Rosario Nadal, la 'antiprincesa' española y musa de Valentino

·8 min de lectura

Desde que en 2009 se separara de Kyril de Bulgaria, Rosario Nadal ha huido de los actos públicos y los eventos glamurosos. Siempre fue considerada una de las mujeres más elegantes de España y su imagen ha estado ligada a la del diseñador italiano Valentino, que durante años la consideró su musa (además de ser grandes amigos). Hace unos días, la mallorquina reaparecía en el concierto que su hija Mafalda dio en Madrid y con la discreción que la caracteriza simplemente quiso decir que está feliz por su hija porque "lo hace muy bien y es lo que le gusta".

Kyril de Bulgaria y Rosario Nadal se casaron en 1989 y desde ese momento fueron la pareja más perseguida por la prensa rosa. (Photo by Stephane Cardinale/Corbis via Getty Images)
Kyril de Bulgaria y Rosario Nadal se casaron en 1989 y desde ese momento fueron la pareja más perseguida por la prensa rosa. (Photo by Stephane Cardinale/Corbis via Getty Images)

Poco se sabe de la vida de Rosario Nadal desde hace casi trece años. Vive entre Londres, Madrid y Mallorca, donde nació y donde viven sus padres hoy en día. Antes de su separación no había fiesta de postín en la que no estuviera presente la que se convirtió en princesa al casarse con uno de los hijos del rey Simeón de Bulgaria. Su boda se celebró un 15 de septiembre de 1989 poco después de que se enamoraran en un verano en Mallorca y en ese momento pasaba a ser princesa de Preslav, título que ostenta su hoy ex marido. Rosario es hija de María del Rosario Nadal i Fuster de Puigdorfilia, una de las mujeres de postín de la isla balear, y del empresario Miguel Nadal. Su boda fue todo un acontecimiento social y uno de los enlaces más recogidos por las crónicas de aquel entonces. Se casaron en Mallorca, concretamente en la capilla de Santa Ana del Palacio Real de la Almudaina, propiedad de Patrimonio Nacional y muy conocido porque ahí hacen cada verano los Reyes de España la recepción oficial con las autoridades y personalidades mallorquinas.

Fue una boda a lo grande, casi una boda real pese a que el rey Simeón abandonó su país exiliado en el año 1946 y es poco probable que la monarquía vuelva a instaurarse en Bulgaria. Estuvieron presentes más de 400 invitados, entre los que se encontraban don Juan Carlos y doña Sofía, los entonces duques de Soria (doña Elena y Jaime de Marichalar), los barones Thyssen, Víctor Manuel de Saboya, Pitita Ridruejo y el entonces príncipe de Asturias, que ejerció como testigo del novio, ya que son grandes amigos desde que eran jóvenes. Entre las buenas amigas de ella, estaban Alexia de Grecia y Simoneta Gómez Acebo, hija de la infanta Pilar, además de la infanta Cristina, con quien sigue manteniendo una buena relación.

En ese momento, Rosario aún no conocía al diseñador italiano Valentino y lució un diseño nupcial de Gustavo Puente, un vestido con cuello chimenea y mangas abullonadas y falda recta desde la cadera. El cuerpo tenía un delicado escote en V en la espalda y bordados vegetales a juego con la diadema de hojas de parra hechas con diamantes y que era propiedad del rey Simeón.

Rosario Nadal y Kyril de Bulgaria en la boda de Alexia de Grecia en la Catedral de Londres. (Photo by Mark Cuthbert/UK Press via Getty Images)
Rosario Nadal y Kyril de Bulgaria en la boda de Alexia de Grecia en la Catedral de Londres. (Photo by Mark Cuthbert/UK Press via Getty Images)

Un cuento de hadas 2.0

Tras su boda, el matrimonio se convirtió en uno de los más buscados por la prensa del corazón. Príncipes, guapos, profesionales y con aires modernos, Rosario y Kyril eran la pareja ideal para protagonizar bonitos reportajes en la playa practicando deportes acuáticos o en bodas de postín. Eso sí, nunca han dado exclusivas ni posados pagados, obviamente. Tuvieron tres hijos: Mafalda, Olimpia y Tassilo. La familia se instaló en Londres -donde nacieron los niños- durante muchos años. Kyril había estudiado Física Cuántica en la Universidad de Princetown, en Estados Unidos, aunque terminó dedicándose al mundo de las finanzas, como muchos de los miembros de la conocida como jet set aristocrática. Rosario es experta en Arte -estudió Bellas Artes en el Richmond College de Londres- y convirtió su pasión en su profesión trabajando para la prestigiosa casa de subastas Christie's casi nada más aterrizar en la capital británica.

En Londres vivieron alejados del ruido mediático, pero en España Rosario siempre fue considerada una de las mujeres más elegantes cada año y más tras ser imagen de Valentino, del que además de ser musa fue (y es) una gran amiga. Algunos llegaron a decir que era la mujer más bella del mundo y es que su porte aristocrático, su figura esbelta y su elegancia innata hicieron de ella todo un modelo fashion durante los 20 años que fue princesa de Preslav. En 2001 montó su propia empresa, RSC Contemporary, una consultoría para coleccionistas de obras de arte.

Rosario Nadal es madrina de Irene, la cuarta hija de la infanta Cristina y Urdangarin. (Photo by Angel Diaz-Pool/Getty Images)
Rosario Nadal es madrina de Irene, la cuarta hija de la infanta Cristina y Urdangarin. (Photo by Angel Diaz-Pool/Getty Images)

Ruptura inesperada

Toda una sorpresa fue el anuncio de su separación en 2009 a través de un comunicado en la Agencia EFE. La pareja puso fin a casi dos décadas de matrimonio y lo hicieron de mutuo acuerdo. "Lamentamos la decisión de que la pareja viva algún tiempo de forma separada y esperamos que superen las dificultades íntimas que sufren para reunirse de nuevo", decían. Poco tiempo antes, habían saltado las alarmas cuando la pareja no asistió de la mano al bautizo del quinto hijo de Marie Chantal Miller y Pablo de Grecia. Su relación terminó tan bien que unos meses más tarde del anuncio de separación aparecieron juntos en la boda de Victoria de Suecia en Estocolmo. Ella se quedó en el domicilio conyugal de Londres junto a sus hijos y Kyryl se instaló en un apartamento no muy lejos de los niños. A partir de ahí, Rosario se alejó de los eventos y las bodas de postín para llevar una vida de lo más discreta en la capital del Támesis.

Centrada en el arte y un nuevo amor

Tanto ella como Kyril han rehecho sus vidas. En 2012 se fotografió en Mallorca por primera vez a Rosario Nadal junto a Anri Sala, un videoartista nacido en Albania con el que mantiene una relación desde entonces. Un año más tarde confirmaron su relación asistiendo juntos a la fiesta que celebró el multimillonario Eugenio López Alonso en México para inaugurar el museo Jumex, del que fue vicedirectora Rosario hasta 2020. Sala, nacido en Tirana, es muy conocido en los circuitos de arte y en 2011 expuso en el Museo de Arte Contemporáneo de Barcelona. Se inició en el mundo de la pintura en la Academia Nacional de Artes de Albania, aunque fue introduciéndose poco a poco en el mundo del videoarte y el cine, sobre todo tras estudiar en la Escuela Nacional Superior de Artes Decorativas de París y en el Estudio Nacional de Artes Contemporáneas Le Fresnoy, en Francia.

Por su parte, el príncipe de Preslav vive en Londres y allí es asesor financiero. Desde hace unos años sale con la británica Katharina Butler, hija de un diplomático inglés y antiguo asesor de Margaret Thatcher. El año 2000 contrajo matrimonio con un empresario de prensa y con negocios inmobiliarios, de nacionalidad suiza del que se separó siete años más tarde. Ella es una gran empresaria con negocios en República Checa y que lidera un proyecto de bicicletas en Londres. Ella y Kyril comparten el amor por los deportes de agua y por Mallorca, donde veranean cada año.

La única de la familia con una proyección pública es Mafalda, a la que se conoce como la princesa indie por el estilo musical que interpreta. Estudió en la prestigiosa Berklee College de Boston, donde se han formado algunos de los músicos más famosos, y tras tres años en Nueva York, en 2020 se instaló en Madrid para su lanzamiento definitivo como artista. Su hermana Olimpia ha seguido los pasos de su madre y estudió Bellas Artes en Boston y ha colaborado con marcas como Valentino. El menor de los hermanos, Tassilo, ha estudiado Ciencias Físicas.

La infanta Elena y Rosario Nadal en la boda de Nicolás de Grecia y Tatiana Blatnik en 2010. (Photo by Europa Press/Europa Press via Getty Images)
La infanta Elena y Rosario Nadal en la boda de Nicolás de Grecia y Tatiana Blatnik en 2010. (Photo by Europa Press/Europa Press via Getty Images)

Íntima de la infanta Cristina

Rosario Nadal conoce a la infanta Cristina desde que eran jóvenes. Los veranos en Mallorca de la familia real las unieron y entablaron una gran relación que dura hasta hoy en día. De hecho, Rosario es madrina de Irene, la hija menor de la hija de los reyes eméritos y Urdangarin. Su amistad hizo que Nadal se convirtiera en uno de los apoyos de la infanta durante el proceso penal de su marido y dicen que también podría estar siéndolo ahora con la separación de los que fueron duques de Palma. En mayo se celebrará la boda de la primogénita de Rosario y Kyril en Mallorca.

El enlace de Mafalda y su prometido, Marc Abousleiman, tendrá muy poco que ver con el de sus padres. Será por lo civil y en la más estricta intimidad. Ni siquiera se sabe si harán pública alguna foto de la ceremonia o de los novios. Pero es probable que entre los invitados esté la infanta Cristina, en el que podría ser el primer acto público al que asista tras anunciarse su separación de Urdangarin.

Más historias que te pueden interesar:

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios puedan establecer conexiones en función de sus intereses y pasiones. A fin de mejorar la experiencia de nuestra comunidad, hemos suspendido los comentarios en artículos temporalmente