Rosa se despide de 'Masterchef 8'

Por Nuria Herrera

From Diez Minutos

No fue el día de Rosa que, junto con Fidel, fue la concursante pero valorada de la noche con el pollo como principal ingrediente de sus platos. La leonesa llegó a la prueba de eliminación con sus compañeros Fidel, Andy, Sonsoles, Jose Mari, Luna, Alberto, Teresa y Michael, dispuestos a defender su permanencia. Por delante tenían un reto con alas que debían despiezar y sacar pechugas, pollos, contramuslos y alitas en 2 minutos, una técnica que Jordi Cruz les demostró que se podía hacer hasta con los ojos cerrados.

Después, tenían una hora para cocinar cuatro platos distintos usando las cuatro piezas que habían sacado anteriormente, usando una receta distinta para cada una de ellas.

Los triunfadores de la prueba fueron Luna, de cuyas creaciones los jueces dijeron que estaban "bastante bien hechas y ricas de sabor", y Michael, "bien ejecutadas pero faltas de creatividad". Los peores, Fidel, que presentó al jurado "pollo crudo y malo" y Rosa, a la que reprocharon "no saber manejar los tiempos".

Jordi Cruz criticaba la ausencia de guarnición en la receta de la comandante, ya que "la salsa no es una guarnición"; y Pepe le ponía la puntilla: "Hay fallos de libro y me preocupa en ti, me duele, porque eres una madre de familia y algún guiso habrás hecho algún día. Veo muchos fallos", decía. Todo ello sumado acababa con el veredicto final: adiós al delantal de Masterchef para disgusto de sus compañeros, en especial de una llorosa Sonsoles.

La ya expulsada lamentaba su marcha pero sacaba un balance positivo de la experiencia: "He aprendido mogollón en este programa, y no solo de cocina. Este programa va de cocinar, de ese espíritu de sacrificio, de compañerismo y demostrar lo que cada uno busca", dijo. A continuación, quiso dejar su toque en la cocina del programa: "Me duele irme pero les dejo pinchado los versos de Calderón que para mí son mi lema y que es lo que cantamos cuando corremos en la Academia: 'Aquí la más principal hazaña es obedecer y el debe y como ha de ser es ni pedir ni rehusar'".

Nuevo 'incendio' en la cocina

En la primera prueba de la noche, el jurado del programa vivió otra rebelión de los aspirantes. El jurado les propuso hacer un plato vegetariano con verduras de temporada, ecológicas. Las valoraciones, en general, fueron malas, excepto las de Luna, Juana, Teresa y Ana. Pero no todos se tomaron bien las críticas, y Jose Mari no estaba de acuerdo con la opinión del jurado, lo que le valió un zasca monumental de Jordi Cruz.

Y de un revolucionado, a otro. Iván aseguró que los jueces no querían que dijeran lo que pensaban.

Jordi Cruz sacó sus galones en la cocina para imponer su criterio: "Este plato es una porquería y no quiero que me discutáis. Sois los más contestones en 8 años. Sí podéis decir lo que pensáis pero con argumento".