¿Se le está volviendo todo en contra a Rocío Carrasco?

Nuria Hernández
·8 min de lectura

Hablar de temas muy sensibles para la sociedad en televisión puede traer consigo cosas muy positivas... y otras no tanto. Desde el inicio de la emisión de Rocío: contar la verdad para seguir viva son muchas las voces que han alabado la valentía de Rocío Carrasco a la hora de afrontar asuntos muy dolorosos para ella y hacerlo a corazón abierto. Son muchas las asociaciones de víctimas de violencia de género que han acudido a los platós de Telecinco para apoyar el testimonio (siempre desde su punto de vista y siempre respetando la presunción de inocencia de Antonio David ante las graves acusaciones de Rocío. Además, hay que recordar que la demanda de malos tratos interpuesta contra él fue sobreseída por un juez) de la hija de Rocío Jurado y han comentado que gracias a sus palabras, son muchas las mujeres que se han atrevido a denunciar en las últimas semanas. 

Rocio Carrasco during the press conference ''Que no daria yo por se Rocio Jurado''  , in Madrid, Spain, on January 31, 2020.(Photo by Oscar Gonzalez/NurPhoto via Getty Images)
Rocio Carrasco during the press conference ''Que no daria yo por se Rocio Jurado'' , in Madrid, Spain, on January 31, 2020.(Photo by Oscar Gonzalez/NurPhoto via Getty Images)

Los que intentan desmontar a Rocío

Pero en los últimos días parece que todo esto se le estuviera volviendo en contra a Rociito y algunos intentan desmontar su testimonio a golpe de artículo o entrevista televisiva. Uno de los episodios más terribles que contó Rocío en el primer capítulo del documental fue su intento de suicido. La madre de Rocío Flores se abría en canal contando de manera desgarradora y envuelta en un mar de lágrimas como en 2019 vivió su peor momento. Todo sucedió, según ella relató, el 5 de agosto de 2019, cuando intentó suicidarse porque había tocado fondo. Rocío contó con pelos y señales cómo fue ese momento en el que quiso desaparecer, enseñó el informe médico de su ingreso en un hospital y dio todos los detalles sobre que al enterarse de que la prensa merodeaba por el centro consideró que iba a estar más tranquila en su domicilio y le dieron el "alta por fuga". "Decidí que no quería seguir viviendo, determino que no puedo, que yo ya había hecho todo lo posible para que eso cesara, había puesto en manos de la Justicia una serie de actitudes que yo consideraba maltrato. No quería seguir viviendo de esa manera y la única manera era quitarme de en medio, y me tomé varias pastillas diferentes", decía Rocío en el episodio O del documental

Este martes, el diario El Mundo ponía en duda el testimonio de Carrasco dando la cifra exacta de pastillas ingeridas y asegurando que, tras consultar a varios expertos, supuestamente sólo fueron "dos ansiolíticos y un antidepresivo de uso común en los trastornos ansioso-depresivos como el que sufre, y en absoluto se trata de una dosis letal. Los efectos más probables de esa ingesta serían aletargamiento, somnolencia o mareo, pero nunca un daño grave sobre la salud”. Este artículo ha generado numerosos comentarios en los platós de televisión, donde parece que se estuviera dirimiendo en un juicio mediático quién en todo este asunto tiene la razón. 

Una de las grandes defensoras de Rocío Carrasco, la periodista Paloma García Pelayo, quiso aclarar en El Programa de Ana Rosa que lo que afirmaba El Mundo "no era la verdad probada". Para ello, la periodista leyó textualmente algunos puntos de esos informes de cuando Rocío acudió al hospital: "En los informes médicos no aparece esa apreciación", continuó manteniendo. "En el informe de Sanchinarro -el hospital- pone 'intento autolítico, mientras que en el segundo se habla de 'intento de suicidio autolítico", afirmó. Además, Paloma quiso explicar otro punto que según El Mundo no aparece en el informe, cuando Rocío cuenta que mencionó el Puente de Segovia como segundo plan por si el primero no funcionaba. "Le habría gustado que su plan funcionara y que siempre queda el Puente de Segovia para volver a intentarlo", leyó en voz alta textualmente la periodista antes de pedir más rigor a la hora de informar de algo tan delicado. Siguiendo la estela de García Pelayo, el diario ABC publicaba después, "con autorización de la paciente, los informes médicos de urgencias y su posterior ingreso", que corroboran la versión de Rocío Carrasco. 

¿Todo vale por la audiencia? 

Más allá de todo esto y que es algo que estaba claro que iba a suceder debido al interés que ha generado que Carrasco hable ahora después de guardar silencio durante más de 20 años, subyace la puesta en duda de todo el testimonio que da Rocío y que sin duda es debido al 'circo' mediático y televisivo que se le está, seguramente, volviendo en su contra. Si en un principio todos, opinión pública, medios y redes, cerraban filas con ella, ahora son muchas las voces que salen en su contra. En un principio se le criticó que cobrara por contar su historia, algo que no tiene ningún fundamento y que para nada hace menos creíble lo que pueda contar en primera persona. 

