RTVE aprende por fin tras la debacle de Blas Cantó en Eurovisión

·6 min de lectura

La pasada edición del festival de Eurovisión se saldó con una nueva derrota humillante para España. Blas Cantó, con su canción Voy a quedarme, quedó en la posición 24 del certamen cosechando el que fue el sexto bottom consecutivo para España, lo que generó una nueva oleada de críticas. Aunque más que para el cantante, estas fueron a parar hacia RTVE, cuya gestión de las candidaturas a Eurovisión lleva tiempo saldándose con estos resultados terribles y año tras año parecen hacer oídos sordos a todas las quejas y sugerencias. 

Sin embargo, parece que las cosas empiezan a cambiar en el ente público.

Blas Cantó en Eurovisión 2021 (Foto: EBU / Andres Putting)
Blas Cantó en Eurovisión 2021 (Foto: EBU / Andres Putting)

Tras la renovación del consejo de administración de Televisión Española, donde José Manuel Pérez Tornero fue elegido presidente de la corporación, se han producido cambios importantes en lo que respecta al equipo de Eurovisión de la cadena y su estrategia a seguir de cara al festival. En primer lugar, lo vimos cuando el pasado mes de julio RTVE decidió traer de vuelta el Festival Internacional de la Canción de Benidorm como preselección para Eurovisión, un evento que se celebró casi sin descanso entre 1959 y 2006 de cara a promocionar la música española y que ahora vuelve establecido como método de preselección a largo plazo para el certamen europeo.

Y es una gran noticia, porque al contrario que muchos de los países de Europa, España seguía sin tener un método de preselección fijo. Mientras que en regiones como Italia o Suecia usaban el Festival de San Remo o el Melodifestivalen para elegir a sus representantes, en España RTVE cada año apostaba por métodos diferentes que dejaban clara la improvisación con la que el ente público trabajaba en Eurovisión.

Por ejemplo, a principios de los 2000 vimos cómo el representante de Eurovisión salía de Operación Triunfo, mientras que a mediados de la década se empezaron a crear espacios como Misión Eurovisión, Salvemos Eurovisión o Destino Eurovisión con diferentes galas y artistas que competían para representar a España en el festival. Además, en años como 2013, 2014 o este 2021 con Blas Cantó, se optó por preselecciones internas en las que al público se le dio la oportunidad de votar la canción que el artista en cuestión llevaría al certamen.

GUÍA | Los pasos que tienes que seguir para poder ver un post de Instagram no disponible por tus preferencias de privacidad

De esta forma, RTVE rompe con esta tradición y establece el Benidorm como método fijo de preselección, un festival nacional que, acorde a la información desvelada, contará con dos semifinales y una final que se celebrarán en tres días consecutivos a principios de 2022 y serán emitidas por los diferentes canales y plataformas del ente público. El premio será representar a España en Eurovisión y corresponderá otorgarlo a un jurado mixto formado por reconocidos profesionales y al público. No obstante, más allá de la noticia de la celebración del Festival de Benidorm, lo que también generó buenas vibraciones entre los seguidores de Eurovisión fue la seriedad y compromiso con la que José Manuel Pérez Tornero, el presidente de la corporación, habló del festival durante la presentación del evento de Benidorm.

"Queremos ganar Eurovisión. Se puede aspirar a ganar y venimos a ello. Queremos darle la oportunidad a los artistas españoles a que ganen Eurovisión y que su música se proyecte en el mundo. Venimos aquí con ilusión porque es decisiva para abandonar la melancolía y malos resultados de años anteriores. RTVE apuesta por la transformación aunando la ilusión de antes y la de ahora, nostalgia y modernidad, hacer visible a la gente joven y el mundo de la música y la cultura", señalaba Tornero.

Y estas palabras no han quedado en saco roto, puesto que RTVE ha vuelto a confirmar su compromiso con Eurovisión tras el anuncio del nuevo equipo responsable de la delegación española, donde hay nombres de reconocidos profesionales de la industria que han vuelto a despertar el sueño de los eurofans de volver a ver a España destacar en el certamen europeo.

En concreto, el comité está compuesto por María Eizaguirre, Esteban Calle, César Vallejo, Irene Mahía, Fernando Macías, Javier Martin, Jordi Vives, Julia Varela, Virginia Díaz y Julio Ródenas. Los dos primeros son reconocidos profesionales de marketing y comunicación de RTVE en el sector musical, especialmente Calle, que fue responsable de programas como Música Uno. Por su parte, Mahía y Vallejo son dos periodistas que han ejercido como enviados especiales a Eurovisión durante varias ediciones consecutivas, al igual que Javier Martín, encargado de realizar piezas sobre el festival en los últimos años. En esa lista también vemos a reconocidos realizadores como Jordi Vives, quien ha estado detrás de exitosos talents shows musicales como Operación Triunfo. También a Julia Varela, comentarista de Eurovisión en las pasadas ediciones junto a Tony Aguilar. Y por último, nombres de prestigio de Radio 3 como los de Virginia Díaz y Julio Ródenas.

Pero el nombramiento más destacado ha sido el de la periodista Eva Mora, quien ha sido elegida nueva jefa de delegación en sustitución de Ana María Bordas. Mora lleva ligada a RTVE desde el año 2000 desarrollando labores de redacción y de reportera en los servicios informativos del ente público. Además, conoce a la perfección el festival y su funcionamiento. Trabajó como enviada especial en Eurovisión en cinco ediciones consecutivas, en concreto, desde 2012 a 2016. Además, el pasado 2020 fue elegida para acompañar a Tony Aguilar como comentarista en el especial Eurovisión: Europe Shine a Light y en Eurovisión Junior.

Y por si este historial no fuera suficiente, no hay más que ver la buena acogida con la que la comunidad eurofan ha recibido la noticia del nombramiento de Mora en redes sociales, alabando sus conocimientos sobre el festival y el tratarse de una persona con las ideas muy claras sobre el funcionamiento del certamen europeo. 

Esta aceptación aparentemente unánime es más que comprensible al ser la primera vez en muchos años que RTVE muestra verdadera intención de ir a por todas en Eurovisión, no tratando al concurso como una mera gala musical y dándole la importancia que merece dentro de su estructura organizativa. Ojalá se salde con buenos resultados el próximo 2022.

Más historias que te pueden interesar:

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios puedan establecer conexiones en función de sus intereses y pasiones. A fin de mejorar la experiencia de nuestra comunidad, hemos suspendido los comentarios en artículos temporalmente