“Rusificación forzada”: Vladimir Putin recurre a una vieja y cuestionada práctica soviética en los territorios ocupados en Ucrania

·7 min de lectura
Isla Serpiente; Ucrania; Ukraine; Snake Island; Rusia; Russia; Rusos; Guerra en Ucrania; Vladimir Putin; San Petersburgo;  Saint Petersburg
El presidente Vladimir Putin, en una cumbre en Ashgabat, esta semana. (Photo by Dmitry AZAROV / SPUTNIK / AFP) - Créditos: @DMITRY AZAROV

PARÍS.– Durante dos siglos y medio, los ucranianos no pudieron conocer su propia historia. La rusificación forzada, practicada por el imperio zarista primero y por la Unión Soviética después, provocó una representación deformada de la historia de esa nación, a medida que dichos regímenes se dedicaban meticulosamente en erradicar, por todos los medios, los términos “Ucrania” y “ucraniano” de sus conciencias. Hoy no es diferente. Fiel a esa despiadada tradición, considerada un auténtico “genocidio” por Naciones Unidas, Vladimir Putin ha decidido “rusificar” todos los habitantes de las regiones ocupadas por sus tropas desde el comienzo de la invasión.

Genocidio no es solo poner a la gente en trenes y enviarlos a la cámara de gas. Es borrar, negar la identidad de una nación, según la definición oficial de ese término adoptada por Naciones Unidas. Ese esfuerzo de rusificación por todos los medios del Kremlin incluye los dos millones de personas que ya fueron trasladadas por la fuerza a Rusia y repartidas por todo el país a partir de la anexión de Crimea en 2014. Se trata de un crimen contra la humanidad”, precisa Galia Akerman, especialista de la historia de los pueblos rusos.

En una nueva e inquietante etapa de la progresión en Ucrania, esta semana las autoridades de la ocupación anunciaron que, a partir del 1° de julio, varias líneas de autobús conectarían la península de Crimea —anexada por el Kremlin en 2014— a las nuevas regiones conquistadas en el sur. El ministerio autoproclamado del Interior de la región (oblast) ucraniana de Kherson, ocupada desde marzo, indicó en un comunicado que esos autobuses harán el recorrido ida y vuelta entre Simferopol, la capital de Crimea, y la ciudad de Kherson.

Agregaron que los vehículos cubrirán también las urbes conquistadas de Melitopol y Berdiansk, en la región ucraniana de Zaporijjia, parcialmente ocupada por el ejército ruso.

Agentes de la Guardia Nacional de Rusia marchan por una calle mientras en un edificio al fondo se ve la imagen de la letra Z, que se ha convertido en un símbolo del ejército de Rusia, el jueves 5 de mayo de 2022, en Sebastopol, Crimea
Agentes de la Guardia Nacional de Rusia marchan por una calle mientras en un edificio al fondo se ve la imagen de la letra Z, que se ha convertido en un símbolo del ejército de Rusia, el jueves 5 de mayo de 2022, en Sebastopol, Crimea

“La seguridad de los transportes estará a cargo de Rosgvardia”, la guardia nacional rusa, precisa el comunicado.

En concreto, en todas esas zonas han desaparecido las fronteras entre Rusia y Ucrania. Y ese esfuerzo por rusificar a las poblaciones ocupadas se intensifica cada día.

Entre los últimos anuncios, se informó que los jubilados ucranianos de esas zonas recibirán sus pensiones directamente desde Moscú, vía la Caja de Compensaciones de la Federación de Rusia. No obstante —y para obligarlos a optar por la ciudadanía rusa— las autoridades decidieron que las otras prestaciones sociales dejarán de ser abonadas, a menos que los beneficiarios tengan pasaporte ruso.

Esta semana, un banco ruso abrió su primera agencia en Kherson. Se trata de una institución golpeada por las sanciones occidentales y el único banco que opera en esa ciudad desde que fue ocupada. Distribuirá rublos, que es la única moneda que circula en las regiones controladas por Moscú, y anuncia que otras 200 sucursales abrirán en las próximas semanas.

A esa omnipresencia financiera se agrega al lanzamiento hace escasas semanas de las redes rusas de internet y de telefonía, de televisión, que llega directamente de Rusia y de los programas escolares, los mismos que usan los niños rusos. También cambiaron las reglas del estado civil: el ius solis (derecho de suelo) se aplica desde ahora en toda la región de Zaporiyia. Todos los niños que nacieron allí a partir del 24 de febrero tienen automáticamente la nacionalidad rusa, mientras que, de aquí en más, todas las partidas de nacimiento, de casamiento y de deceso son redactadas y responden a las normas rusas. Último proyecto en carpeta: la organización de un referéndum de independencia en cada una de esas regiones ocupadas.

Maestro de la propaganda y la guerra psicológica, el régimen no escatima gestos para obtener la adhesión de la gente que, por culpa de la guerra, carece de todo.

