Rocío Carrasco lanza un salvavidas a Telecinco

·4 min de lectura

Sálvame atraviesa uno de sus peores momentos debido a que Tierra amarga se ha erigido como un fuerte competidor que le está quitando audiencia cada tarde. La serie turca de Antena 3 ha conseguido captar a un gran número de seguidores al extremo de que la pasada semana la gran apuesta de la cadena de San Sebastián de los Reyes anotó máximo histórico y en los últimos días ha destronado al magacín de Telecinco. Sin embargo, la vuelta de Rocío Carrasco al plató ha surtido efecto, dando un necesario respiro al formato producido por La Fábrica de la Tele.

GUÍA | Los pasos que tienes que seguir para poder ver un tuit no disponible por tus preferencias de privacidad

Este mes de agosto se ha producido un cambio de paradigma en la televisión. Y es que Sálvame ha sido destronado por Tierra amarga, poniendo de manifiesto la crisis que vive el programa de Telecinco después de doce años en el aire de manera ininterrumpida. Los propios colaboradores no son ajenos a esta situación, siendo Antonio Canales quien soltó la liebre la pasada semana tras darse a conocer que el magacín no le renueva su contrato como tertuliano.

“Lo que no hay que hacer es hablar a tontas y a locas, lo que no hay que hacer es un programa aburrido como estáis haciendo últimamente. Hay que reinventarse. Hay que saber escuchar a la audiencia y no coger un tema y agotar a la audiencia. Los señores directores deben empezar a cambiar, a darle el público más alegría, a no mirarse el ombligo porque la audiencia es la que manda", sentenció el bailaor.

Y lo cierto es que no ha sido el único que ha hecho una rajada del programa dado que Kiko Matamoros, uno de los rostros habituales de la sobremesa, también se mostró tajante el pasado lunes tras su regreso de las vacaciones. El veterano colaborador fue incluso más allá, compartiendo su teoría sobre el verdadero culpable del desgaste de Sálvame. El problema no es Rocío Carrasco ni lo que ha contado Rocío Carrasco. El problema es cómo se ha tratado ese tema en este plató. Y eso hay gente que le ha parecido mal y que nos ha dado la espalda. Y si no somos conscientes de eso pues tenemos un problema como la copa de un pino. Y no solo Rocío Carrasco, la familia Flores-Moreno en general”, valoró el padre de Laura Matamoros dejando caer que el trato que se le ha dado a la serie documental protagonizada por Rocío Jurado les ha pasado factura.

Lo cierto es que el propio magacín es consciente de que su principal competidor, Antena 3, le pisa los talones. Y ahora más que nunca tras haber encontrado un auténtico filón con su apuesta de ficción turca para las tardes de la cadena. Por eso, Sálvame ha vuelto a contar con Rocío Carrasco que ha salido al rescate de Telecinco. La hija de Rocío Jurado ha regresado al plató tras varias semanas desaparecida en las que más de un espectador pensaba que se había bajado del barco del programa y que su sección Hable con ella había durado un suspiro.

Pero nada más lejos de la realidad. Rocío Carrasco ha vuelto a la pequeña pantalla justo cuando el programa y la cadena más la necesitan. Telecinco está a punto de perder el liderazgo después de 35 meses de excelente racha y, por tanto, Rociito se ha erigido como el incentivo que precisaban para atraer a la audiencia. Así que a pesar de que Antena 3 ha logrado esta semana acortar distancias, los registros de Sálvame ha subido con la presencia de la hija de Rocío Jurado en plató.

De este modo, Rocío Carrasco parece ser un salvavidas para la cadena, dando un respiro al formato. Así, en su última entrega emitida Sálvame Limón ha registrado un 12.8% de cuota de pantalla y 1.397.000 espectadores, Sálvame Naranja ha subido hasta el 17.6% de cuota de pantalla y 1.554.000 espectadores y Sálvame Tomate ha anotado un 14.9% de cuota de pantalla y 1.255.000 espectadores. Un incremento con el que el magacín ha logrado imponerse a Tierra amarga que en su capítulo del miércoles 25 de agosto ha cosechado un 16.9% de share y ha congregado a 1.508.000 espectadores de media. Como se puede apreciar, aunque el programa de Telecinco no ha logrado restar audiencia al drama turco en la estricta franja de coincidencia, sí que ha conseguido plantarle cara.

La realidad es que la puesta en escena de Rocío Carrasco, tan promocionada por Kiko Hernández desde el pasado lunes, no es baladí ya que ha acudido a Sálvame para empezar a caldear el ambiente de cara a la segunda temporada de la docuserie que protagoniza. El avance de En el nombre de Rocío puso de manifiesto que se avecina tormenta para José Ortega Cano y lo cierto es que la hija de Rocío Jurado se ha reafirmado en la idea de la existencia de un diario secreto de su madre. Porque más allá de comentar que no ha recibido ninguna llamada de sus hijos, Rociito ha querido dejar claro que se va a decir toda su verdad en su nuevo proyecto televisivo.

En conclusión, mientras que la telenovela turca emitida en Antena 3 está batiendo récords, Sálvame se resiste a permanecer por más tiempo en la cuerda floja y recurre a la infalible Rocío Carrasco quien ha vuelto a sacar su artillería pesada para que el programa coja un poco de impulso.

Más historias que te pueden interesar:

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios puedan establecer conexiones en función de sus intereses y pasiones. A fin de mejorar la experiencia de nuestra comunidad, hemos suspendido los comentarios en artículos temporalmente