de que la película fuese un éxito.

Después de protagonizar Gladiator recibí muchas palmadas en la espalda, algunos premios grandes y demás, y obviamente aquello me puso en un nivel superior durante cierto tiempo”, recuerda el actor.

No obstante, el reconocimiento público habría venido acompañado de un sentimiento de culpa que volvió a aguijonearle recientemente durante una proyección de Gladiator en el Coliseo de Roma.

Vi que se trataba de una película de director”, asegura. “Fue uno de esos momentos en los que piensas: “¿Por qué me llevé toda la atención, cuando el Premio de la Academia le pertenece a Ridley Scott?”

Estas declaraciones nos llegan después de que Crowe revelase en el Tonight Show de Jimmy Fallon que estuvo a punto de rechazar el papel que cambió su carrera para siempre.

En una visita telemática al programa durante la semana pasada, el actor describió la experiencia de rodar Gladiator hace 20 años como “única”, en parte debido a que “el guion inicial que tenían era muy malo”.

¡Era sencillamente malo!”, subrayó Crowe.

Pero pese a sus reservas ante el proyecto, el neozelandés aceptó el papel después de conocer en persona a Scott, el legendario director detrás de títulos como Alien, Blade Runner o Thelma & Louise.

Como es sabido, Gladiator no solo recibió el Óscar que levantó Crowe, sino también las estatuyas a Mejor Película, Mejor Sonido, Mejores Efectos Visuales y Mejor Diseño de Vestuario.

El próximo 31 de julio, Crowe estrenará el thriller Unhinged, donde interpreta a un conductor iracundo que se lanza a perseguir a una mujer que le ha pitado en la autopista. Por su parte, Scott está inmerso en la producción de The Last Duel y ha anunciado tanto otra precuela de Alien como la secuela de Gladiator.

Más historias que te pueden interesar: