Rory McCann, de 'Juego de Tronos', llegó a vivir en una tienda de campaña antes de la serie

Gtresonline

Nadie se esperaba el éxito arrollador que acabaría por suponer la llegada de Juego de Tronos al mercado audivisual. Muchos son los actores que aceptan que la vida les ha cambiado gracias al estrellato de la serie de la HBO, como Emilia Clarke, actualmente una de las superestrellas más codiciadas del mundo. Lo que no se sabía hasta ahora es que uno de los actores más queridos por los fans pasó penurias económicas muy graves antes de firmar por la ficción inspirada en los libros de George.R.R. Martin.

VER GALERÍA

Juego de Tronos

Rory McCann interpreta a Sandor Clegane durante las ocho temporadas que conforman la serie de género fantástico, un personaje más conocido por su apodo, El Perro. A través de una serie de conversaciones incluidas en la edición final de la octava temporada, el actor nacido en Glasgow ha admitido que vivió en la calle poco antes de formar parte del reparto. 

La vida llevó a Rory McCann a Islandia, donde, tal y como ha confesado, pasó una mala temporada: "Estaba viviendo en una tienda de campaña, robando comida de vez en cuando". Para el actor británico, el impresionante éxito que supuso Juego de Tronos le cambió la vida, pero no la misma mentalidad tranquila, aunque sí pueda presumir de tener "un buen coche y ser parte de la mejor serie del mundo". ¿Qué pudo hacer McCann con los ingresos que supuso su fichaje por Juego de Tronos? "regresar y pagar las multas de la biblioteca". 

Rory McCann llama la atención por su espectacular físico, ya que solo dos centímetros le separan del techo de los dos metros. Además, caracterizado como Sandor Clegane, el actor luce una espectacular quemadura en la mayor parte de cabeza y rostro. Este maquillaje expone un imponente resultado que, unido a su actuación, ha acabado por convertirlo en uno de los personajes favoritos de los fans de Juego de Tronos. 

Juego de Tronos


Comienza la serie siendo poco más que un matón de la Guardia Real de Desembarco del Rey, pero con el transcurso de las temporadas se profundiza en El Perro, que sufre una evolución muy marcada. Su relación con Arya Stark,  interpretada por Maisie Willimans, ha sido una de las tramas recurrentes más importantes de estas ocho temporadas. Ambos viven una despedida en la que Clegane hace comprender a la joven que si vive aferrada a la venganza se acabará convirtiendo en él. Tras ello, cumple con su destino en un duelo con su hermano, Gregor Clegane, más conocido como La Montaña. En una batalla conocida por los seguidores de la serie como Cleganebowl, juego de palabras con la Superbowl, debido a la expectación que generaba este cara a cara.


Más historias que te pueden interesar: