'Roma', la película que nos tiene con el corazón entregado al cine

Los sonidos de la rutina como música nostálgica. La cotidianidad de una casa, los animales, la familia, la compañía de un perro y el agua que todo lo lava. Que todo se lleva. La inocencia de una vida sin recursos que provoca más belleza en pantalla que la ostentación de aquellos que lo tienen todo. Todo eso y más resume la nueva obra maestra de Alfonso Cuarón que tiene a los críticos, cinéfilos y ‘netflixeros’ rendidos a sus pies de tanta emoción.

¿Todavía no la has visto?

(Crédito: Netflix)

Desde su estreno en Netflix, Roma nos tiene encandilados con su belleza técnica y su profundidad humana. Una película que nos permite viajar a través de la vida de Cleo (Yalitza Aparicio), una joven sirvienta de una esposa desesperada ante el ocaso evidente de su matrimonio, a cargo de servir, limpiar, cuidar y criar a los niños. Y un padre ausente, doctor y omnipotente. El hombre al que atienden todos.

Dos mujeres y dos maneras de sufrir el abandono y el desamor. Cleo, la sirvienta, acostumbrada a la penuria y la obediencia, sigue mirando hacia delante. Sin esperanza ni consuelo, solo adelante. Y la señora de la casa, Sofía (Marina de Tavira), abandonada por su marido, recurre a la desesperación de quien lo tuvo todo y lo pierde de repente. La frustración se lleva de forma diferente, pero en la pérdida y en la maternidad es donde estas dos mujeres se encuentran.

(Crédito: Netflix)

VEREDICTO: Sin dudas, una película para ver, sufrir y sentir, con muchas opciones de llegar al Oscar. Con momentos de inocencia que enternecen y otros de dolor humano que nos rompen por dentro. Alfonso Cuarón cuidó hasta el más mínimo detalle de esta historia en donde la simpleza es más, trayéndonos una película que captura el realismo mágico del cine en su forma más pura. Y la más femenina también. El director de éxitos como Y tu mamá también y Gravity ahonda en las diferencias y los conflictos sociales para trasladarnos a un México que podría ser de todos, con la película más personal de su carrera. Porque en Cleo y en Sofía nos reflejamos todos. En el dolor de las dos, su humanidad y su esencia. Una película con una profundidad humana que hipnotiza y una belleza que brilla a pesar del blanco y negro. Porque Cleo y Sofía son el color de la historia. Y es que el amor y la familia a veces puede encontrarse en los polos opuestos y al revés, como en ‘R-O-M-A’, su título.

PUNTUACIÓN: 10/10

Para seguir leyendo:
Roma suma más premios en su camino hacia los Oscar
Roma, nominada a Mejor Película Extranjera en los Globos de Oro
Estas son las películas candidatas a los grandes premios aún pendientes de estreno; y cuándo podrás verlas