Rossy de Palma deslumbra en Cannes con un diseño de Valentino Pink PP

·2 min de lectura
Photo credit: MAX MONTINGELLI/SGP_
Photo credit: MAX MONTINGELLI/SGP_

Rossy de Palma, una de nuestras actrices más internacionales, ha causado auténtico furor en el festival de cine de Cannes cuando ha brillado como nunca en un precioso vestido de Valentino Pink PP diseñado por su director creativo Pierpaolo Piccioli. El vestido de seda está rematado con una majestuosa capa de chiffon que hace que Rossy parezca una auténtica Diosa.

Photo credit: MAX MONTINGELLI/SGP_
Photo credit: MAX MONTINGELLI/SGP_

Valentino PP Pink Collection. ¿Qué significa?

El director creativo Pierpaolo Piccioli concibe la nueva colección de Valentino siguiendo el impulso experimental de un gesto radical. Desnudando la paleta a un solo tono, implacablemente, hace más con menos, maximizando las posibilidades expresivas en la aparente falta de posibilidades.

El rosa campa a sus anchas por doquier, en un total extrañamiento que engloba el conjunto y que se reitera con algún que otro total black. El rosa como manifestación del inconsciente y liberación de la necesidad de realismo. La acumulación de elementos rosas es tal que elimina el choque visual para resaltar, juntos, el carácter único de la persona, expresado por el rostro y los ojos, y el trabajo en las prendas: los signos que las configuran en un silueta, las texturas que les dan consistencia, los decorados que forman parte de la construcción. La sustracción es, de hecho, amplificación, magnificando tanto a los humanos como a la ropa. Una variedad de cuerpos, actitudes y aspectos físicos, realzados por la paleta monocromática, dan vida a esa visión.

Photo credit: Max Montingelli
Photo credit: Max Montingelli

La misma franqueza de la única nota de color recorre las formas: grandes volúmenes esculpidos en el cuerpo por pliegues geométricos que realzan el gesto de apretar, sensuales líneas en forma de s, bajos muy cortos, cinturas ceñidas. Lazos, volantes, pétalos, encajes y bordados pululan por doquier. Los zapatos se colocan en plataformas masivas, que también son rosas. Los bolsos parecen haber sido pasados por una lupa y posteriormente alterados: crecen en tamaño, incluidos los detalles, o se vuelven diminutos, cerrados por un solo botón gigante. Todo se tiñe de rosa, tanto en el armario de hombre como de mujer, hasta los acabados y los herrajes.

El pink-out es un gesto experimental pero profundamente humano que realza la individualidad, capturando valores y sentimientos. El tono rosa de Pierpaolo Piccioli, para el que Valentino colabora con Pantone Color Institute para crear una identidad única, es individual e irrepetible en sí mismo.