Romanos con mascarilla celebran la fundación de Mérida

·4 min de lectura

Mérida, 9 oct (EFE).- Las túnicas y las togas romanas conviven este fin de semana con la mascarilla en la XI edición de "Emérita Lúdica", una fiesta con la que Mérida regresa a la antigüedad para celebrar su fundación en el año 25 antes de Cristo por orden del emperador Octavio Augusto, y que se retoma este año en otoño tras ser aplazada el pasado verano y suspendida en 2020 por la pandemia.

Aunque el mantra constante del Ayuntamiento, el Consorcio de la Ciudad Monumental y las asociaciones recreacionistas de la ciudad, como promotores de la fiesta, es que no se trata de disfrazarse, sino de vestirse de romanos, tal y como ellos lo hacían en el siglo I a de C, este año las mascarillas higiénicas y las FFP2 inevitablemente rompen con ese rigor histórico de velos, estolas o mantos ceremoniales.

Más de 50 actividades, con aforos al 80%, se han programado en esta edición otoñal de Emérita Lúdica, que se celebra desde el pasado lunes con distintas conferencias y citas más académicas y que vive su momento álgido este fin de semana cuando los ciudadanos de esta Mérida pospandémica del siglo XXI se han echado a la calle para reencontrarse con la Colonia Iulia Augusta Emerita.

La ciudad, fundada hace más de 2.000 años a orillas del Guadiana para acoger a los soldados veteranos de la Legio V Alaudade (Alondra) y de la Legio X Gemina (Gemela) que habían luchado en las guerras cántabras, lleva ya varios días con sus calles céntricas y sus establecimientos decorados con festones y guirnaldas de frutas y flores.

Había ganas de vestirse de romano en Mérida y no solo en Mérida, aunque fuese con mascarilla, de ahí que en esta edición de la fiesta participen 18 asociaciones recreacionistas de fuera de la ciudad, un número hasta ahora nunca alcanzado, y que conviven este fin de semana con los colectivos locales "Emerita Antiqua", "Ara Concordiae" y "Lvporum Celtiberiae Levkoni", encargados de recrear distintas escenas del mundo romano.

Estas actividades como tal comenzaron el pasado jueves con el "Fvnus", el funeral de un ciudadano romano en la Casa del Mitreo y los Columbarios y con la apertura de los dos mercados de ambientación romana, el del Templo de Diana, centro neurálgico de la celebración, y el "Macellvn Ceres", en la Plaza de la Constitución y en honor a la diosa de la agricultura.

Tras la ceremonia del "Nominatio" o imposición de nombre romano a alumnos de 4º de Primaria de distintos colegios de la ciudad, la fiesta se inauguró como tal ayer por la tarde con la entrada de las legiones romanas a la ciudad a través del impresionante puente de casi un kilómetro de longitud y que desde el siglo I a C permite a los emeritenses cruzar el río Guadiana.

Con un rito propiciatorio a los dioses de inicio de las celebraciones, anoche Mérida ya volvió a ser Augusta Emérita con patricios, gladiadores, dominas, matronas o esclavos y esclavas que pudieron acercarse a disfrutar de las danzas de sacerdotisas en el Arco de Trajano o de la recreación de una "comisatio", velada que proseguía a la celebración de un banquete romano en el Templo de Diana.

La jornada de esta mañana se ha iniciado en las "castras" o campamentos de la Legió V y la Legió X, con explicaciones y exhibiciones de la vida militar, y se han recreado distintas escenas de la vida romana, como la consulta de un "galeno" o médico, con el uso de utensilios de la época; actividades de astrología y adivinación; un "lupanar" o prostíbulo; incensarios o talleres de juegos romanos, entre ellos uno para niños sobre el uso de la honda.

Emerita Lúdica ha acogido también este sábado un recorrido de esclavos por la ciudad para su venta en el Foro y una ofrenda de vino a la diosa Diana, mientras que esta tarde tendrá lugar uno de los platos fuertes de la celebración, la "Pompae Gladiatoria", con un desfile hasta el Anfiteatro Romano, donde tendrá lugar la lucha.

El otro gran monumento de la ciudad, el Teatro Romano, acogerá la representación de "Tito Andrónico", un montaje estrenado en 2019 en el Festival de Teatro Clásico de Mérida, mientras que el Museo Nacional de Arte Romano (MNAR) será el impresionante escenario de una "living history" que evoca el pasado de la ciudad romana de Palmira, en el desierto de Siria, de la mano de sus principales protagonistas.

Las "castras" y las recreaciones de la vida cotidiana de hace más de 2.000 años volverán a repetirse en el programa de mañana domingo, que incluye, además, otras actividades como "Historias y leyendas en femenino", narraciones dramáticas de mitos femeninos grecorromanos, en el MNAR.

Mérida se despedirá de esta edición otoñal de Emérita Lúdica con su ya habitual pasarela, un desfile de indumentaria de la sociedad romana; y con el aprendizaje de lo que nos enseñan los personajes heroicos a través de sus autores: "Orestes, según Eurípides; Heracles, según Sófocles; y Prometeo, según Esquilo".Y es que en esta fiesta de los cinco sentidos nada se deja al azar y todo se se convierte en una gran lección de historia en el conjunto arqueológico más completo y mejor conservado de la antigua Hispania.

(c) Agencia EFE

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios puedan establecer conexiones en función de sus intereses y pasiones. A fin de mejorar la experiencia de nuestra comunidad, hemos suspendido los comentarios en artículos temporalmente