“Los ocupantes roban nuestros cereales y toman nuestros centros comerciales para distribuir los alimentos a los ucranianos de las zonas ocupadas, afirmando que se trata de ayuda humanitaria llegada de Moscú”, relató recientemente por videoconferencia el presidente ucraniano Volodimir Zelensky a los líderes del G7 reunidos en cumbre.

Todos esos gestos están destinados a doblegar la voluntad de poblaciones que, durante el proceso de ocupación, fueron sometidas a humillaciones, hambre, torturas y carencias de todo tipo, hasta la rendición.

Guerra en Ucrania; Ukraine; 100 días de guerra; Rusia; Russia; fotos del día;
Las familias caminan en una plataforma para abordar un tren en la estación central de Kramatorsk mientras huyen de la ciudad oriental de Kramatorsk, en la región de Donbass el 5 de abril de 2022 - Créditos: @FADEL SENNA

“Nadie ignora que solo aquellos individuos perfectamente ideologizados son capaces de resistir a esas prácticas. La mayoría de la gente común solo quiere seguir viviendo y poder alimentar a sus hijos”, señala el coronel Pierre Servant, especialista de la guerra psicológica.

Listas

Es la misma táctica que aplicaron a fines la Segunda Guerra Mundial en Ucrania y en Bielorrusia occidentales. Por todas partes donde llegan los rusos hay listas, algunos desaparecen sin dejar rastros, otros son ejecutados y otros deportados.

“En Ucrania y Bielorrusia occidentales, los soviéticos deportaron cerca del 10% de la población. Se trataba de la población más activa. El resto se acomoda. Pero en Ucrania occidental, incorporada por la fuerza, también surgió un movimiento de resistencia que duró incluso hasta los años 60, cuyos miembros consiguieron eliminar a unos 30.000 miembros del KGB y de los servicios de orden soviéticos”, señala Galia Akerman.

El relato parece una copia conforme de lo que está sucediendo en la región de Kherson, donde las fuerzas rusas llegaron con listas preestablecidas gracias a meses de infiltración.

Los escombros cuelgan de un edificio residencial gravemente dañado por un bombardeo ruso antes de la guerra en Kramatorsk, en el este de Ucrania, el sábado 21 de mayo de 2022
Los escombros cuelgan de un edificio residencial gravemente dañado por un bombardeo ruso antes de la guerra en Kramatorsk, en el este de Ucrania, el sábado 21 de mayo de 2022 - Créditos: @Francisco Seco

Los rusos habían preparado su invasión. No solo militarmente, pero con agentes escondidos en el corazón del gobierno ucraniano. Al punto, que los servicios de inteligencia estadounidenses no compartían muchas informaciones para que no aterrizaran en Moscú”, afirma el diputado oficialista Oleg Dunda.

Después de haberse rendido tras la misteriosa “desaparición” de soldados, policías y aduaneros ucranianos antes de la llegada de las tropas rusas, la ciudad de Kherson es hoy escenario de una serie de atentados antirrusos de tal intensidad, que la agencia estatal rusa Tass se vio obligada a reconocerlo por primera vez el 22 de junio.

Pierre Servant se sorprende de la resistencia de muchos occidentales a comprender “la renovación del totalitarismo ruso que se apoya en viejas tradiciones documentadas y probadas”.

El rublo es la nueva moneda oficial en las áreas ucranianas tomadas por las fuerzas rusas
El rublo es la nueva moneda oficial en las áreas ucranianas tomadas por las fuerzas rusas - Créditos: @ALEXANDER NEMENOV

Este modo de funcionamiento existe desde la época zarista. Una política destinada a matar toda veleidad de liberación. En 1940, después de haber invadido Polonia junto a los nazis, los soviéticos asesinaron de un balazo en la cabeza a 25.000 oficiales de reserva polacos. Porque sabían que de esa forma ejecutaban a la elite polaca que hubiera imposibilitado el proceso de rusificación que planeaban en la parte ocupada de ese país. Entre esos oficiales de reserva había, en efecto, cantidad de magistrados, periodistas, profesores y universitarios. Destruyéndolos, pensaban destruir el cerebro de Polonia”, relata Servant.

Hay quienes señalan que la situación de Ucrania es bien diferente a lo que vivieron aquellos europeos aplastados por el nazismo y la URSS durante la Segunda Guerra Mundial. Porque entonces estaban librados a su propia suerte y hoy, los ucranianos cuentan con el apoyo masivo de los países occidentales.

A juicio del general Dominique Trinquard, exjefe de la misión militar francesa ante la ONU, “la precipitación de Rusia por concluir esta rusificación está motivada por su incertidumbre sobre el resultado de la guerra y por eso considera necesario lograr esa integración de inmediato, para que no haya regreso atrás. Por otra parte, desde el punto de vista de una futura negociación, para poder decir a los ucranianos: ahora no se pueda dar marcha atrás porque todo esto ahora es ruso”.

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios puedan establecer conexiones en función de sus intereses y pasiones. A fin de mejorar la experiencia de nuestra comunidad, hemos suspendido los comentarios en artículos temporalmente