Ronnie Coleman: "Gasté más dinero en montar mi gimnasio que en comprar mi casa"

·1 min de lectura
Photo credit: Ronnie Coleman
Photo credit: Ronnie Coleman

Ronnie Coleman es una leyenda del culturismo y ocho veces ganador de Mister Olympia. Ganó el título consecutivamente de 1998 a 2005. Su lugar favorito, lógicamente, era el gimnasio... Incluso después de haber disminuido su movilidad y estar en silla de ruedas por una lesión en la espalda, Ronnie nunca ha dejado de entrenar. "Lo pienso y pagué más por el gimnasio que por [mi] casa. La casa costaba unos 125.000 dólares y montar mi gimnasio casero unos 200.000”, recuerda.

“Lo principal que quería era una estructura para sentadillas. Y un press de banca. Mis mancuernas van desde las 5 libras hasta las 200. Pero la razón principal por la que quería mi propio gimnasio era para poner mi propia música", bromea. (Cómo hacer bien las sentadillas y los tipos que existen).

Ronnie Coleman, un culturista en silla de ruedas

Como culturista, Ronnie tiene una conexión perfecta con el levantamiento de pesas. Se había enfrentado a muchos desafíos varias veces, pero nunca dejó de entrenar, incluso teniendo COVID o siendo operado varias veces. Coleman siempre superó esos desafíos. “ Durante. mi carrera me sentí como si fuera Superman”, reconoce. Antes de ser culturista profesional, Ronnie Coleman trabajó como policía entre 1989 y 2000. Varias décadas después y pese a estar en silla de ruedas, sigue entrenando duro, dentro de sus limitaciones, en el gimnasio y le disputa al gran Arnold Schwarzenegger el título de Mejor Culturista de todos los tiempos. (Los 13 culturistas más fuertes y grandes de la historia).