Rocío Carrasco destapa una mentira contada y creída durante años en televisión

Cine 54
·4 min de lectura

La esperada visita de Rocío Carrasco al plató de Telecinco ha destapado una mentira contada y creída desde hace tiempo en los platós de Telecinco, sobre todo en Sálvame. La entrevista, realizada por Jorge Javier Vázquez y Carlota Corredera, ha congregado a más de tres millones de espectadores que han seguido en directo el desmentido de la protagonista de la docuserie a una supuesta llamada en la que ella descolgó el teléfono y le dijo a su hija Rocío Flores que no le volviera a llamar más porque, básicamente, no es bien recibida. 

Tanto los presentadores como los propios espectadores se han quedado sorprendidos ya que Rociito ha ido más allá describiendo todas las llamadas que ha recibido en los últimos años de su primogénita y explicando por qué no le coge el teléfono ya que considera que a sus 25 años la joven aún está completamente manipulada por Antonio David Flores.

©Mediaset
©Mediaset

La reaparición de Rocío Carrasco en pleno directo de Telecinco no solo ha impulsado la emisión de los próximos episodios de la docuserie sino que ha resuelto una de las dudas más extendidas en estas últimas semanas: ¿por qué no se ha puesto en contacto con su hija Rocío Flores?

Pues bien, la esperada explicación de Rocío Carrasco ha servido para destapar una mentira contada y creída durante años en televisión. La entrevistada primeramente ha recordado que lleva sin ver a su hija desde el 27 de julio de 2012 cuando la por entonces menor le agredió. Si bien ha dejado caer que quiere reencontrarse con Rocío Flores lejos de las cámaras ha confesado que “ni estoy preparada ni creo que ella esté preparada y creo que no es ni el lugar ni el momento. A mí no me gustaría perder esa esperanza”.

Seguidamente Rocío Carrasco ha aclarado las llamadas que ha recibido por parte de su hija. Y es que la pasada semana Rocío Flores no se cortaba a la hora de dirigirse a su madre en El programa de Ana Rosa donde colabora: "Ayer volví a llamar a mi madre otra vez. Dos veces. Y veo que ya la única manera que hay de poder contactar es públicamente por lo que estoy viendo. Mamá, tus hijos no te los ha arrancado nadie. Tus hijos están aquí. Tu hija y tu hijo. Levanta el teléfono. Llámanos. Habla con nosotros. Siéntate con nosotros”.

Un llamamiento desesperado que ha obtenido respuesta en directo ya que Rocío Carrasco ha explicado por qué no ha atendido las llamadas de su hija días antes de sentarse en un plató de televisión. “Me ha llamado las veces que he dicho que me ha llamado. El 3 de diciembre y dos veces. Y una posterior. Me ha llamado el día antes de Ana Rosa y al día siguiente de Ana Rosa también. Me ha llamado, quitando el 3 de diciembre, tres veces.

En este contexto, Rociito ha negado una llamada creída durante años en televisión como ha sacado a la luz Carlota Corredera durante la entrevista: “Nosotros hemos contado en los platós que tú habías recibido una llamada de tu hija, que le habías cogido el teléfono y le habías dicho: Aquí no vuelvas a llamar, yo no soy tu madre”.

“Eso no es verdad”, ha expresado Rocío Carrasco asegurando que nunca se ha producido esa llamada. “Jamás en la vida le he dicho yo a mi hija: Aquí no vuelvas a llamar. Yo no soy tu madre. Jamás en la vida”.

“Esto era como una verdad sagrada”, ha comentado Jorge Javier Vázquez muy sorprendido de que la protagonista de la entrevista más esperaba haya sacado de dudas a todos los espectadores. Y es que la hija de La más grande ha dejado claro que se habían producido llamadas con Rocío Flores pero, ni mucho menos, con la asiduidad y reiteración que ha dado a entender la joven.

Asimismo la protagonista de Rocío. Contar la verdad para seguir viva ha incidido en la idea de que Rocío Flores, a sus 25 años, aún está completamente manipulada por Antonio David Flores y, en parte, por esto considera que no es el momento propicio para descolgar el teléfono: “Las condiciones no son las idóneas. Sé que todo lo que gira en torno a no es el ambiente idóneo para llevar a cabo según qué cosas”.

En este punto Rocío Carrasco ha explicado que todavía tiene que pasar tiempo y, sobre todo, que ella misma se sienta preparada para dar el paso: “Yo lo que tengo que hacer es prepararme. Con terapia, con fármacos, con médicos”. Es decir, para evitar más especulaciones, ha aclarado que sigue las directrices de profesionales: “Yo cuando digo que no estoy preparada es porque tengo detrás un equipo que me dice: no hagas eso, vas a volver al principio. A la casilla de salida”.

En resumen, Rocío Carrasco ha sacado a relucir que aquella polémica conversación entre madre e hija, en la que le dijo a Rocío Flores que no le llamara más, simplemente no se ha producido. Asimismo ha justificado que no ha respondido a las llamadas de la joven por motivos de salud pero que sigue queriendo a su primogénita: “Nunca se deja de querer a un hijo. Qué va. No”.

Más historias que te pueden interesar:

Imagen: ©Mediaset