El romance de 'Hermanos' sabe engancharnos jugando al despiste

·6 min de lectura

Por Miguel Ángel Pizarro.- El fenómeno de Hermanos continúa en la televisión española. La nueva telenovela turca se ha acomodado plácidamente en el lugar que hasta hace poco ocupaba Inocentes, manteniendo un share de 1.2 millones de espectadores, coronándose como fuerte candidata a liderar las noches de los lunes y martes tras el final de MasterChef y la próxima despedida de Supervivientes. No solo es de las opciones mas vistas en el comienzo de semana, habiendo conseguido su mejor cuota el pasado martes (14.7% de share), sino también de lo más comentado en redes sociales.

Fue precisamente allí, en la plataforma del pajarito azul, donde se habló de dos personajes: Asiye (Su Burcu Yazgı Coşkun) y Doruk (Onur Seyit Yaran). A pesar de tratarse de seres completamente opuestos, a lo largo de los episodios hemos podido comprobar que la atracción es palpable, derivando en un shippeo descomunal (término que se utiliza en redes para exponer el deseo utópico de unir románticamente a dos personajes) entre los seguidores. Dicen que los polos opuestos se atraen y, por supuesto, la serie no ha dudado en ir creando poco a poco el ambiente propicio para comprobarlo.

GUÍA | Los pasos que tienes que seguir para poder ver un tuit no disponible por tus preferencias de privacidad

Primero, ella es uno de los hermanos Eren, los huérfanos protagonistas. Desde que entró en el Ataman College ha tenido fricciones tanto con Doruk como con el resto de su grupo. Él es hijo de Akif (Celil Nalçakan) y Nabahat (Simge Selçuk) y su progenitor es el antagonista principal de la telenovela al haber asesinado vilmente a los padres de los huérfanos para evitar que destapasen su infidelidad con Suzan (Ahu Yağtu), la esposa de su socio, Kenan (Murat Onuk).

Por supuesto, con un trasfondo así, era imposible que no hubiera un amor prohibido entre ambos. Y, claro, los guiones han sabido ir creando la tensión romántica entre Asiye y Doruk. Ella es leal, honesta y no se deja amedrentar y él es orgulloso y altivo, aunque detrás de su fachada de niño escondr a un joven de buen corazón. La química es innegable y es, precisamente, una de las tramas que más sensación ha causado en Turquía y ahora también en España. Así lo pudimos comprobar en redes sociales durante la emisión del capítulo del martes 19 de julio, donde él hizo todo lo posible para que ella cantase a su lado en una competición musical.

Sin embargo, lo curioso de esta relación es que en Turquía el fenómeno ha sido extendido de una manera muy estratégica por parte de los actores. Tanto Su Burcu Yazgı Coşkun como Onur Seyi Yaran son dos celebridades tremendamente populares en el país otomano que, además, mantienen una gran amistad fuera de la pantalla, hasta el punto de que su química ha hecho despertar las sospechas entre el público de que hay algo más entre ellos, cosa que, por cierto, ambos saben aprovechar.

Porque en sus cuentas de redes sociales se los puede ver juntos en diferentes ocasiones, tanto en eventos como en actividades privadas. No dudan en compartir fotografías en las que se les puede ver muy acaramelados. Sin embargo, ninguno de los dos ha confirmado tener una relación sentimental. Pero tampoco lo han desmentido a rajatabla. Es más, él llegó a declarar que está con alguien no relacionado con el mundo del espectáculo y que deseaba guardar el anonimato. Sin embargo, a pesar de ese comentario, ambas estrellas siguen compartiendo instantáneas en las que se muestran juntas y sonriendo.

Por supuesto, ese juego al despiste ha funcionado. Los fans turcos de Hermanos reaccionan a cada nuevo movimiento de los intérpretes y, dada la reacción al shippeo en España, no sería extraño que los dos llegasen a hacer una promoción similar en el resto de mercados internacionales donde se ve la ficción dirigida por Serkan Birinci. Aunque la serie solo lleve seis episodios emitidos en España (de dos horas y media cada uno, huelga decir), es más que evidente que las chispas entre Asiye y Doruk irán a más. De hecho, ese tira y afloja que tienen se convertirá en uno de los pilares principales de la ficción tanto en el resto de la temporada como de la segunda tanda ya emitida en Turquía.

En cierta forma, vuelve recordarme a esa relación que tuvieron Guzmán y Nadia en Élite, en la que justamente se narraba la historia de amor entre un joven de clase acomodada y una adolescente proveniente de una familia humilde, con una villana como tercera en discordia. Algo que también sucede en Hermanos con el personaje de Harika (Gözde Türker), una de las antagonistas que más antipatías ha causado entre los fans, de forma similar a Lu en la primera temporada de la serie de Netflix.

Por supuesto, este fenómeno, que se ha trasladado a la vida real, ha tenido su punto de polémica también. A pesar de que los actores obtuvieron el premio a la mejor pareja de una serie por votación popular en unos galardones otorgados por la Universidad Okan de Estambul, hay cierta parte del público que no ve con tan buenos ojos que los dos actores se llevan así de bien fuera de la pantalla. Y el motivo es la diferencia de edad.

Aunque en Hermanos ambos interpreten a adolescentes que solamente se llevan un año, en la vida real la diferencia es mucho más acentuada. La actriz nació el 15 de abril de 2005, lo que significa que tiene 17 años. Por otro lado, el actor nació el 13 de enero de 1995, lo que se traduce en 27 primaveras. Aunque llevarse diez años de diferencia no es algo extraño, distinto es cuando un miembro de la pareja es aún menor de edad. De ahí, que la cercanía de los dos no sea vista con tan buenos ojos por parte del fandom turco.

Tanto para bien como para mal, las dos estrellas han sabido sacar provecho al fenómeno que despiertan entre el público verlos juntos. Los dos se han convertido en figuras reconocidas por los espectadores de su país, además de formar parte de campañas publicitarias. Y el que publiquen tantas fotografías juntos en sus redes sociales no hace más que acentuar ese interés mediático por verlos juntos.

Dado que su shippeo está entre lo más comentado también en España y que irá a más, habrá que ver cómo lo gestionará Atresmedia. Por lo pronto, ya hay fans que piden una promoción de ambos actores en España. Que vayan tomando nota, porque, sin duda, sería un desperdicio no aprovechar esa química real entre los actores para que ambos derrochen su encanto por estos lados.

Más historias que te pueden interesar:

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios puedan establecer conexiones en función de sus intereses y pasiones. A fin de mejorar la experiencia de nuestra comunidad, hemos suspendido los comentarios en artículos temporalmente