Sonsoles Ónega pide a los espectadores que voten en la encuesta sobre Rocío y Antonio David.
Sonsoles Ónega pide a los espectadores que voten en la encuesta sobre Rocío y Antonio David.

Pero ahora todo esto va más allá y programas como Sálvame o Viva la vida copan buena parte de sus horas en directo hablando del tema y con algunos testimonios (Jorge Javier Vázquez no puede contener la risa cuando entrevista, por ejemplo, a José María Franco, ex chófer de la Jurado) que hacen que muchos duden lo que Rocío está relatando a través de los capítulos de su documental. También han salido voces que tratan de 'desmontarla', como Rosa Benito, que ha desmentido muchas de sus afirmaciones desde el plató de Ya es mediodía. Y es que Rocío 'vende' o, mejor dicho, da muchos puntos de share. Incluso hace un par de semanas, en Ya es mediodía hicieron una encuesta para que los espectadores votaran si estaban con Rocío o con Antonio David, como si fuera una votación más de Gran Hermano o Supervivientes, un momento que fue muy criticado porque algo así no debería someterse a un debate tan frívolo como si fuera un reality más de la cadena. "La cosa está muy igualada", llegaba a decir Miguel Ángel Nicolás como si se estuviera hablando de a quién expulsar de la isla en Honduras. "No sé, hay debates que yo creo que a estas alturas de la sociedad son un show innecesario", decía entonces Borja Terán, conocido critico de televisión.

Y es que, ¿cómo pudo Viva la vida montar el 'show' que montó el domingo por la tarde con la amiga de Argentona de Rocío? Cristina Cárdenas acudió el domingo al plató de Emma García para contar lo que ella, supuestamente, conocía que ocurría entre Rocío Carrasco y Antonio David durante sus años en la localidad catalana. Cárdenas, llorando como una magdalena, aseguró haber sido testigo, siempre según sus palabras, de "supuestos malos tratos del ex guardia civil a su entonces pareja". Además, explicó que, también supuestamente, tiene en su poder una cinta en la que se verificaría esa afirmación. 

Cuando la presentadora le dijo que mandara un mensaje a Antonio David, ella empezó a hacer un show entre terrorífico y surrealista entonando la canción de Pesadilla en Elm Street y al final enseñó una cinta y añadió: "Nunca más dormirás". García se mostró en shock ante lo que estaba viendo, pero es cierto que nadie paró a Cristina en ese momento y muchos telespectadores criticaron que no se hiciera. "Ha sido en un momento inoportuno porque no pensaba llorar, pero este se está cagando la pata abajo ahora", dijo Cárdenas refiriéndose al ex de Carrasco. 

Cristina Cárdenas en Viva la vida.
Cristina Cárdenas en Viva la vida.

¿Hacer un show irrisorio y absurdo con un tema tan sumamente doloroso para muchas mujeres? ¿Qué pensará la propia Rocío de todo esto? Tal es el bochorno que produjo ese momento -que duró casi dos minutos- que Sálvame no lo emitió en su programa del lunes, quizá entendiendo -con mucha lógica- que no se puede jugar así con un asunto de tanta gravedad. Es cierto que la televisión no está para juzgar a nadie (aunque a veces nos dé esa sensación) y que las cadenas están ahí para ganar dinero gracias a la audiencia (de ahí que el documental esté también troceado en 12 episodios para tenernos enganchados durante meses a la historia), pero es necesario preguntarse si todo vale para lograrlo. 

El propio Jorge Javier hacía el sábado en el Deluxe una reflexión importante al respecto: "Ahora me voy a echar a la directora y a todo Mediaset encima con lo que voy a decir. Creo que debatimos demasiado y hay cosas que no tienen debate. La propia dinámica de esta cadena lo que nos hace es debatir y opinar continuamente y yo creo que hay muchísimas ocasiones en las que no deberíamos hacerlo porque no hay debate. En este momento que es tanto debatir y tanta opinión no lleva absolutamente a nada. No podemos estar 24 horas hablando de Rocío Carrasco porque al final lo que pasa es que te produce el efecto rechazo".

Sobre todo, a nadie se le puede olvidar que ahí hay una mujer, Rocío Carrasco, desgarrándose al contar su vida (o al menos cómo la ha vivido ella) a la que lamentablemente se vuelve a poner en cuestión como se lleva haciendo muchos años cuando muchos la llamaron 'mala madre' tanto en un plató (incluso en los platós que ahora se vanaglorian de ser más feministas que ninguno) como por la calle (ella misma lo afirma en el documental). Y también hay dos hijos, Rocío y David Flores, que están sufriendo todo esto y que, por ahora, guardan silencio y viven este drama televisivo en sus propias carnes porque para ellos es su realidad... y no un reality show. 

Más historias que te pueden interesar: