Rocío Crusset, hija de Mariló Montero y Carlos Herrera, se lanza al mercado de las joyas

·3 min de lectura
MADRID, SPAIN - OCTOBER 25: Spanish model Rocío Crusset attends 'Vogue Who's On Next' photocall at Giner De Los Rios Foundation on October 25, 2021 in Madrid, Spain. (Photo by Pablo Cuadra/Getty Images)
Rocío Crusset lanza una artística marca de joyas. (Photo by Pablo Cuadra/Getty Images)

A sus 27 años, Rocío Crusset es una joven talentosa y creativa que no teme en lanzarse a la conquista de nuevos emprendimientos profesionales que le puedan reportar éxito financiero y, a su vez, estabilidad laboral.

La hija de Carlos Herrera y Mariló Montero ya tiene una carrera como modelo y le va de lujo pero, no contenta con su éxito en el mundo de la moda, ahora se ha lanzado a crear sus propios accesorios, concretamente, una colección de joyas.

Pero Rocío no pone su cara bonita a una colección concreta de otra marca sino que Crusset ha creado su propia marca de joyería y tiene por nombre precisamente ‘Crusset’, más identificativo y personal, imposible.

Crusset es el apellido de la madre de Carlos Herrera, la abuela de Rocío. La joven confiesa que este nuevo proyecto que acaba de lanzar al mercado presentándolo en redes sociales con perfil de marca le ha costa sudor y lágrimas pero también afirma que está hecho con todo su cariño y su dedicación.

En esta andadura empresarial Rocío cuenta con el pleno apoyo de sus padres quienes han comentado en redes sociales lo felices que se encuentran. Carlos ha querido resaltar la “excelencia” de los pendientes diseñados por su hija.

Mariló, por su parte, ha lanzado un mensaje más maternal y sensible: “Me siento muy orgullosa por su tenacidad, por su madurez y su camino empresarial. Enhorabuena”, con todo este inestimable apoyo, Rocío está también recibiendo muy buen feedback de sus compradores potenciales, sus seguidores.

GUÍA | Los pasos que tienes que seguir para poder ver un post de Instagram no disponible por tus preferencias de privacidad

En apenas 10 días y sin darle mucho bombo, el perfil de la marca de joyas Crusset ya cuenta con casi 3.500 seguidores y la cifra irá aumentando dada la calidad y la finura de estas piezas. Algunas personas ya se interesan por las joyas preguntando si, por ejemplo, el anillo es de oro a lo que Rocío responde explicando que es de plata de ley bañada en oro de 18K.

La marca se define haciendo alusión a Dalí y es que, más allá del mundo de los accesorios, lo quieren posicionar como arte y lujo: “Dalí dijo que un buen pintor dibuja una línea, pero un artista con inspiración dibuja el horizonte. Hoy marcamos el inicio del nuestro. Seducción, simpleza y sutileza.”, esas son las tres ’S’ que definen Crusset.

Por ahora la colección cuenta con anillos, pendientes y colgantes que crean una geometría artística de lo más interesante y están hechas en España aunque Rocío lleva años viviendo en Nueva York.

Los precios de las joyas van desde los 120 euros de un anillo, pasando por los 200€ de unos pendientes y hasta los 750 que cuesta el magnífico collar “Clinch" y es que no están al alcance de todos los bolsillos. Los collares son la parte más costosa de esta exclusiva colección y se envían a todos los países del mundo.

Te puede interesar...

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios puedan establecer conexiones en función de sus intereses y pasiones. A fin de mejorar la experiencia de nuestra comunidad, hemos suspendido los comentarios en artículos temporalmente