Rod Stewart confiesa que ha sufrido cáncer de próstata durante un concierto benéfico

Sir Rod Stewart ha sorprendido a todos comunicando que ha superado un cáncer de próstata. El cantante de la mítica voz rasgada, de 74 años, ha confesado en un acto benéfico de organización benéfica británica The Prostate Project, que durante los dos últimos años ha padecido esta patología, descubierta durante un chequeo rutinario en febrero de 2016, pero de la que había guardado secreto: "Nadie lo sabía, pero creo que ya es hora de contárselo a todo el mundo, ahora estoy limpio, simplemente porque lo cogimos muy temprano. He pasado muchas pruebas" confesaba el rockero entre canción y canción del concierto que estaba protagonizando.

Según el mismo afirmó en esos minutos, los médicos le comunicaron en julio que ya no tenía restos de la enfermedad en el cuerpo, que le fue diagnosticada en un estadio inicial. Y con su habitual humor, animó a todos los presentes varones a realizarse las pruebas que detectan este tipo de cáncer: "Tíos, en serio, tenéis que ir al médico. un dedo en el culo y no duele nada", dijo.

El mítico rockero afirma que la actitud positiva ha sido clave para superar una dolencia que no había hecho pública hasta ahora (Crédito: @sirrodstewart)

Aparte del sentido del humor, Stewart cree que la actitud positiva le ha ayudado a superar este trance: "Si eres positivo y trabajas en ello y mantienes la sonrisa en la cara... He trabajado en ello durante dos años y he sido feliz, Dios me ha cuidado". El momento fue recogido en vídeo y subido a Youtube por The Prostate Project, que pretendía con este concierto recaudar fondos para la investigación de la enfermedad. En la actuación también le secundó a la guitarra su compañero de las bandas Faces y Jeff Beck Group, más conocido por ser uno de los miembros de los Rolling Stones, Ronnie Wood, que también superó un cáncer de pulmón. "Es que ahí arriba hay alguien que nos quiere, Rod", dijo Wood.

La organización cree que la decisión de Rod Stewart de contar su lucha puede ser una medida muy efectiva para concienciar y normalizar los controles rutinarios que detectan el cáncer de próstata, que es la primera causa de mortalidad en hombres en el Reino Unido y cuesta la vida a más de 11.000 varones al año.