'Rocío Carrasco juega con fuego y terminará quemándose

·6 min de lectura

Por Jorge Rabazo.- Rocío Carrasco vuelve a televisión. Tras el final de su serie documental Rocío, contar la verdad para seguir viva, la hija de Rocío Jurado reaparecerá en Telecinco como el último fichaje bomba de Sálvame. De momento s desconoce cuál será su cometido en el programa vespertino, pero no cabe duda de que su presencia será todo un revulsivo para el espacio de La Fábrica de la Tele, que estará cargado de polémica y vendrá acompañado de un fuerte ruido mediático.

Con este nuevo trabajo Rocío Carrasco asegura estar cumpliendo “un sueño”, pero es inevitable pensar hasta qué punto su participación en uno de los programas que han ayudado durante tantos años a dañar su imagen será positiva, o si, por el contrario, esta decisión es tan arriesgada que podría terminar volviéndose en su contra, más aún en este momento dulce que está viviendo como personaje de influencia social.

Este contenido no está disponible debido a tus preferencias de privacidad.
Actualiza tu configuración aquí para verlo.

GUÍA | Los pasos que tienes que seguir para poder ver un vídeo de Twitter no disponible por tus preferencias de privacidad

Y es que Rocío, contar la verdad para seguir viva ha sido uno de los programas más mediáticos y exitosos de la temporada televisiva. Gracias a lo riguroso de su discurso, aportando pruebas concisas a cada uno de los acontecimientos que narraba, la madre de Rocío Flores logró ganarse el favor de buena parte de los espectadores. Incluso se ha convertido en un símbolo muy potente en contra de la violencia machista tras años fuera del foco callando todos los supuestos episodios que relató.

Sin embargo, con su desembarco en Sálvame, Rocío Carrasco se enfrenta a una serie de riesgos que podrían terminar empañando este buen momento mediático. Ahora, la hija de la Jurado se tendrá que enfrentar a un plató de televisión que poco o nada tiene que ver con esa zona de confort que era su serie documental en la que había poco espacio para voces disidentes.

Y es que si algo ha quedado claro tan solo unos minutos después del anuncio de su llegada a Sálvame es que no todos los colaboradores la recibirán con los brazos abiertos. Porque con su llegada, Rocío tendrá que enfrentarse también a aquellos tertulianos que durante meses han estado criticando su posición en este conflicto, o que directamente no se han creído sus palabras de denuncia contra Antonio David Flores. Es el caso de personajes como Gema López, Rafa Mora, Kiko Matamoros o Antonio Montero, que puede que terminen siendo sus compañeros de trabajo.

Este contenido no está disponible debido a tus preferencias de privacidad.
Actualiza tu configuración aquí para verlo.

Pero no solo en el plató de Sálvame, sino de toda la cadena. De hecho, en la primera entrevista mostrada previa a su llegada al programa se escenificaban las reacciones que tendría en caso de encontrarse por los pasillos de las inmediaciones de Mediaset con algunas de las personalidades de la casa que más la han criticado. “¿Qué le dirías a Ana Rosa Quintana?”, le preguntaban. “Buenos días, señora, ¿qué tal?”, respondía ella. Así, sin quererlo, Rocío ejemplificaba el riesgo que asume aceptando este trabajo y que podría ser utilizado por el programa para ponerle en aprietos por la audiencia.

Confesaba la expresentadora de Hable con ellas que no tiene ganas de ver a "alguno" de ellos, pero que no va a vetar a ninguno de los colaboradores. Asegura, de hecho, que "vengo para construir, no para destruir”. “Tengo ganas de ver a Carlota, a Jorge, a mi Vallde… a los que siempre, siempre han sido míos”, explicaba Rocío, asegurando que han sido las personas que sí han estado a su lado “antes, durante y después de la serie documental”.

“¿Hay gente a la que no tienes ganas de ver?”, le preguntaban y ella dudaba: “Bueno, a alguno, pero tendré que verlo, se me tendrán que quitar”, respondía. “¿Tienes ganas de ver a Paz Padilla?”, le decían en concreto y ella explicaba que tienen “alguna conversación pendiente”:Sé que ella tampoco está bien, está atravesando un momento duro y las cosas llevan su tiempo”.

Gema López, una de las voces más críticas con Rocío Carrasco en estos últimos meses, utilizaba las palabras de la nueva colaboradora en esta primera entrevista previa a su participación en Sálvame para lanzarle una primera retahíla de pullas. “A mí hay una cosa que me llama la atención, y es que habla del cansancio de la especulación. Lo entiendo, porque es verdad que durante años ha estado callada y se ha especulado. Pero estar cansada de la especulación y venir a Sálvameno sé cómo se lo va a guisar, razonaba la colaboradora. “Quizás quiere acabar con la especulación quedándose aquí", decía Jorge Javier Vázquez, a lo que Gema respondía que “este es un medio que especula y aquí trabajamos con la especulación constantemente".

Este contenido no está disponible debido a tus preferencias de privacidad.
Actualiza tu configuración aquí para verlo.

Y no se equivoca. Es pronto para saber si la decisión de Rocío Carrasco es acertada, pero los precedentes no son nada halagüeños ya que Sálvame se mueve según intereses mediáticos y no tiene reparos en buscar rincones polémicos de la realidad o utilizar a sus colaboradores o personajes más mediáticos como dianas para aumentar los niveles de audiencia. Ahí tenemos los casos de Isabel Pantoja, convertida en enemiga o mártir según la época o la relación contractual con el grupo mediático; o con su sobrina Anabel Pantoja, a la que han llevado al límite en innumerables ocasiones porque es lo que atrae a la audiencia, algo que incluso le llevaba a abandonar el espacio de Telecinco durante un tiempo.

Tampoco se libran de estas maniobras colaboradores como Lydia Lozano, convertida en una de las piezas fáciles a las que dirigir los ataques cuando la audiencia flaquea gracias a los errores que ha cometido durante su trayectoria profesional; o, sin ir más lejos, con Alexia Rivas en los últimos tiempos, que mientras se le atacaba el pasado año durante el mediático caso Merlos Place, hace unas semanas reaparecía en el programa dando una entrevista ya con un tono mucho más amable tras su paso por Supervivientes.

Porque Sálvame no tendrá ningún inconveniente en retorcer los hechos de la forma que mejor le convenga para posicionar la historia hacia un lado u otro. En estos momentos Rocío es la niña mimada de la clase, pero no siempre tiene por qué ser así. En Sálvame podría enfrentarse al juicio constante de todos y cada uno de sus hechos, pero a diferencia del pasado, cuando estaba fuera del círculo, ahora formará parte de ese engranaje, y no le quedará otra que apechugar con las consecuencias.

A pesar de que pueda sentirse intocable, ahora Rocío no será la voz cantante como sí lo era en su serie documental y tendrá que ser partícipe de una maquinaria perfecta, la de Sálvame, que le puede jugar en su contra. Se estará enfrentando a críticas, algunas con toda probabilidad muy duras y, como indicaba Gema López, a una especulación sobre su vida privada que durante tantos años había conseguido llevar con discreción.

Además, para algunos espectadores este desembarco en Sálvame puede ser un retroceso con respecto a todos los argumentos utilizados en la docuserie y todo lo que había conseguido con respecto a su relato sobre violencia de género. Pero, de alguna forma, hay que caldear el ambiente para que la expectación no decaiga de cara a la segunda temporada de la serie documental, y qué mejor forma que hacerlo en el programa de más éxito de la cadena.

Por todo ello, quizás este termine siendo un sueño envenenado y Rocío esté sin saberlo, o quizás sin querer saberlo, metiéndose en la boca del lobo. Puede que participar en este programa que tanto ha contribuido a dañar su imagen (no solo ha contado con Antonio David hablando de ella durante años, sino también con comentarios de María Patiño y Lydia Lozano, que han pedido disculpas por haber formado parte del engranaje en su contra) sea una parada más en el camino de la recuperación que tanto ansía, pero los precedentes nos muestran que su paso por el programa no va ser un camino de rosas. Solo el tiempo nos lo dirá.

Más historias que te pueden interesar:

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios puedan establecer conexiones en función de sus intereses y pasiones. A fin de mejorar la experiencia de nuestra comunidad, hemos suspendido los comentarios en artículos temporalmente