‘La ruleta de la suerte’ da una lección de diversidad y de superación personal para recordar

·4 min de lectura

Hay algunos programas de televisión que permiten a sus protagonistas abrirse y contar su vida, milagros y miserias, dejando grandes anécdotas o lecciones de vida para el espectador que está en casa. Desde El Hormiguero a Mi casa es la tuya, pasando por First Dates y MasterChef, por citar algunos ejemplos. Sin embargo, en programas de entretenimiento como La Ruleta de la suerte también se pueden conocer apasionantes historias, como sucedió este 13 de junio, en la que dos de los participantes dejaron relatos de superación personal y de diversidad que, seguro, calaron en muchos hogares.

GUÍA | Los pasos que tienes que seguir para poder ver un tuit no disponible por tus preferencias de privacidad

Como siempre, el programa arrancó con un panel musical, antes siquiera de conocer a los concursantes. Una chica de 38 años llamada Rocío, natural de Sanlúcar de Barrameda, fue la afortunada que lo resolvió, y además de meter dinero en el marcardor, ganó el honor de ser la primera en ser presentada.

Así, Rocío le explicó a Jorge Fernández algunos retazos de su vida, y cómo había aprendido a superarse a sí misma, tras dar un giro importante. Para que todos la conociesen, y, por lo tanto, pudiesen empatizar con ella, narró que había sido durante años una persona que no se cuidaba y que comía muy mal. Hasta que un día decidió cambiar, a cuidarse, a hacer deporte y a perder peso. Su marido, en concreto, había logrado bajar hasta 70 kilos gracias al deporte y una buena alimentación, algo que ambos solían narrar en su cuenta de Instagram.

A Jorge le encantó esta historia; contó que él se encuentra muy bien consigo mismo, pero porque siempre había hecho deporte y dieta, pero que la historia de Rocío era digna de escuchar por haber conseguido sacar la mejor versión de sí misma a base de esfuerzo. “Qué buen testimonio”, aplaudía el presentador.

MADRID, ESPAÑA - 3 DE DICIEMBRE: Jorge Fernández, presentador de 'La Ruleta de la suerte', asiste a la presentación de
MADRID, ESPAÑA - 3 DE DICIEMBRE: Jorge Fernández, presentador de 'La Ruleta de la suerte', asiste a la presentación de "El Nudo" de Atresmedia el 3 de diciembre de 2019 en Madrid, España. (Foto de David Benito/Getty Images)

Poco después, los espectadores pudimos conocer Allan, un joven de 24 años natural de Benidorm, Alicante. Su historia es la de tantos muchachos de su edad: estudió Trabajo Social, pero no consigue encontrar empleo. ¿La razón? No tiene experiencia, y así nadie le da la oportunidad. “Y donde no te dan oportunidad, no te dan experiencia”, explicaba, con bastante buen humor, eso sí.

Entonces, el presentador le preguntó que a qué se dedicaba, si no ejercía como trabajador social. “Me dedico a las redes sociales con mi pareja. Primero mi transición, como chico trans, y luego mi relación con un chico cis gay”, le respondía Allan. Jorge le lanzaba entonces un guante pidiéndole que explicase eso último que había dicho. “Tú eres cis y yo trans...”, resumía el muchacho. “Cis es la persona que se identifica con el género que se le identificó al nacer, el médico te ve unos genitales u otros, y así asigna el género. Y a la persona trans le sucede lo contrario”, añadía.

Es evidente que Jorge Fernández está al día sobre términos como transexualidad o cisexualidad, pero lo que el comunicador quería con su pregunta era que la gente que está en casa se enterase bien de la historia de Allan, para que pudiera servir de ejemplos para otros chicos que no tengan el valor de vivir su vida como desearían. O personas de más edad, por supuesto, pues nunca es tarde para tomar las riendas de tu propia vida.

Con el dinero que ganase en el programa, Allan soñaba con hacer un viaje, pero también tenía otro deseo que va relacionado con ese activismo y visibilidad que realiza en plataformas como TikTok.

Nos gustaría hacer un libro, no quedarnos solo en redes sociales, y llegar a los institutos. Para que algún día deje de haber miedo por ser o por amar”, finalizaba el alicantino, ganándose un fuerte aplauso del público. “Vaya dos testimonios que hemos tenido tan buenos, me gusta. Ya podíamos tener más días con este tipo de testimonios tan guays”, comentaba Jorge, antes de dar paso al primer panel.

En el fondo, las historias de Rocío y Allan son complementarias. Dos personas que han sabido sacar lo mejor de sí misma, a través de la superación, celebrando la diversidad.Y que son suficientemente generosos como para querer compartir lo que han vivido para que otras personas que estén perdidas puedan encontrar su camino. Recordemos que La Ruleta de la suerte es el programa más visto de la televisión en la franja matinal. Ayer consiguió un 20,7% de cuota de pantalla, con más de 1,7 millones de espectadores, así que Así que el discurso tanto de Rocío como de Allan y sus lecciones vitales seguro que calaron en muchos domicilios.

Más historias que podrían interesarte:

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios puedan establecer conexiones en función de sus intereses y pasiones. A fin de mejorar la experiencia de nuestra comunidad, hemos suspendido los comentarios en artículos temporalmente