El pentacampeón de rally español y director de una residencia sin muertes por coronavirus, ¿cómo lo hizo?

Ruben Gracia, pentacampeón de España de rally y director de una residencia de ancianos de Madrid (Fotos: Instagram/@rubengraciapiloto)

Rubén Gracia, piloto pentacampeón de España de rally en categoría todo terreno, dirige una residencia de ancianos en Guadarrama de manera brillante. Tanto es así que, en medio de la crisis sanitaria a la que nos enfrentamos, ha impedido que ningún anciano de su centro fallezca a causa del coronavirus.

Acudió a la llamada de José Ramón de la Morena para contar todo lo que está viviendo estos meses en ‘El Transistor’ de Onda Cero. Lo que para él fue una decisión “no muy pensada”, anticipándose al impacto de la pandemia en nuestro país, ha resultado crucial para salvar vidas en la comunidad con más decesos en centros de mayores de España, como es Madrid.

Él lo cuenta con la naturalidad del que toma una decisión que forma parte de su rutina diaria, cuando llamó una por una a las familias de todos los residentes en su centro para comunicarles, cuatro días antes de que se declarase el estado de alarma, que parasen con las visitas.

Además, entre los trabajadores elaboraron “un protocolo chulo” para que no entrara el virus: “desde comprar dos uniformes más a cada trabajador, para que esa ropa se quedara en la residencia; una pequeña piscina de lejía a la entrada, para que inevitablemente tuvieras que pisarla al entrar; comprando mascarillas cuando las mascarillas se podían comprar...”

Un gesto que ahora nos parece lógico, después de todas las muertes en residencias de mayores que la covid-19 ha causado, un total en la Comunidad de Madrid que va camino de los 7.500 fallecidos. Por aquel entonces, sin haber declarado el Gobierno el estado de alarma, sin confinamiento, seguro que no fue una tarea sencilla explicar a los parientes que tenían que dejar de ver a sus seres queridos.

Lo que puede parecer un golpe de suerte o un acierto, decidirse por tomar una medida en el momento exacto, no lo es. La realidad es que el subcampeón del Dakar montó la residencia con 18 años y tiene, desde muy joven, la responsabilidad de la determinación. Lo que él denomina “una aventura bastante bonita”.

En cuanto a cómo se ha gestionado la crisis, apunta que han sido un sector “un poco olvidado”, pero que saldrán de esto y “hay que mirar el futuro de una manera positiva”.

El secreto de su negocio está en el concepto que tiene de residencia: “para mí es un hogar adaptado para que vivan personas mayores, en ningún momento es un hospital o una clínica”. El protocolo es que “si un abuelito se pone malo, tiene que ser trasladado al hospital”. “En este caso se ha prohibido el traslado de estas personas al hospital... Pues claro, el nivel de las noticias que veíamos por la tele pues eran obligatorias”, apuntó.

En cuanto a su faceta deportiva, comentó que en Dakar compartió momentos con Carlos Sainz y Fernando Alonso y que allí, “donde estás haciendo lo que más te gusta, te olvidas por un momento de los problemas que hay en el mundo”.

Rubén no sólo tiene talento para el deporte, sino también para tomar decisiones. Ojalá más personas como él ocupando cargos de tanta responsabilidad.


Más historias que te pueden interesar: