Rose McGowan se arrepiente de sus ataques a Natalie Portman (pero no se disculpa)

Hace casi una semana nos hacíamos eco del furibundo ataque de Rose McGowan a Natalie Portman después de que esta última luciese en la alfombra roja de los Óscar una capa de Dior con los nombres de las cineastas que no habían sido nominadas en la solapa. Recordemos que McGowan, actriz y militante del #MeToo, calificó de “fraudulenta” y “ofensiva” la reivindicación de Portman, cuestionando la implicación de la actriz de 38 años en la causa por la igualdad a la vista de su poca experiencia trabajando con directoras.

Rose McGowan rectifica pero no se disculpa por su ataque a Natalie Portman. (Imagen: Twitter @rosemcgowan / Instagram @natalieportman)

¿Qué os pasa a las actrices de vuestra calaña? Vosotras, las estrellas de primera fila, podríais cambiar el mundo si asumieseis una postura en vez de formar parte del problema. Sí, tú, Natalie. Tú eres el problema. Hablar de boquilla es el problema. El falso apoyo a las mujeres es el problema”, escribió McGowan.

Pues bien, después de aquel rifirrafe –en el que una diplomática Portman llegó a responder concediendo a McGowan parte de la razón y renegando del apelativo de “valiente”–, ahora es la atacante quien ha mostrado su arrepentimiento por la extensa diatriba que escribió en Facebook contra su compañera de profesión. Eso sí, esta vez lo ha hecho en Twitter:

Mi crítica debería haber sido a la actual cultura del silencio de Hollywood. Me doy cuenta de que criticando personalmente a alguien, pierdo de vista el panorama general”, escribe la actriz de 46 años.

Todas las voces, se alcen como se alcen, son válidas. Sigamos todas forzando las barreras de cualquier forma que nos sea posible, es hora de hacer ruido”.

Los más perspicaces se habrán dado cuenta de que, si bien McGowan admite su error y pretende zanjar así la polémica, en ningún momento dirige sus disculpas a Portman. Es más, ¡ni siquiera la menciona!

Y aunque no esperamos que el asunto dé más de sí por ninguna de las dos partes, tampoco estaría de más que las cosas acabasen, si no con un abrazo fraternal, al menos sí con un mensaje afectuoso. Al fin y al cabo, Portman tuvo el detalle de calificar de “valientes precisamente a aquellas primeras mujeres que osaron denunciar en público a Harvey Weinstein –entre las cuales destaca McGowan.

¿Hasta dónde dará de sí esta rencilla entre compañeras de profesión?

Más historias que te pueden interesar: