Algo huele a rancio en el proceso de selección de la canción para Eurovisión

·5 min de lectura

Tras la debacle de Blas Cantó en Eurovisión 2021, todo apuntaba a que RTVE había aprendido por fin de sus errores. Y es que el pasado 22 de mayo el cantante murciano firmó un mal resultado en el festival por lo que la delegación ya acumula más de medio siglo sin conocer la victoria (desde que el 29 de marzo de 1969 España hacía historia en el Festival de Eurovisión con Salomé y Vivo cantando). Si bien parecía que la corporación se había puesto las pilas para volver a despertar otra vez las simpatías fuera de nuestras fronteras, la realidad es que ha vuelto a tropezar con la misma piedra del pasado en su carrera a Eurovisión 2022.

©Raúl Tejedor/RTVE
©Raúl Tejedor/RTVE

Después de que Blas Cantó no las tuviera todas consigo en Eurovisión 2021 con el tema Voy a quedarme, el ente público ha intentado mostrar su compromiso de cara a la próxima edición para que no vuelvan a repetirse los pésimos resultados de los últimos años. Y es que el exintegrante de Auryn no consiguió romper la mala racha de nuestro país después de unas ediciones poco alentadoras con Miki Núñez sin convencer fuera de nuestras fronteras con La venda o Amaia Romero y Alfred García con Tu canción que abandonaron Lisboa con tan solo 61 puntos.

Consciente de que quedaba trabajo por hacer, RTVE ha intentado en los últimos meses marcar la diferencia para la próxima edición a raíz de la elección como presidente de José Manuel Pérez Tornero. Una elección que condujo al anuncio de un nuevo equipo responsable de la delegación española. Se trata de un comité compuesto por María Eizaguirre, Esteban Calle, César Vallejo, Irene Mahía, Fernando Macías, Javier Martin, Jordi Vives, Julia Varela, Virginia Díaz y Julio Ródenas.

Asimismo, el compromiso del ente público se puso de manifiesto el pasado mes de julio con la vuelta del Festival Internacional de la Canción de Benidorm como preselección para Eurovisión. Después de unos cuantos años en los que RTVE ha apostado por métodos diferentes para elegir a los representantes de España, se vuelve a un evento que se celebró entre 1959 y 2006. El problema es que hace unas horas ya se presentaron las bases para la preselección de Eurovisión 2022 y, puestos a opinar desde el punto de vista de espectador del certamen, huele a rancio. Básicamente porque exigen una vez más que la canción sea al menos un 65% en lenguas oficiales (se aceptan canciones con fragmentos en idiomas extranjeros, siempre que no superen el 35% del texto en dicho idioma) y porque no han resultado claros con cómo harán las invitaciones a artistas consagrados.

GUÍA | Los pasos que tienes que seguir para poder ver un tuit no disponible por tus preferencias de privacidad

Pero vamos por partes. La corporación ha anunciado que artistas, autores y compositores ya pueden enviar la solicitud a través de un formulario entre el 29 de septiembre y el 29 de octubre de 2021. Las bases legales indican que doce propuestas serán seleccionadas para el Benidorm Fest siendo el ganador elegido como candidato de España en Eurovisión 2022. Lo más curioso es que paralelamente a esta convocatoria, RTVE llevará a cabo una invitación directa a cantantes de reconocido prestigio del panorama musical actual, es decir, dejan en evidencia que elegirán unos representantes a dedo haciendo recordar a los espectadores la experiencia de 2017 con Manel Navarro que obtuvo el último puesto en el festival con Do It for Your Lover.

“El objetivo de este proceso es garantizar la mayor concurrencia posible en la preselección y elegir una canción de calidad para la 66ª edición del certamen europeo, que tendrá lugar el próximo mes de mayo en Italia”, explican desde el ente público intentando echar por tierra cualquier sospecha de tongo. Además, se ha anunciado que los principales criterios que se tendrán en cuenta para seleccionar a los candidatos serán “la paridad de género, la combinación de referentes musicales con nuevos talentos y la variedad de estilos; así como producir un gran espectáculo televisivo y musical”.

Finalmente, los preseleccionados se enfrentarán en el Benidorm Fest que constará de tres galas convocadas para enero donde se decidirá al representante de España en Eurovisión 2022. Unos candidatos que, todo sea dicho, deben ser mayores de 16 años, demostrar su nacionalidad española o su residencia permanente en el país, y presentar canciones originales que no han sido publicadas, interpretadas o distribuidas antes del 1 de septiembre de 2021. Y temas que sean en castellano o algún idioma cooficial con una duración máxima de tres minutos.

Cabe subrayar también una novedad de cara a Eurovisión 2022 y es que si bien un jurado de expertos elegirá al ganador en un 50%, la otra mitad del voto del público lo decidirá un jurado compuesto por una muestra de la población española seleccionada mediante reglas estadísticas. “Este criterio en la votación se hace en el festival italiano de Sanremo, el Melodifestivalen sueco y otros grandes certámenes de Europa”, subrayan desde el ente público.

En definitiva, aunque de un tiempo a esta parte parecía que RTVE iba a por todas en Eurovisión 2022, pasando de una cierta desgana a mostrar un compromiso mucho mayor, el hecho de que se hayan anunciado las bases ahora que se ha abierto el plazo de inscripción ha generado dudas entre los eurofans. Sobre todo porque uno de los aspectos que más salta a la vista es que la cadena pública invite a artistas consagrados para que participen pero no se ha explicado con claridad el proceso. Algo que podría auspiciar los comentarios de tongo y favoritismos por la apertura de una convocatoria paralela a la oficial.

Más historias que te pueden interesar:

Imagen: ©Raúl Tejedor/RTVE

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios puedan establecer conexiones en función de sus intereses y pasiones. A fin de mejorar la experiencia de nuestra comunidad, hemos suspendido los comentarios en artículos temporalmente